Abu El-Ola

califa almohade

Abu l-Ola (en árabe, أبو العلا المأمون إدريس بن المنصور‎; abū l-‘ulā al-mā'mūn idrīs ibn al-manṣūr) (fallecido el 16 o 17 de octubre de 1232) fue un gobernador de al-Ándalus que en 1227 se hizo soberano independiente, sublevándose contra su hermano Abu Muhámmad al-Ádil, emir de los almohades, en cuyo nombre gobernaba. Tomó el nombre de al-Mamún y pasó a África con un poderoso ejército declarando la guerra a su sobrino Yahya al-Mutásim, quien había sido proclamado califa por los asesinos de al-Ádil. Venció a Yahya y tomó Marruecos, pero al descuidar el gobierno de al-Ándalus, surgieron las terceras taifas, quedando así muy limitado el poder de los almohades en 1230.

Origen y primeros cargosEditar

Era hijo del tercer califa almohade, Abu Yúsuf Yaacub al-Mansur y hermano del también califa Abu Muhámmad al-Ádil, al que apoyó contra el tío de ambos, Abu Muhámmad al-Majlú.[1]​ Su madre era hija de Muhámmad ibn Mardanís.[2]

Cuando su hermano se proclamó califa en Murcia en marzo de 1224, Abu l-Ola era gobernador de Córdoba.[3]​Al-Ádil le entregó el gobierno de Sevilla y al anterior gobernador de esta, Abdalah el Baezano le dio el de Córdoba.[4]​La sombría situación militar en la península ibérica hizo que al-Ádil optase por pasar al Magreb, Abu l-Ola quedó encargado de los territorios andalusíes que reconocían su autoridad, muy castigados por las incursiones leonesas y castellanas, y por la rebelión de El Baezano, que se había alzado contra al-Ádil en el invierno del 1224.[4]​ Entre noviembre del 1225 y septiembre del 1227, Abu l-Ola siguió fiel a su hermano y logró vencer al rebelde de Baeza en marzo del 1226.[4]

ReinadoEditar

Fue el tercer hijo del califa Abu Yúsuf Yaacub, que alcanzó el trono almohade.[5]​ Se proclamó califa en Sevilla el 15 de septiembre de 1227.[5]​ Acataron su autoridad Sevilla, la zona valenciana y parte de al-Ándalus.[6]​ A partir de agosto del 1228, tuvo que hacer frente al levantamiento de Ibn Hud.[2]​ Al mismo tiempo y para evitar las acometidas de Fernando III de Castilla, tuvo que pagarle a este onerosas parias.[2]​ Mientras, en el Magreb, su sobrino Yahya al-Mutásim se había hecho con el control de Marrakech.

En octubre del 1228, pasó al Magreb y logró expulsar de la capital almohade a su sobrino al-Mutásim, pero perdió al mismo tiempo el dominio de la península ibérica, que se dividió en las terceras taifas, e Ifriquiya, que gobernaban autónomamente los hafsíes desde el 1223.[2]​ Abjuró de la doctrina almohade y trató de reformar la corte.[2]​ Incapaz de detener la expansión de los benimerines, no pudo detraer recursos para recuperar al-Ándalus o Ifriquiya y falleció el 17 de octubre de 1232 al regreso de un infructuoso asedio de Ceuta, donde uno de sus hermanos se había rebelado contra él.[2]​ Fue sucedido por su hijo Abd al-Wáhid II.

ReferenciasEditar

  1. Viguera Molins, 2007, pp. 321-322.
  2. a b c d e f Viguera Molins, 2007, p. 325.
  3. Viguera Molins, 2007, p. 322.
  4. a b c Viguera Molins, 2007, p. 323.
  5. a b Viguera Molins, 2007, p. 324.
  6. Viguera Molins, 2007, pp. 324-325.

BibliografíaEditar

  • El contenido de este artículo incorpora material de la Enciclopedia Universal Ilustrada Europeo-Americana (Espasa), cuya publicación fue anterior a 1942, por lo que se encuentra en el dominio público.
  • Julien, Charles-André. Histoire de l'Afrique du Nord, des origines à 1830, Payot, Paris, 1994.
  • Viguera Molins, María Jesús (2007). Los reinos de Taifas y las invasiones magrebíes: Al-Andalus del XI al XIII. RBA. ISBN 9788447348152. 


Predecesor:
Abu Muhámmad al-Ádil
Califa almohade
1229-1232
En guerra contra Yahya al-Mutásim (1227-1229)
Sucesor:
Abd al-Wáhid II