Alfonso de Portugal (1263-1312)

Señor de Portalegre

Alfonso de Portugal (8 de febrero de 1263-Lisboa, 2 de noviembre de 1312), fue un infante de Portugal, hijo del rey Alfonso III de Portugal y de su esposa, Beatriz de Castilla.

Alfonso de Portugal
Señor de Portalegre, Castelo de Vide, Arronches, Marvão y Lourinhã
Información personal
Nombre secular Alfonso Alfonso
Otros títulos
Nacimiento 8 de febrero de 1263
Santarém, Reino de Portugal
Fallecimiento 2 de noviembre de 1312 (49 años)
Lisboa, Reino de Portugal
Entierro Monasterio de Santo Domingo (destruido en el terremoto de 1755)
Familia
Casa real Borgoña
Padre Alfonso III de Portugal
Madre Beatriz de Castilla
Cónyuge Violante Manuel
Descendencia Véase descendencia
Arms of Infante Afonso of Portugal, Lord of Portalegre.svg
Escudo de Alfonso de Portugal

Orígenes familiaresEditar

Hijo de Alfonso III de Portugal, rey de Portugal, y de su segunda esposa, Beatriz de Castilla,[1]​ era nieto por parte paterna de Alfonso II de Portugal y de su esposa Urraca de Castilla, hija de Alfonso VIII, y por parte materna de Alfonso el Sabio y de Mayor Guillén de Guzmán.

BiografíaEditar

Aproximadamente a los nueve años, el 11 de octubre de 1271, su padre le donó los pueblos y castillos de Marvão, Portalegre y Arronches, con todos los derechos, con la condición de que pasasen al hijo legítimo mayor. En caso de extinción de su linaje, los bienes deberían revertir a la corona. Parece que Alfonso III pretendía dar a su hijo cierta independencia, concediéndola a través de un feudo. Quizás debido a su juventud, el aristócrata Rui García de Paiva se encargó de gobernarlos por el pequeño infante, como teniente.

El rey también le regaló al infante 20 000 libras esterlinas, que dejó bajo la custodia de su esposa. Beatriz, a la muerte de su marido, debió dárselas al bebé. Si el infante moría antes que su padre, o su hermano, Dionisio, muriera antes que él, el dinero volvería a la corona.

Los años 70 del siglo vieron amplias concesiones y expansión del dominio señorial de este infante. El 25 de mayo de 1273, Alfonso III autorizó a su hijo, por su propia solicitud expresa, a tomar Castelo de Vide, el 28 de enero de 1278, el rey tomó la iniciativa de concederle Lourinhã y el 5 de julio de ese año Vila Pouca.

El reinado de Dionisio IEditar

La muerte de su padre no significó exactamente el fin de las mercedes. Dionisio le otorga para mantener sus tenencias (que, además del patrón, se extendieron a Lamego, Viseu y Seia), incluso después de haberlas extinguido oficialmente en 1287.

El principal motivo de su oposición a su hermano se basaría en una argumentación poco reconocida: Alfonso reclamó su derecho al trono porque consideraba que Dionisio era un bastardo debido a que nació antes de la legalización del matrimonio de sus padres porque Alfonso III de Portugal todavía estaba oficialmente y legalmente casado con Matilde, condesa de Bolonia. De hecho, el segundo matrimonio de Alfonso III no fue legitimado hasta 1263 cuando Dionisio contaba con dos años de edad y Alfonso aún no había nacido. El reclamo no se consideró válido precisamente porque el matrimonio de los padres terminó siendo legitimado, pero estalló un conflicto entre ellos en 1281. Afonso estaba en Vide, y amurallaron esta aldea, señal que a Dinis no le pareció correcta, por lo que fue con un ejército allí, y Alfonso acabó huyendo a Castilla.

