Adolfo Patrón Luján

Empresario, promotor del arte y empresario mexicano

Adolfo José Patrón Luján (Mérida, Yucatán; 19 de diciembre de 1926 -Ibidem, 11 de abril de 2020)[1]​ fue un empresario, promotor del arte y filántropo mexicano.[2]​ Fue presidente del patronato y fundador de la actual Orquesta Sinfónica de Yucatán.[3]

Adolfo Patrón Luján
APLwiki2015.JPG
Información personal
Nombre de nacimiento Adolfo José Patrón Luján Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacimiento 19 de diciembre de 1926 Ver y modificar los datos en Wikidata
Mérida (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Fallecimiento 11 de abril de 2020 Ver y modificar los datos en Wikidata (93 años)
Yucatán (México) Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Mexicana
Familia
Cónyuge Margarita Molina Zaldívar
Educación
Educado en Universidad Nacional Autónoma de México Escudo-UNAM-escalable.svg
Información profesional
Ocupación Empresario, promotor de eventos y filántropo Ver y modificar los datos en Wikidata
Distinciones

Datos biográficosEditar

Realizó los primeros estudios en la Escuela Modelo de su natal Mérida, trasladándose después a la Ciudad de México donde completó sus estudios de bachillerato y obtuvo la licenciatura en química en la Escuela Nacional de Ciencias Químicas de la Universidad Nacional Autónoma de México en 1949. Concluyó después la maestría en alta dirección en el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresa (IPADE).[cita requerida]

Trabajó desde joven, junto con su hermano Roger, en la empresa llamada Adhesivos Resistol, fundada por su padre, Rodolfo Patrón Tenorio, que producía adhesivos a partir del almidón de yuca, empresa que más tarde, bajo su tutela, creció hasta convertirse, hacia la década de 1970, en una de las mayores compañías químicas de México. La empresa familiar se asoció, a lo largo de los años, con otras empresas internacionales para constituir el Grupo Industrial Resistol, que llegó a ser uno de los principales y más diversificados consorcios químicos de México. La compañía, que se inició en 1934 con cinco empleados, incluyendo a su padre, se convirtió, medio siglo después, en un conglomerado de más de veinte empresas, cotizado en la Bolsa Mexicana de Valores, con alrededor de cinco mil trabajadores.[4]

También formó parte como consejero de otras empresas industriales, como Crisoba, parte a su vez de Kimberly Clark. Participó en Nylamid, Ecko, Electroquímica Mexicana, Ponderosa de Chihuahua, Siderúrgica Mexicana e Industrias Lanzagorta. Fue asimismo consejero de grupos financieros mexicanos como Banamex, Seguros América, Probursa, Sidek y Situr, entre otros.[cita requerida]

En sus tareas como promotor de la cultura y la educación en México, fue presidente del patronato de la Universidad Iberoamericana, que le otorgó en 1987 la Medalla “Bene Merenti”, por su labor como benefactor y, posteriormente, el Fondo Superior de Cultura del Patronato de la misma universidad le otorgó el premio “Tlamatini”, por su trayectoria.[5]

Su filantropía, manifestada principalmente en la promoción de la música y la ópera, lo llevó a ser el fundador de varios patronatos, como el del Conservatorio de Las Rosas, en Morelia, Michoacán, conocido por la calidad de sus artistas egresados; fue además presidente y patrocinador de la Fundación Pro-ópera,[6]​ para la difusión de eventos nacionales e internacionales de ese género musical y para la promoción de nuevos talentos artísticos. Fue fundador y presidió el patronato de la Orquesta Sinfónica de Yucatán, dirigido, a partir de 2015, por su esposa, Margarita Molina Zaldívar,[7]​ del cual fue el principal impulsor durante veintidós temporadas (once años) de actividad orquestal. Fue también promotor del proyecto Sistema Estatal de Orquestas y Coros Juveniles, que permite a los talentos musicales yucatecos aprender y practicar la música.[cita requerida]

Falleció el 11 de abril de 2020, a los noventa y tres años.[8][9]

ObraEditar

ReconocimientosEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar