Alero (arquitectura)

parte del tejado que sobresale para proteger la pared de la lluvia

Se llama alero, tejaroz[1][2]​ o socarrén[3]​ a la parte inferior de una techumbre que sobresale de una fachada.[4]​ Su finalidad puede ser decorativa o funcional (muchas veces ambos), pues se utiliza para desviar las aguas llovedizas y evitar que caigan sobre el muro.

Alero de grandes dimensiones en Cinctorres, Valencia (España)

Una manifestación muy común del alero es la cornisa (en sus variedades simple, corrida, a sardinel, ajedrezada, de hileras triscadas o en pico).[5]​ De hecho, algunos tipos de aleros reciben directamente la definición de cornisa (el conjunto de molduras que conforma el remate),[6]​ como el alero enfoscado que se conoce más como cornisa corrida.[5]​ Sin embargo, existen otros tipos de aleros, como la bocateja o el canecillo (en su acepción de saliente, generalmente en forma de voluta). Otra acepción del canecillo lo define como solo una parte del alero, la que apoya la cornisa.

Uso decorativo

editar

En ocasiones, sobre todo en el arte románico, el alero consiste en una faja ornamentada con arcadas y otros motivos.

Véase también

editar

Referencias

editar
  1. «tejaroz». The Free Dictionary. Consultado el 27 de agosto de 2022. 
  2. «tejaroz | Definición | Diccionario de la lengua española | RAE - ASALE». 
  3. ASALE, RAE-. «socarrén | Diccionario de la lengua española». «Diccionario de la lengua española» - Edición del Tricentenario. Consultado el 27 de agosto de 2022. 
  4. Vocabulario de términos de arte, J. Adeline, 1888
  5. a b «Definición de alero - Definicion.de». Definición.de. Consultado el 27 de agosto de 2022. 
  6. «Definición de cornisa - Definicion.de». Definición.de. Consultado el 27 de agosto de 2022.