En Castilla, contrajo matrimonio en 1287 con Violante Manuel, hija del infante Manuel de Castilla y de la infanta Constanza de Aragón.[2]​ Sin embargo, y debido al parentesco entre los contrayentes, el matrimonio carecía de validez canónica y nunca fue legitimado por una dispensa papal,[3]​ y en el caso de que el infante muriese sin descendencia legítima, todos sus señoríos volverían a manos de la Corona, ya que el rey Alfonso III de Portugal lo estableció así en su testamento.[4][a]

El infante Alfonso de Portugal se esforzó por conseguir la legitimación de su matrimonio, ya que deseaba que a su muerte sus hijos heredaran sus posesiones.[4]​ Cuando comprendió que sus esfuerzos eran inútiles solicitó a su hermano, el rey de Portugal, que él legitimara a sus hijos y para conseguir apoyos solicitó a su cuñada, la reina Isabel de Portugal, que apoyara su demanda, ya que la soberana siempre había intentado conseguir que las relaciones entre su esposo y su cuñado fueran armoniosas.[4]

Pero la reina Isabel se negó aduciendo que dicha petición, además de perjudicar a sus propios hijos, atentaba contra las leyes del reino y sería perjudicial para la Corona, y así lo expresó en un «protesto» público que se leyó en presencia del monarca portugués y de otros testigos en Coímbra el día 6 de febrero de 1297.[5]​ En un primer momento el rey de Portugal se mostró de acuerdo con su esposa y señaló que dicha legitimación atentaría contra las leyes del reino, pero inesperadamente dos días después,[6]​ el 8 de febrero de 1297, legitimó a sus sobrinos[3]​ y dispuso que podrían heredar todas las posesiones de su padre.[6]

 
Vista del municipio de Castelo de Vide. (Portugal)

Violante Manuel falleció en 1306 en Castelo de Vide, y en la época de su muerte circuló el rumor de que había sido asesinada por su esposo,[7]​ aunque el historiador Andrés Giménez Soler, por su parte, en su célebre biografía de Don Juan Manuel, afirma categóricamente que se trató de un crimen.[8]​ Sin embargo, y tal vez por no citarlo, Don Juan Manuel no mencionó en sus escritos nada sobre este asunto, aunque en un pasaje del Libro de las armas sí aludió expresamente a su hermanastra al señalar que «maguer que havia por fija a Donna Violante mi hermana que hovo en la infanta Donna Constanza», y Giménez Soler también añadió que:[8]

Se desconocen totalmente las causas y detalles de aquel suceso; ninguna crónica ni cronicón lo citan; pero en la correspondencia de Don Juan con Jaime II se alude a él. No hay indicio alguno de que los hermanos vivieran desavenidos ni siquiera indiferentes, no obstante ser sólo hermanos de padre; muy probablemente, dada la temprana edad en que ambos perdieron los progenitores, pasaron juntos la niñez, sin que las diferencias maternales agriaran sus caracteres y mitigaran su amor fraternal.

En noviembre de 1306 se supo en Castilla, y su hermanastro Don Juan Manuel lo creyó así, que Violante Manuel había muerto violentamente a manos o por orden de su esposo.[9]​ Guillén Palacín, que era el «agente» de Aragón en el reino de Castilla, se lo comunicó al rey Jaime II de Aragón, quien a su vez se quejó de lo sucedido al monarca de Portugal el día 24 de octubre de 1306 y le solicitó que se castigara al culpable.[9]

Don Juan Manuel planeaba viajar a Valencia en esos momentos, pero cambió de idea y se propuso acudir ante el rey Fernando IV para acusar a su cuñado de haber dado muerte a su hermanastra Violante.[9]​ El día 4 de diciembre de 1306 el monarca portugués escribió una carta al rey de Aragón en la que le explicaba la muerte de su cuñada según la versión expuesta por el infante Alfonso de Portugal, que era hermano de Dionisio I de Portugal, en estos términos:[9]

 
Retrato que se supone representa a Don Juan Manuel, nieto del rey Fernando III de Castilla. (Catedral de Murcia).
Hallándose (Violante Manuel) gravemente enferma en Medellín, había confesado y ordenado su testamento, pero persistiendo la enfermedad y pensando que un cambio de aires le devolvería la salud, la trasladó él mismo a un lugar próximo a la frontera portuguesa, donde volvió a disponer de sus bienes al ver que su dolencia se agravaba; pasados algunos días murió.

