Alemanes de Hungría

Los alemanes de Hungría (en alemán, Ungarndeutsche, en húngaro, magyarországi németek) son los descendientes de los alemanes que emigraron a la cuenca de los Cárpatos y zonas aledañas, formando actualmente minorías en esas áreas. Esta minoría germanófona es en ocasiones llamada suabos del Danubio (Donauschwaben, Dunai svábok) en Alemania, y a sí mismos con frecuencia se llaman shwoveh. Existían en 2011 131.951 hablantes de alemán en Hungría. Suabos del Danubio es el término colectivo usado para una variedad de grupos étnicos alemanes que vivieron en el antiguo reino de Hungría, que en la actualidad forma parte de Hungría, Rumanía, Eslovaquia y varias repúblicas exyugoslavas.

Muchos alemanes de Hungría fueron expulsados de la región entre 1946 y 1948, tras la Segunda Guerra Mundial, y muchos viven hoy en Alemania o Austria, aunque también en Australia, Brasil, los Estados Unidos y Canadá.

En 2016, había un total de 178.832 personas que se declaraban alemanes en Hungría.[1]

HistoriaEditar

La inmigración de gentes germanófonas a Hungría comenzó aproximadamente en el año 1000, con la llegada de caballeros que acompañaban a Gisela de Baviera, la esposa alemana de Esteban I de Hungría, el primer rey de Hungría. Pueden ser tres oleadas principales de migración alemana antes del siglo XX. Las primeras dos llegaron en la Edad Media (siglos XI a XIII y formaron el núcleo de los ciudadanos de unas pocas localidades de la Alta Hungría y del sur de Transilvania (sajones de Transilvania.[2]

La tercera y mayor ola de inmigrantes germanófonos a Hungría se dio como el foco de una política deliberada de asentamiento del gobierno Habsburgo tras la expulsión del imperio otomano del territorio húngaro. Entre 1711 y 1780, colonos del sur de Alemania, Austria y Sajonia emigraron al sudoeste de Hungría, Buda, el Banato y el condado de Szatmár. Este influjo de inmigrantes ayudó a la recuperación económica y a la diferenciación cultural de estas regiones. A finales del siglo XVIII, el reino de Hungría tenía alrededor de un millón de residentes germanófonos. Durante ese período, se desarrolló una floreciente cultura germanófona, que produjo obras literarias, periódicos y revistas en idioma alemán. Asimismo, en la capital del reino, Budapest trabajaba un teatro en lengua alemana.

A lo largo del siglo XIX, se desarrolló una fierte comunidad industrial alemana, siendo particularmente importantes la elaboración de vidrio, las fundiciones y la construcción. Como respuesta a esta situación, en la segunda mitad del siglo se incrementó el movimiento político nacionalista húngaro, cuyo propósito era asimilar a los ciudadanos germanófonos y su poder económico en la cultura húngara. Esto se llevó a cabo mediante diversas políticas, que incluyeron la sustitución del idioma alemán en las escuelas de la etnia alemana por el idioma húngaro.

Hacia 1918, al final de la Primera Guerra Mundial, alrededor de dos millones de suabos del Danubio, así como otros hablantes de alemán, vivían en lo que hoy es Hungría, Rumanía, Croacia, Eslovaquia y las antiguas repúblicas yugoslavas. Entre 1918 y 1945 varios factores redujeron en gran parte el número de residentes germanófonos en el reino hasta dejarlo en solo un 30% a finales de la Segunda Guerra Mundial. El tratado de Trianon de 1920 dejó a más de la mitad de los alemanes fuera del territorio húngaro, en los países vecinos.

