Abu Ayyub al-Muryani

Abu Ayyub al-Muryani[1]​ († 770) fue el primer visir de al-Mansur, segundo califa abasí en 754-775.[2]

Era originario de un pueblo de Muryan, en Juzistán (en el sudoeste del actual Irán); el nisba de su nombre árabe, al-Muryani, significa "de Muryan". Durante los últimos años de la dinastía omeya fue secretario en la administración califal, y pasó al servicio de al-Mansur poco después de la revolución de 749-750 que marcó el advenimiento de la dinastía abasí.[2]

Abu Ayyub participó de la conjura urdida por al-Mansur para asesinar al poderoso caudillo jorasaní Abu Muslim, cuya popularidad y poder en Persia y zonas aledañas amenazaban la estabilidad de la recién establecida dinastía abasí.[3]

Tras la fundación de Bagdad en 762, Abu Ayyub fue el encargado de adjudicar una cuarta parte de las tierras de la nueva capital. Él y su familia acumularon una inmensa fortuna, adquiriendo extensas propiedades en su Juzistán natal y en la región de Basora (al sur del actual Irak).[2]

Cayó en desgracia en 770, al enfrentarse a Khalid ibn Barmak, un rival por el puesto de visir, quien fue apoyado por el chambelán Rabi ibn Yunus. Abu Ayyub fue acusado de corrupción y encarcelado junto a su hermano (también llamado Khalid); ambos murieron en prisión. Al año siguiente el califa hizo ejecutar a los hijos de su hermano Khalid.[2]

Notas y referenciasEditar

  1. Abu Ayyūb al-Muryānī
  2. a b c d Kennedy, Hugh (2004): La corte de los califas. — Crítica, Barcelona, 2008, págs. 56-57. ISBN 978-84-8432-974-9
  3. Kennedy, Hugh (2004), págs. 34-37 y 57.