Cuando el infante Juan de Castilla el de Tarifa, que era hijo de Alfonso X y tío de Don Juan Manuel, fue informado de ello, acudió al encuentro de este último el día 6 de diciembre para transmitirle sus condolencias y para respaldar la petición que proyectaba hacer al rey Fernando IV, quien a su vez ordenó a su vasallo, el infante Alfonso de Portugal, que se presentara ante él para responder de la acusación de asesinato.[9]

Al estar Violante Manuel emparentada con la realeza castellana, el infante Alfonso tuvo que manifestar su inocencia ante el rey Fernando IV de Castilla, a quien aseguró que Violante Manuel había enfermado hallándose en Medellín y que, a fin de que recobrara la salud, la había llevado a tierras del reino de León, aunque su salud empeoró y al final se trasladaron a Castelo de Vide, donde Violante falleció de muerte natural.[7]

Pero aunque «todos unánimes» acusaron al infante Alfonso de Portugal de ese crimen, el asunto quedó olvidado y ni siquiera Don Juan Manuel volvió a preocuparse del mismo, o al menos no hay constancia de que lo hiciera, ya que según Giménez Soler el célebre escritor «inmediatamente se lanzó de nuevo a la politica».[10]​ Y los agentes que el rey Jaime II de Aragón tenía en Castilla y que le informaban continuamente sobre los sucesos ocurridos en dicho reino tampoco volvieron a mencionar nada sobre el asunto.[11]

El infante Alfonso de Portugal falleció en Lisboa el día 2 de noviembre de 1312.[2]

SepulturaEditar

A su muerte, el cadáver del infante Alfonso de Portugal recibió sepultura en el desaparecido monasterio de Santo Domingo en Lisboa,[2]​ destruido a causa del Terremoto de Lisboa de 1755 donde también reposaban los restos de su esposa Violante Manuel[12]​ Y los restos mortales del infante Alfonso descansaban en un sepulcro situado junto a la puerta del coro de la iglesia del mencionado monasterio.[2]

Matrimonio y descendenciaEditar

Fruto de su matrimonio con Violante Manuel, hija del infante Manuel de Castilla y hermana de Don Juan Manuel, nacieron cinco hijos:[13]

AncestrosEditar

NotasEditar

  1. En su testamento, el rey Alfonso III de Portugal cedió a su hijo Alfonso los señoríos de Portalegre, Arronches y Marvão, aunque en 1287 el infante Alfonso se vio obligado a intercambiar forzosamente la villa de Arronches por la de Armamar. Cfr. Pero-Sanz Elorza (2011), p. 79.

ReferenciasEditar

  1. «Afonso.». Portugal - Dicionário Histórico, Corográfico, Heráldico, Biográfico, Bibliográfico, Numismático e Artístico (en portugués) I. p. 69. Archivado desde el original el 1 de junio de 2011. Consultado el 6 de octubre de 2011. 
  2. a b c d Sotto Mayor Pizarro, 1997, p. 170.
  3. a b c d e Sotto Mayor Pizarro, 1997, p. 171.
  4. a b c Pero-Sanz Elorza, 2011, p. 79.
  5. Pero-Sanz Elorza, 2011, pp. 79-80.
  6. a b Pero-Sanz Elorza, 2011, p. 81.
  7. a b Pero-Sanz Elorza, 2011, p. 85.
  8. a b Giménez Soler, 1932, p. 34.
  9. a b c d e Giménez Soler, 1932, p. 35.
  10. Giménez Soler, 1932, pp. 35-36.
  11. Giménez Soler, 1932, p. 36.
  12. «Foundation for Medieval Genealogy». 2000. Consultado el 11 de noviembre de 2009. 
  13. Sotto Mayor Pizarro, 1997, pp. 170-171.
  14. Salazar y Acha, 2000, p. 438.
  15. Salazar y Acha, 2000, pp. 436-437.
  16. Salazar y Acha, 2000, pp. 435-436.
  17. Salazar y Acha, 2000, p. 387.

BibliografíaEditar

  • Salazar y Acha, Jaime de (2000). Centro de Estudios Políticos y Constitucionales, ed. La casa del Rey de Castilla y León en la Edad Media. Colección Historia de la Sociedad Política, dirigida por Bartolomé Clavero Salvador (1ª edición). Madrid: Rumagraf S.A. ISBN 978-84-259-1128-6. 

Enlaces externosEditar