En 1938 se formó una organización nacionalsocialista alemana, el Volksbund der Deutschen in Ungarn bajo el liderazgo de Franz Anton Basch, que llegaría a ser una de las organizaciones políticas más influyentes entre los alemanes de Hungría. En 1940, se convirtió en el representante oficial de los alemanes húngaros, siendo controlado directamente por Alemania. El Volksbund tuvo representantes en el parlamento húngaro hasta 1945.[3]​ Tanto a través del alistamiento voluntario, así como del reclutamiento general, muchos alemanes étnicos sirvieron en unidades militares controladas por el Tercer Reich y luchando a favor del esfuerzo alemán en la guerra. Esta colaboración incluyó la formación de varias unidades de las Waffen SS, que actuaron tanto en la región de HUngría y sus posesiones como más allá.

Hacia el final del conflicto, la comunidad germanófona de Hungría fue culpada por las autoridades comunistas, iniciándose un proceso de depuración de responsabilidades y limpieza étnica. Por "razones de seguridad", el Ejército Rojo en su avance deportó a alrededor de seiscientos mil civiles y prisioneros de guerra de Hungría, de los cuales entre 40.000 y 65.000 eran alemanes[2]​. Del mismo modo, muchos alemanes, la mayor parte de los cuales eran miembros de organizaciones nazis, sintiéndose amenazados por la expectativa de la deportación a Siberia, huyeron de Hungría[2]​. Muchos alemanes fueron enviados a Alemania, primero a la zona de ocupación norteamericana, y más tarde a la zona soviética. En total, unos 220.000 alemanes fueron expulsados de Hungría.

ExpulsiónEditar

Con la Segunda Guerra Mundial aún en marcha en 1945, varias facciones que competían por el poder político en Hungría trataron de decidir cómo tratar a los alemanes étnicos. Las opiniones estaban divididas. El Partido Comunista Húngaro y su aliado, el Partido Nacional Campesino, pedían la expulsión de todos los alemanes, mientras que el principal partido democrático, el Partido de los Pequeños Propietarios, sólo favorecía la deportación de exmiembros del Volksbund y las Waffen SS. En mayo de 1945, el gobierno anunció que no se trataba de una cuestión de suabos húngaros, sino de fascistas alemanes. Inicialmente, resolvieron deportar a los exsoldados de las Waffen SS y confiscar las tierras de los miembros del Volksbund. Poco tiempo después, sin embargo, pidieron autorización a Moscú para deportar de 200.000 a 250.000 alemanes étnicos a la zona de ocupación soviética de Alemania. Como esta cifra era claramente mucho mayor que el número de adherentes al Volksbund, el proceso realmente se convirtió en eliminar un grupo étnico no deseado en lugar de eliminar solo a los fascistas alemanes. La población alemana en Hungría, sin embargo, nunca estuvo sujeta a la misma persecución brutal y excesos que en Polonia, Checoslovaquia o Yugoslavia.

La iniciativa para incluir la expulsión de los alemanes étnicos de Hungría en la conferencia de Potsdam, en agosto de 1945, vino de la Unión Soviética. Junto con el Partido Comunista de Hungría, querían utilizar el argumento de la culpa colectiva de los suabos para cubrir su propósito real de una reforma agraria radical. En la primavera de 1945, el mariscal Voroshílov exigió al gobierno húngaro la expulsión completa de los alemanes de Hungría. Todos los alemanes étnicos que declararon el alemán como su lengua materna fueron considerados elegibles para el traslado. El gobierno húngaro estimó el número en de 200.000 a 250.000 individuos.

Ciertas categorías de alemanes húngaros estuvieron exentos de la deportación, sobre todo aquellos que habían sido miembros activos de partidos democráticos o sindicatos o habían sido perseguidos por los nazis por reclamar la nacionalidad húngara. Posteriormente, en 1947, los trabajadores industriales en industrias críticas, mineros, artesanos indispensables o trabajadores agrícolas también estuvieron exentos, a menos que hubieran sido miembros del Volksbund o las Waffen SS. Comités de exención fueron establecidos por el gobierno, aunque bajo el control del Partido Comunista. Por esa razón, alemanes adinerados que no habían sido miembros del Volksbund fueron expulsados, mientras que los alemanes de clase trabajadora, ahora miembros del Partido Comunista Húngaro, fueron eximidos, aunque anteriormente hubiesen miembros del Volksbund.

