Acción trópica

La acción trópica es el mecanismo hormonal por el cual las dos glándulas centrales del cuerpo de los vertebrados, el hipotálamo y la adenohipófisis, estimulan la secreción de nuevas hormonas en sus tejidos diana: las glándulas endocrinas periféricas.[1]

Hormonas trópicas: Hormona A y Hormona B.

La acción trópica tiene lugar mediante la actividad de las hormonas trópicas (de la raíz griega τρόπος tropos, que significa ‘dirección’, ‘rumbo’),[2]​ que estimulan la secreción de las glándulas del cuerpo.

HistoriaEditar

En la década de 1950, los grupos de Guillemin y Saffran descubrieron la existencia de sustancias hipotalámicas con «acción hipofiso-trópica» (‘que se dirige a la hipófisis’).

En 1969, fue identificado el primer factor hipofisotrópico, el factor liberador tirotrópico (TRF), llamado actualmente TRH.[3]

En 1977 Andrew Schally y Roger Guillemin recibieron el premio Nobel de Medicina, por su planteamiento de que la secreción de la hipófisis estaba controlada por el hipotálamo, y por la identificación y la caracterización de la hormona TRH y de otras hormonas liberadoras.[4]

Hormonas trópicasEditar

Hay dos categorías de hormonas trópicas o liberadoras: las hormonas trópicas del hipotálamo y las hormonas trópicas de la adenohipófisis.

Hormonas hipofisotrópicasEditar

El término «hipofiso-trópica» indica su destino: ‘que se dirige a la hipófisis’, el lugar donde ejercerá sus efectos hormonales.
Las hormonas hipofisotrópicas son segregadas en el hipotálamo, y regulan la secreción de las hormonas en la hipófisis anterior.[5]

Anteriormente, se denominaron «factores hipofisiotrópicos» o «factores liberadores» (o RF, del inglés releasing factor). Actualmente, se denominan hormonas liberadoras (o RH, del inglés releasing hormones): TRH, GnRH, CRH, (GHRH), y son hormonas de naturaleza peptídica.[3]

Hormonas trópicas de la adenohipófisisEditar

Denominadas genéricamente «tropinas», son segregadas por las células de la adenohipófisis y regulan la secreción de hormonas en las glándulas endócrinas periféricas. Ejemplos de ellas son: la tirotropa o tirotropina (TSH), que estimula a la tiroides, y la hormona adrenocorticotropa o adrenocorticotropina (ACTH), que estimula a la corteza adrenal.
Las hormonas trópicas que afectan a numerosos procesos se denominan pleiotrópicas.

Hormona tróficaEditar

Un concepto diferente es el de hormonas tróficas (del griego τροφικός trophicos 'alimento' o 'nutrición'), ilustra la idea de que la hormona trófica 'nutre' a la célula objetivo del órgano periférico, es decir que controla el crecimiento y la función de sus células blanco.[6]
Las hormonas tróficas controlan el crecimiento y la función de los tejidos, incluidos las glándulas endócrinas relacionadas, como entre la hipófisis y todas las glándulas periféricas.[7]
Las hormonas que no están categorizadas como tróficas son aquellas que estimulan órganos que poseen escasas células con actividad endocrina, como pueden ser el corazón, los pulmones, el timo, el estómago, los riñones, el intestino delgado, las glándulas seminales y la próstata.

ReferenciasEditar

  1. Richard W. Hill, Gordon A. Wyse (2006). «14:Fisiología Endocrina y Neuroendocrina». Fisiología Animal. Médica Panamericana. pp. 468-469. Consultado el 16 de noviembre de 2020. 
  2. «Tropo». Diccionari de lingüística online. Universitat de Barcelona. Consultado el 13 de noviembre de 2020. 
  3. a b Dvorkin M., Cardinali D., Iermoli R. (2011). «38:Generalidades del Sistema Endocrino». Best & Taylor. Bases Fisiológicas de la Práctica Médica (14.ª edición). Médica Panamericana. p. 666. Consultado el 13 de noviembre de 2020. 
  4. Córdoba Saucedo U., Navarro Zarza J.E., Durán Pérez E.G., Peralta Calcaneo J.A., Alexanderson Rosas E.G. (2006). «Neurohormonas hipotalámicas: acciones biológicas y aplicaciones clínicas». Med Int Mex (Revisión) (Medigraphic Artemisa) 22 (6): 514-524. Consultado el 14 de noviembre de 2020. 
  5. OMS,OPS (ed.). «Hormonas Hipotalámicas». Biblioteca virtual de salud, Descriptores en Ciencias de la Salud. Consultado el 14 de noviembre de 2020. 
  6. Silverthorn D.H. (2008). «7:Introducción al Sistema Endócrino». Fisiologia humana: Un enfoque integrado (4a. edición). Médica Panamericana. p. 226. Consultado el 15 de noviembre de 2020. 
  7. Brandan N.C., Llanos I.C., Horac F.A., Tannuri H.O., Rodríguez A.N. (2014). Principios de Endocrinología. Universidad Nacional del Nordeste, Facultad de Medicina, Cátedra de Bioquímica. Consultado el 16 de noviembre de 2020.