Abrir menú principal

Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg

Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg (en alemán: Adelheid von Löwenstein-Wertheim-Rosenberg; en portugués: Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg; Kleinheubach, Reino de Baviera, 3 de abril de 1831 - 16 de diciembre de 1909, Ryde, Reino Unido), princesa de Löwenstein llevó, por su matrimonio, el título de cortesía de "reina consorte de Portugal", por su matrimonio con el depuesto rey Miguel I de Portugal. Siendo viuda, aseguró matrimonios muy ventajosos para sus seis hijas.

Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg
Duquesa consorte de Braganza
Princess Adelaide of Lowenstein Werheim Rosenberg, Duchess of Braganza (1885).svg
Adelaida de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg.
Información personal
Nombre secular Sophie Louise Amelie Adelheid Johanne Leopoldine
Otros títulos Princesa de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg
Nacimiento 3 de abril de 1831
Kleinheubach, Baviera
Fallecimiento 16 de diciembre 1909
(78 años)
Ryde, Isla de Wight,
Reino UnidoBandera de Reino Unido Reino Unido
Entierro Panteón de los Braganza
Familia
Casa real Löwenstein-Wertheim-Rosenberg
Padre Constantino de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg
Madre Inés de Hohenlohe-Langenburg
Cónyuge Miguel I de Portugal
Descendencia María de las Nieves de Portugal
Miguel de Portugal
María Teresa de Portugal
María José de Portugal
Adelgunda de Portugal
María Ana de Portugal
María Antonia de Portugal

BiografíaEditar

Adelaida nació en el Castillo de Kleinheubach, cerca de Miltenberg, Baviera. Procedente de una rama morganática de la Casa de Wittelsbach, cuyos estados fueron mediatizados por la influencia del cónsul francés Napoleón Bonaparte durante el Reichsdeputationshauptschluss de 1803. Era hija de Constantino José (1802-1838), príncipe heredero de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg, que murió a los siete años de su nacimiento, y de la princesa María Inés de Hohenlohe-Langenburg (1804-1833). Sus abuelos paternos fueron Carlos Tomás, príncipe de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg y su esposa, la condesa Sofía de Windisch-Grätz. Sus abuelos maternos fueron Carlos Luis III, príncipe de Hohenlohe-Langenburg y la condesa Amalia Enriqueta de Solms-Baruth.

La princesa tuvo un solo hermano, el príncipe Carlos, VI príncipe de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg, quien, viudo en 1861 y padre de una familia numerosa, ingresará a la Orden Dominicana en 1907, retirándose al convento de Venlo en los Países Bajos.

MatrimonioEditar

Huérfana prematuramente, la princesa Adelaida y su hermano crecieron con su abuelo paterno, el príncipe Carlos Tomás de Löwenstein-Wertheim-Rosenberg (1783-1849). La princesa contrajo una unión ventajosa al casarse, el 24 de septiembre de 1851, a los 20 años con el ex rey Miguel I de Portugal, de casi 49 años, y quien era hijo del rey Juan VI de Portugal (1767-1826) y su esposa, la infanta Carlota Joaquina de Borbón (1775 -1830).

Sin embargo, el gobernante depuesto es 29 años mayor que su esposa y es una figura controvertida de la élite europea: ferviente absolutista, intentó derrocar a su padre en 1824 (Abrilada) y luego a su sobrina, la reina María II, a quien estaba comprometido.

Miguel en un principio sirvió como Regente de Portugal durante la minoría de edad de su sobrina, María II, pero se apoderó del trono el 23 de junio de 1828. Era un conservador, ávido admirador de Clemente de Metternich. Invalidó la Carta Constitucional escrita por su hermano, Pedro I de Brasil y IV de Portugal, y trató de gobernar de acuerdo con el concepto de monarquía absoluta. Esto dio lugar a las llamadas Guerras Liberales (1828-1834), en realidad una prolongada guerra civil entre constitucionalistas progresistas y absolutistas autoritarios.

La guerra terminó en 1834 con la declaración de Miguel que renunció a todos los derechos al trono de Portugal a cambio de una pensión anual (desde que renegó sobre los términos de su declaración, él nunca recogió dicha pensión). Se vio obligado a un exilio permanente. Mientras seguía siendo el miembro masculino mayor de la línea portuguesa de la Casa de Braganza, sus derechos de sucesión nunca fueron restaurados. El 15 de enero de 1837, su apoyo al Infante Carlos, Conde de Molina, el primer pretendiente carlista al trono español, se tradujo en la eliminación de sus propios derechos a dicho trono.

A pesar de que Adelaida se casó en el seno de la realeza, el hecho de que su marido era una figura polémica para toda la Península Ibérica, así como un símbolo de la monarquía absoluta y el conservadurismo, aparentemente dejaba pocas perspectivas a ninguno de sus hijos.

HijosEditar

 
La princesa Adelaida con su marido y sus dos hijos mayores

ViudedadEditar

Viuda en 1866, Adelaida pasa varios años buscando buenos enlaces para sus hijos. Se las arregló para casar a varios de ellos con parientes cercanos del emperador Francisco José I de Austria.

 
Adelaida como monja

En 1895, dos años después del matrimonio de la última de sus hijas, Adelaida, una devota católica, se retiró a la Abadía de Sainte-Cécile de Solesmes, Francia. Profesó como monja allí el 12 de junio de 1897. Con el surgimiento del anticlericalismo republicano, la comunidad dejó Francia para establecerse en Cowes y Ryde, en la isla británica de Wight. Su nieta, Zita de Borbón-Parma, que más tarde sería la emperatriz de Austria y reina de Hungría, residió allí para ser educada en la abadía junto a su abuela. Se hizo especial hincapié en el latín, la filosofía, la historia y la música. Esta actividad educativa fue la especialidad de la princesa Adelaida, quien se convirtió en priora. La princesa Zita se marchó de allí poco antes de la muerte de su abuela, que falleció allí el 16 de diciembre de 1909, a la edad de 76 años.

En 1967, los restos mortales de la princesa y su esposo fueron transferidos al Panteón de los Braganza de la iglesia de San Vicente de Fora en Lisboa.

La princesa Adelaida puede ser considerada una de las abuelas de la Europa real. Es antepasada del rey Felipe de Bélgica, el gran duque Enrique de Luxemburgo, el príncipe Juan Adán II de Liechtenstein y varios jefes de la casa reinantes: el archiduque Carlos de Austria, el infante Eduardo Pío de Braganza Duque de Braganza, el príncipe Manuel Filiberto de Saboya, la princesa Margarita de Rumania, el duque Francisco de Baviera y el duque Carlos Javier de Borbón-Parma.

Si solo su hija María Ana, que fue regente durante la enfermedad del gran duque Guillermo IV de Luxemburgo, ejerció un cargo político, todas sus hijas tuvieron una influencia significativa en quienes las rodeaban. Muchas de sus nietas abrazaron el estado religioso y el proceso de beatificación de la emperatriz de Austria Zita de Borbón-Parma está en marcha. Quizás sea también a este antepasado de origen humilde que los miembros de sus familias principescas deben su longevidad.

AncestrosEditar

ReferenciasEditar

  • "The Book of Kings: A Royal Genealogy" por C. Arnold McNaughton.
  • "Burke's Royal Families of the World", editado por Hugh Montgomery-Massingberd.