Abrir menú principal

Abu Muhámmad Abdalah al-Ádil (en árabe: عبد الله العادل ‘Abd al-Lāh al-‘Ādil) fue elegido califa de los almohades en 1223 tras el estrangulamiento de su predecesor, su hermano Abu Muhámmad al-Majlú. Su visir fue Abû Zayd Abî Muhammad ben Abî Hafs, que previamente había servido a su padre, Muhámmad an-Násir, y a su hermano, Yaqub II, como gobernador de Ifriqiya.

Abu Muhammad al-Adil
Abu Muhammad 'Abd Allah - Almohad AV Dinar 10401144.jpg
Información personal
Nacimiento 1170 Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 4 de octubre de 1227 Ver y modificar los datos en Wikidata
Marrakech, Benimerines Ver y modificar los datos en Wikidata
Causa de la muerte Ahogamiento Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Al-Ándalus Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Familia nobiliaria Imperio almohade Ver y modificar los datos en Wikidata
Padre Abu Yusuf Yaqub al-Mansur Ver y modificar los datos en Wikidata
Información profesional
Ocupación Político Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Califa almohade (1224-1227) Ver y modificar los datos en Wikidata

Índice

Origen y primeros cargo sEditar

Era hijo del tercer califa almohade, Abu Yúsuf Yaacub al-Mansur.[1]​ Cuando su tío Abu Muhámmad al-Majlú se proclamó califa en Marrakech el 1 de enero de 1224, gobernaba Murcia.[1]

CalifaEditar

Se alzó contra su tío el 6 de marzo de ese mismo año, instigado por un visir que había sido desterrado de la corte.[2]​ Le apoyaron en la rebelión varios de sus hermanos, que gobernaban a la sazón Córdoba, Málaga y Granada.[1]​ Así, logró ser reconocido como califa por casi todo al-Ándalus, salvo por la zona valenciana, que siguió fiel a su tío.[1]​ En Sevilla lo acató Abdalah el Baezano, gobernador de la ciudad, pese a que este era hermano del gobernador de Valencia.[2]

En septiembre de 1224 fue destronado su tío y rival y parte del Magreb se le sometió, pero no pasó a África hasta un año después, en noviembre de 1225.[2]​ En el invierno del 1224, se rebeló contra él El Baezano, al que había entregado el gobierno de Córdoba para dar el de Sevilla a su hermano Abu El-Ola, que también se alzó contra él.[3]​ El Baezano se coaligó con Fernando III de Castilla y se encastilló en Baeza, que las fuerzas califales no pudieron expugnar.[4]

Los almohades sufrieron una serie de reveses: los leoneses corrieron las tierras sevillanas y los derrotaron en Tejada; Fernando III conquistó Quesada en otoño del 1225, taló Murcia el año siguiente y sometió a vasallaje al gobernador de la región valenciana.[4]​ Temiendo ser vencido, al-Ádil pasó al Magreb en noviembre de 1225 y dejó el precario gobierno andalusí en manos de su hermano Abu el-Ola.[4]​ Este se alzó contra él en septiembre del 1227, veinte días antes de que al-Ádil fuese asesinado en Marrakech.[4]

En el Magreb tuvo que afrontar rebeliones de algunas tribus con el sostén de otras que, sin embargo, finalmente se volvieron contra él, lo derrocaron, y dos semanas más tarde le dieron muerte, el 5 de octubre de 1227.[4]​ Los asesinos reconocieron al principio a su hermano Abu el-Ola, pero al poco se arrepintieron de ello y entregaron el trono al hijo del asesinado Yahya.[4]

ReferenciasEditar

  1. a b c d Viguera Molins, 2007, p. 321.
  2. a b c Viguera Molins, 2007, p. 322.
  3. Viguera Molins, 2007, pp. 322-323.
  4. a b c d e f Viguera Molins, 2007, p. 323.

BibliografíaEditar

  • Histoire de l'Afrique du Nord, des origines à 1830, de Charles-André Julien, edición original de 1931, reeditado por Payot, en París, en el año 1994.
  • Viguera Molins, María Jesús (2007). Los reinos de Taifas y las invasiones magrebíes: Al-Andalus del XI al XIII. RBA. ISBN 9788447348152. 


Predecesor:
Abu Muhámmad al-Majlú
1224
Califa almohade
1224-1227
Sucesor:
Abu Zakariyya al-Mutasim
(1227-1236)
Abu Ala Al-Mamun
(1227-1232)