Adoración

Culto que se rinde a lo que se considere divinidad

En religión, la adoración es el culto rendido a un dios.[1]

Adoración al niño y los magos (obra de Alberto Durero).

En general se refiere a los actos de oración o devoción, típicamente dirigidos a entidades sobrenaturales, como los dioses o diosas. Es el acto que inspira habitualmente la vida de los creyentes religiosos y que suele ser expresado por oraciones, himnos, etc., junto con actitudes corporales como la reverencia profunda, el acatamiento y la postración.[2]

Desde las ciencias sociales, la adoración religiosa no solo se puede dirigir a entidades sobrenaturales o espíritus —representados en algunos casos en ídolos— sino también a los propios ancestros y elementos de la naturaleza del propio territorio o en el cosmos; por ejemplo, la adoración a las huancas del mundo andino, monolitos de piedra alargados y verticales que pueden representar a los ancestros fundadores de un pueblo o comunidad.[3][4]

Etimología y significadoEditar

El término adoración tiene como origen la palabra latina adorare, compuesta por:[5]

  • el prefijo ad-, que significa 'hacia', y[6]
  • la palabra orare, que significa 'orar'[7]

De acuerdo a la Real Academia Española, 'adorar' significa «reverenciar o rendir culto a un ser que se considera de naturaleza divina».[8]

En Asia MenorEditar

Entre los hallazgos arqueológicos de Asia Menor, el que está considerado como uno de los más antiguos dioses es El (en hebreo אֵל) que tradicionalmente se traduce como ‘Dios’ o ‘deidad’. En todo el Levante mediterráneo era denominado El o Il, siendo el Dios supremo, padre de la raza humana y de todas las criaturas; por ejemplo, en la mitología cananea en donde ocupaba la lugar principal y era llamado «padre de todos los dioses».

En la antigua RomaEditar

En la Roma clásica, la adoración era principalmente un acto de homenaje que se realizaba levantando la mano hacia la boca, besándola y luego agitándola en dirección al objeto adorado. El devoto tenía la cabeza cubierta, y después del acto se dio la vuelta de izquierda a derecha. A veces besaba los pies o las rodillas de las imágenes de los propios dioses, y Saturno y Hércules eran adorados con la cabeza descubierta. Por una transición natural, el homenaje, al principio pagado solo a los seres divinos, llegó a rendirse a los monarcas. Así, los emperadores griegos y romanos eran adorados inclinándose o arrodillándose, agarrando la túnica imperial y retirando la mano y presionándola contra los labios, o poniéndose la túnica real en los labios.[9]

Oeste de Asia (Oriente medio) antiguoEditar

Antiguamente en el oeste de Asia, los países predecesores y árabes, evolucionaron a la veneración humana un poco más lento, en Persia el rey Ciro, la forma que ordenó era, que la persona cayera de rodillas y con su cara al suelo cerca de los pies, y besara el suelo, varias veces haciendo lo mismo, esta tradición perdura hasta ahora en día con los potentados árabes. Según el Libro de Daniel (3.1-30), el rey Nabucodonosor II arrojaba al fuego a quienes no adoraban su estatua.

Religiones abrahámicasEditar

La primera vez que aparece la palabra adoración en la Biblia es cuando Abraham va a entregar a su hijo (Gén 22:5). Esto era una evidente muestra de "'hacer la voluntad de Yahveh Dios'", de obedecer su palabra. Por lo tanto, adoración es la actitud o la intención interna del corazón del hombre para Dios, entendiéndose la obediencia, el servicio, la rendición, el amor, etc.

Como expresión externa de adoración construían altares y una serie de rituales, con el tiempo Moisés hizo el Tabernáculo en el cual los primeros judíos adoraron, siendo Aarón su hermano el sacerdote que ofrendaba las primicias fueran vegetal o animal, hasta que Salomón fundó el primer Templo de Jerusalén, ya David, su padre, había creado los instrumentos y la liturgia adecuada para la Adoración a Yahveh. En los 10 mandamientos en los primeros dos mandamientos son referentes, a la adoración exclusiva de Dios, y no imagen.[10]

La adoración en el islamEditar

La adoración, Ibadah, según se entiende en el islam, atañe a la purificación del alma y, a la vez, a la vida diaria del ser humano. La base de la adoración reside en el hecho de que los seres humanos son criaturas y siervos de Dios, su Creador y su Señor,[11]​ hacia quien tienen destinado su regreso. Así, el acercamiento del hombre hacia Dios, en estrecho contacto, reverencia y con espíritu de devoción y humilde sumisión, se llama Ibadah.

La adoración en el cristianismoEditar

El cristiano debe hacer de la adoración una forma de vida, en su trabajo, en el hogar, o en su entretenimiento... Dado que adoración es la actitud o la intención interna del corazón del hombre para Dios, implica la obediencia, el servicio, la rendición, el amor, etc. Es decir, implica una forma de vida que permite tener comunión con el Espíritu Santo (Juan 4:24).

En Europa occidental, la costumbre de besar la mano de un rey o de un papa, puede ser visto como una forma de adoración.

Véase tambiénEditar

ReferenciaEditar

  1. «¿Cuál es el significado de la adoración cristiana?». Consultado el 14 de enero de 2020. 
  2. «La adoración es un gesto de amor que cambia la vida». 6 de enero de 2020. Consultado el 14 de enero de 2020. 
  3. Bazán del Campo, Francisco (2007). «Las ceremonias especializadas de Veneración a los Huancas». SIAN Revista de Arqueología (Trujillo: Instituto SIAN, Editorial Nuevo Horizonte) (18): 3-20. 
  4. Eller, Jack David (2007). Introducing anthropology of religion : culture to the ultimate. Routledge. p. 14. ISBN 0-415-40895-4. OCLC 77574626. Consultado el 27 de enero de 2020. 
  5. «ADORAR». Etimologías de Chile - Diccionario que explica el origen de las palabras. Consultado el 24 de enero de 2020. 
  6. «ad- - Wikcionario». es.wiktionary.org. Consultado el 24 de enero de 2020. 
  7. «Latin Definitions for: orare (Latin Search) - Latin Dictionary and Grammar Resources - Latdict». latin-dictionary.net. Consultado el 24 de enero de 2020. 
  8. ASALE, RAE-. «adorar | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 24 de enero de 2020. 
  9. Miguel Ángel Ramírez Batalla (14 de julio de 2008). «Tradición y costumbres en la religión romana». Consultado el 14 de enero de 2020. 
  10. IslamReligion.com (14 de abril de 2008). «El significado y componentes de la adoración en el Islam, junto a las formas internas de adoración.». Consultado el 14 de enero de 2020. 
  11. Margarita Rodríguez (25 de diciembre de 2018). «¿Cómo ve el islam a Jesús y María?». Consultado el 14 de enero de 2020.