En Hungría se alzaron voces contra estas expulsiones arbitrarias. Los partidos liberales, particularmente el Partido de los Pequeños Propietarios y la prensa democrática superviviente, criticaron la naturaleza radical de clasificar a todos los alemanes étnicos como traidores. El cardenal József Mindszenty, de origen alemán, como cabeza de la Iglesia Católica Romana en Hungría y feroz anticomunista, protestó repetidamente por la confiscación de propiedades y la expulsión de todos los alemanes étnicos. Se dirigió a la opinión pública mundial y condenó enérgicamente lo que estaba sucediendo en Hungría. Estas protestas no tuvieron ningún efecto, y con el creciente dominio comunista del gobierno húngaro, la oposición fue eliminada gradualmente. En 1949, Mindszenty fue juzgado por traición por el gobierno comunista y condenado a cadena perpetua. En la revolución húngara de 1956, se le concedió asilo en la embajada de los Estados Unidos en Budapest, desde donde finalmente se le permitió exiliarse en 1971.

Las expulsiones se produjeron en dos fases. La primera fase duró de enero a junio de 1946. Tras una breve interrupción en el verano de 1946, continuaron hasta diciembre. Los refugiados fueron enviados a la zona americana de ocupación en Alemania. El traslado de alemanes étnicos comenzó de nuevo en agosto de 1947. Debido a que el gobierno de los Estados Unidos se negó a aceptar más refugiados en su zona, fueron enviados a la zona de ocupación soviética. Aproximadamente cincuenta mil alemanes de Hungría fueron trasladados a campos en Sajonia, desde los que luego fueron dispersados ​​a otras áreas de la zona soviética. No obstante, para entonces, la mayoría de los alemanes étnicos que permanecían en Hungría estaban ansiosos por irse, ya que las condiciones de vida para ellos se habían vuelto insoportables. Irónicamente, en esta última expulsión, los trabajadores alemanes más hábiles e industriosos fueron expulsados ​​de Hungría. Esto tuvo un efecto perjudicial a largo plazo en la economía húngara. Las expulsiones se interrumpieron por completo en el otoño de 1948.

En total, 239.000 alemanes de Hungría se vieron obligados a abandonar Hungría. Aproximadamente 170.000 fueron a la zona estadounidense en Alemania, 54.000 a la zona soviética y 15.000 a Austria. Se estima que en estas expulsiones unos 11.000 civiles de etnia alemana perdieron la vida.

Los alemanes étnicos que optaron por la nacionalidad húngara en el censo de 1941, que declararon su idioma nativo como húngaro y estaban completamente integrados en la sociedad húngara, generalmente pudieron evitar la deportación. En 1948, con los comunistas dominando el gobierno húngaro, la cuestión del nacionalismo fue reemplazada por la guerra de clases. El líder del Partido Comunista, Rákosi, declaró que los alemanes restantes, en su mayoría trabajadores calificados, debeían reintegrarse al Estado húngaro. En octubre de 1949 se anunció una amnistía general para todos los alemanes. Seis meses después, en mayo de 1950, las expulsiones se detuvieron oficialmente y todos los alemanes que quedaban recibieron la ciudadanía húngara. Esto creó su propia crisis entre la comunidad alemana residual en Hungría, ya que ahora no podían irse porque eran ciudadanos húngaros.[4]

