Abrir menú principal

Accipiter cooperii

especie de ave

El gavilán de Cooper o azor de Cooper (Accipiter cooperii) es una especie de ave accipitriforme de la familia Accipitridae propia de América del Norte y regiones del desierto de Sonora, México, si bien algunos ejemplares emigran hacia el sur, llegando a avistarse ejemplares incluso en Panamá. No se conocen subespecies.[1]

La familia Accipitridae incluye a los milanos, aguilillas, gavilanes y águilas. Este gavilán sigiloso y solitario es un ave rapaz de cabeza grande. La especie es migratoria y de amplia distribución; los individuos de tamaño mediano con una longitud de 37-49 cm. Los machos pesan entre 235-300 gr y las hembras entre 413-598 gr. Su envergadura es de 9-99 cm, su cola larga y ligeramente redondeada (lo que ayuda a maniobrar en espacios reducidos); sus alas son cortas pero también redondeadas. Iris anaranjados a rojos; cere y patas amarillas a anaranjado pálido; corona y nuca negras, frente blancuzca, partes superiores azul grisáceo en el macho y café grisáceo en la hembra. Duermen sobre una pata con la cabeza oculta. En cuanto a su distribución en México, esta ave ha sido reportada para todos los estados del país. Habita principalmente bosques maduros, riparios, de coníferas maduros, de pino-encino, plantaciones de pino, bosques semiáridos, tierras con algunas partes abiertas y árboles espaciados, y en lugares cerca de ríos o lagos. Vive en climas templados subhúmedos, cálidos húmedos y subhúmedos y secos (BS, BW); y en altitudes desde 600 a más de 3,000 msnm. La extensión de su hábitat reproductivo se ha reducido considerablemente. Como todos los depredadores, puede tener un efecto regulador en las poblaciones de sus presas y en el mantenimiento de la diversidad local. Con respecto al estado de las poblaciones de esta especie en el país, no hay ningún estudio en México enfocado a evaluarlo; los trabajos regionales reportan poca información. En México no existen programas de manejo y conservación para esta ave. Se debe promover la reforestación de sus áreas sobreexplotadas así como evitar actividades forestales durante la temporada reproductiva. Asimismo, se debe controlar el uso de compuestos organoclorados y pesticidas organofosfatados en las actividades agropecuarias y evitar la cacería de estas aves. La NOM-059-SEMARNAT-2010 considera a la especie como Sujeta a protección especial y la IUCN 2019-1 como de Preocupación menor. Es necesario realizar estudios sobre esta especie en México. [2]

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar