¡Vivan los novios!

película de 1970 dirigida por Luis g berlanga

¡Vivan los novios! (1970) es una película de comedia negra dirigida por Luis García Berlanga, con guion de Rafael Azcona y Luis García Berlanga. Se trata de la primera película en color del director valenciano. Fue candidata a la Palma de Oro a la mejor película en el Festival de Cannes en 1970.[1]​ Se estrenó en Madrid el 20 de abril de 1970 y se mantuvo en cartel hasta el 23 de mayo.

ArgumentoEditar

(Este argumento contiene el final de la película)

Leonardo, empleado de un banco de provincias, viaja a Sitges con su madre para casarse con Loli, dueña de una tienda de souvenirs, con la que mantiene relaciones formales desde hace años. Leonardo es un hombre reprimido, que tiene fantasías eróticas con mujeres jóvenes, rubias y extranjeras. En su última noche como soltero, decide salir en busca de una aventura. La noche no se desarrollará como él se esperaba y, después de la negativa de varias chicas, vuelve al apartamento. Al volver a casa se encuentra el cadáver de su madre en una piscina de plástico. Ante tal suceso, su novia y su cuñado deciden ocultar el cadáver, ya que ella no está dispuesta a retrasar la boda. Tras la boda, tienen que resolver el problema de la difunta madre de Leonardo. Su ya mujer, Loli, y su cuñado Paco deciden, sin la aprobación de nuestro protagonista, arrojar el cadáver al mar. Sin embargo, un pescador la encuentra al quedar prendida en un arpón.[2]​ Finalmente, y tras una noche de duelo, se procede a un majestuoso entierro.[3]

RepartoEditar

CríticaEditar

La película tuvo una mala acogida por la crítica especializada, y pasó prácticamente inadvertida para la mayor parte del público. La mayoría le reprochaba un estilo muy soez y grosero, una planificación descuidada y una historia exagerada. No causó la reacción que se esperaba a unos temas tan conflictivos como el mito de la madre, el matrimonio y la España internacional.

Algunos críticos señalaron que Berlanga se apoyaba en un neorrealismo facilón, a veces vulgar y que se basaba en el chiste fácil. Dijeron que existía una falta total de imaginación y rigor. Se acusó a Berlanga de copiarse a sí mismo. Para muchos fue la película más representativa del absurdo.

Francisco Perales, en su libro, defiende la película, señalando que «lo que nadie supo descubrir es que Berlanga ofrecía la visión de una España que se esforzaba inútilmente en ser europea e internacional, moderna y vanguardista, pero que, desgraciadamente, resultaba infantil, arcaica y ridícula.»[2]

Palmarés cinematográficoEditar

  • Nominada a la Palma de oro a la Mejor Película en el Festival de Cannes de 1970.
  • José Luis López Vázquez nominado al Fotogramas de Plata al Mejor intérprete de cine español en 1971.[4]

ReferenciasEditar

  1. «¡Vivan los novios! en Filmaffinity». Consultado el 28 de abril de 2012. 
  2. a b Perales, Francisco (1997). Luis García Berlanga (1ª edición). Madrid: Ediciones Cátedra. pp. 267-268. ISBN 84-376-1565-8. 
  3. «¡Vivan los novios!, una muerte anunciada». Archivado desde el original el 21 de septiembre de 2012. Consultado el 28 de abril de 2012. 
  4. «Premios de "¡Vivan los novios!"» (en inglés). Consultado el 28 de abril de 2012. 

Enlaces externosEditar