Abrir menú principal
Botella de aceite de cacahuete, con vitamina E agregada como conservante.

El aceite de cacahuete o aceite de maní es un aceite vegetal preparado ya sea mediante cocción de los maníes (Arachis hypogaea) o mediante su extracción en una prensa hidráulica. Este aceite es de color muy claro y su idoneidad para aguantar altas temperaturas le convierte en aceite ideal en la cocina como aceite de freír. Tiene un sabor suave que le hace apropiado para elaborar ensaladas, mayonesas y vinagretas.

Este tipo de aceite es muy empleado en la cocina asiática (se emplea en el Wok).

ComposiciónEditar

La composición de ácidos grasos del aceite de maní para consumo humano es la siguiente (en porcentaje de peso en orden descendente)

Por cada 100 g de aceite de maní procedente de América del Sur, se tiene en promedio:

  • Grasas monoinsaturadas: 39 g (sobre todo oleico)
  • Ácidos grasos esenciales omega-6: 38 g
  • Ácidos grasos saturados: 23 g (palmítico, esteárico, behénico, araquídico)
  • Menos de 0,1 gramos de ácidos grasos esenciales omega 3

A favor (en términos de la dieta):

Contras:

  • Relativamente rico en ácidos grasos saturados (comparado con el aceite de oliva, colza o girasol)
  • Bajo en ácido graso esencial omega-3. Recordemos que el consumo ideal es un aporte omega-6/omega-3 entre 1/1 y 4/1 (En el ejemplo anterior es de 380/1)

Otros usosEditar

El aceite de maní de segunda extracción se utiliza en la fabricación de jabón.

Este aceite fue el primer combustible del motor Diésel.[1]

NotasEditar

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar