Adón (mitología)

título de deidad en el antiguo Cercano Oriente

En la antigua religión semítica, especialmente la religión cananita, el término Adón (en lengua semítica ʾdwn, hebreo אדון, cognado con el acadio adannu "poderoso" y, literalmente, "señor, patrón"), ha estado en uso como teónimo desde, al menos, la Edad de Bronce final, en contraste con Ba`al, "maestro".

En la tradición cananea, ʾadn ilm, literalmente "señor de los dioses" es un epíteto de El, pero ʾadn podría ser también un epíteto de otros dioses, especialmente de Tammuz. El epíteto de Tammuz entra en la tradición griega como un nombre propio, Adonis, el joven amante de Afrodita.

La tradición hebrea hace a Adón, "señor" o a Adonai, "mi señor", un epíteto de Yahveh descrito como el principal antagonista de Baal en el Tanaj. El epíteto llegó a ser usado como eufemismo para evitar invocar el nombre propio de la deidad, Yahveh. Aparece en el Tanaj más de trescientas veces.

El culto a Adonis ("título divino semita completado con un final griego" derivado de adon) en la Antigua Grecia, habría surgido en los tiempos de Safo.[1]

En textos ugaríticos, ʾdn con su significado de "señor" aparece varias veces. Es utilizado para referirse al señor y padre de reyes difuntos. El término ʾadn ʾilm rbm (que significa "el señor de los grandes dioses"),[2]​ es considerado por algunos un epíteto divino de Baal, mientras que otros piensan que se refiere a El, Mardij, Yaqar o Yarij.[3][4]ʾAdn ʾilm (que significa "el señor de los dioses") también aparece en los textos para referirse a El, y cuando se describe a Yam en la cima de su poder, es proclamado ʾadn o "señor (de los dioses)".[4]

Las familias de Ugarit se inspiraban en la estructura del mundo divino, cada una estaba encabezada por un ʾadn (es decir, en este contexto "maestro" o "patrón"). En general, este era el patriarca de la familia y puede haber alguna relación entre ʾadn y la palabra "padre", ʾad en Ugarit.[5]

CultoEditar

Su culto de desarrolló principalmente en la zona de la actual Siria, pero estaba muy extendido, llegando a Fenicia, y sobre todo en Gebal (actual Biblos), donde lo veneraban como el dios de la primavera que protegía la vegetación, que renacía cada año después del invierno, por lo que su culto y mitología se parecen mucho a la de Osiris.

Se le relaciona con la diosa Astarté / Ishtar de quien fue amante o esposo.

Véase tambiénEditar

BibliografíaEditar

  • Van der Toorn, K.; Becking, Bob; van der Horst, Pieter Willem (1999). Dictionary of Deities and Demons in the Bible. Wm. B. Eerdmans Publishing. ISBN 9780802824912. 
  • Cook, Stephen L.; Morse, Jane; Patton, Corrine; Watts, James Washington (2001). The Whirlwind: Essays on Job, Hermeneutics and Theology in Memory of Jane Morse. Continuum International Publishing Group. ISBN 9781841272436. 
  • Gordon, Cyrus Herzl; Rendsburg, Gary; Winter, Nathan H. (1987). Eblaitica: Essays on the Ebla Archives and Eblaite Language. Eisenbrauns. 
  • Van Dijk-Hemmes, Fokkelien; Becking, Bob; Dijkstra, Meindert (1996). On Reading Prophetic Texts: Gender-specific and Related Studies in Memory of Fokkelien Van Dijk-Hemmes. Brill. ISBN 9789004102743. 
  • Martin Litchfield, West (1997). The East Face of Helicon: West Asiatic Elements in Greek Poetry and Myth. Oxford University Press]]. ISBN 0198152213. 
  • Thiollet, Jean-Pierre (2005). Je m'appelle Byblos. H & D. ISBN 2 914 266 04 9. 

ReferenciasEditar

  1. West, 1997, p. 448.
  2. Gordon et al., 1987, p. 211.
  3. Van Dijk-Hemmes et al., 1996, p. 211.
  4. a b van der Toorn, 1999, p. 532.
  5. Cook et al., 2001, pp. 48-49.