Tratamiento en Hungría tras la Segunda Guerra MundialEditar

Las cosas comenzaron a mejorar para los grupos minoritarios, incluidos los alemanes húngaros, bajo el programa de liberalización económica llamado comunismo gulash. Este movimiento, liderado por el entonces secretario general del Partido Comunista de Hungría, János Kádár, garantizaba ciertos derechos económicos a los grupos minoritarios, así como el derecho a practicar sus propias culturas. En 1955, se fundó una nueva organización, la Asociación de Alemanes Húngaros (Verband der Ungarndeutschen). Un foco principal del grupo fue la enseñanza del idioma alemán en las escuelas húngaras. Debido a la posición del gobierno sobre la cultura alemana en el pasado reciente, en las escuelas se enseñaba muy poco alemán en ese momento, por lo que los organizadores del grupo temían que el sistema escolar húngaro criara "una generación muda". Los organizadores del grupo consideraron que los jóvenes alemanes húngaros tenían un dominio muy deficiente del idioma alemán, incluida una comprensión del habla limitada, lo que les resultaba perturbador. El grupo tuvo éxito en la década de 1980, cuando el alemán ganó el estatus de lengua minoritaria, adquiriendo así una posición legal en el sistema escolar húngaro. El número de escuelas bilingües ha seguido aumentando. En 2001, 62.105 personas se declaraban alemanas[5]​, y 88.209 personas tenían afinidad con los valores culturales y las tradiciones de la nacionalidad alemana[6]​.

En las elecciones parlamentarias húngaras de 2018 fue elegido, por primera vez desde 1933, un representante de la minoría alemana de Hungría, Imre Ritter, del partido Autogobierno Nacional de los Alemanes en Hungría.[7][8][9]

Condados Distritos por población
étnica alemana
(censo de 2001)[10]
% Distritos por población
étnica alemana
(censo de 2011)
%
Condado de Baranya[11] 14,204 3.49% 22,150 6.07%
Condado de Tolna[12] 6,658 2.67% 10,195 4.74%
Condado de Komárom-Esztergom[13] 5,112 1.61% 9,168 3.38%
Condado de Veszprém[14] 3,032 0.81% 8,473 2.69%
Condado de Pest[15] 10,319 0.95% 24,994 2.29%
Condado de Bács-Kiskun[16] 4,474 0.82% 9,528 2.01%
Condado de Fejér[17] 2,147 0.49% 5,419 1.45%
Condado de Győr-Moson-Sopron[18] 1,803 0.41% 5,145 1.30%
Condado de Somogy[19] 965 0.29% 3,039 1.06%
Budapest[20] 7,014 0.39% 18,278 1.00%
Vas 1,023 0.38%
Nógrád 744 0.34%
Borsod-Abaúj-Zemplén 1,156 0.16%
Szabolcs-Szatmár-Bereg 727 0.12%
Zala 452 0.15%
Csongrád 557 0.13%
Heves 219 0.07%
Hajdú-Bihar 318 0.06%
Jász-Nagykun-Szolnok 217 0.05%

En 2016, había un total de 178.832 personas que se declaraban alemanes en Hungría.[1]

ReferenciasEditar

  1. a b Mikrocensus 2016 (en húngaro).
  2. a b c The Expulsion of the German Communities from Eastern Europe at the End of the Second World War. Departmento de Historia y Civilización, Instituto Universitario Europeo, Diciembre de 2004.
  3. R. L. Braham, A népirtás politikája, A Holocaust Magyarországon. ISBN 963-7675-85-X.
  4. Ulrich Merten, Forgotten Voices: The Expulsion of the Germans from Eastern Europe after World War II. New Brunswick: Transaction Publishers, 2012, ISBN 978-1-4128-4302-7.
  5. 18. Demographic data – Hungarian Central Statistical Office. Nepszamlalas2001.hu.
  6. 18. Demographic data – Hungarian Central Statistical Office. Nepszamlalas2001.hu.
  7. Harris, Chris. Hungary's Crunch Election: Five Things We Learned. Euronews. 6 de abril de 2018.
  8. Macaristan'da 85 yıl sonra mecliste Alman azınlığı temsil edecek olan Imre Ritter kimdir?. 9 de abril de 2018.
  9. Ritter Imre minden nemzetiség érdekét képviseli majd az Országgyűlésben. 9 de abril de 2018.
  10. 2001 Census in Hungary. 3.13 Population by nationalities
  11. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  12. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  13. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  14. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  15. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  16. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  17. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  18. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  19. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.
  20. Központi Statisztikai Hivatal. www.ksh.hu.

Enlaces externosEditar