Abrir menú principal

Alfredo Gobbi (París, 14 de mayo de 1912 - Buenos Aires, Argentina, 21 de mayo de 1965), cuyo nombre completo era Alfredo Julio Floro Gobbi y era llamado “el violín romántico del tango” fue un violinista, pianista, director de orquesta y compositor de tango.

Alfredo Gobbi
Alfredo Gobbi.jpg
Datos generales
Nombre real Alfredo Julio Floro Gobbi
Nacimiento 14 de mayo de 1912
Bandera de Francia París, Francia
Origen Bandera de Uruguay
Nacionalidad Argentina
Muerte 21 de mayo de 1965 (53 años)
Bandera de Argentina Buenos Aires, Argentina
Ocupación pianista, violinista, director de orquesta y compositor
Información artística
Otros nombres El violín romántico del tango
Género(s) Tango
Instrumento(s) piano y violín
Web

Índice

Primeros añosEditar

Alfredo Gobbi nació en París, donde sus padres lo inscribirán en el Consulado del Uruguay, mientras sus padres estaban allí trabajando como artistas de variedades -su padre era Alfredo Eusebio Gobbi y su padrino de bautismo fue Ángel Villoldo-, pero antes de cumplir un año lo trajeron a Buenos Aires y pasó su infancia y adolescencia en el barrio porteño de Villa Ortúzar. Comenzó a estudiar piano a los seis años con el profesor Natalio Carnini y a los diez pasó a practicar con el violín y pronto se destacó por sus cualidades. A los 10 años trabajaba en su barrio como canillita y comenzó a estudiar violín en el Conservatorio Falconi de Canning y Santa Fe con le profesor Natalio Carmini. A los 13 años debutó en un bar de Chacarita con un conjunto integrado por su amigo Orlando Goñi y el bandoneonista Domingo Triguero.

Actividad artísticaEditar

En 1926 compuso su primer tango Perro fiel y al año siguiente actuó en la orquesta del Teatro Nuevo, dirigida por el maestro Antonio Lozzi. En 1929 cambió transitoriamente el violín por el piano para tocar en solo en las tardes del 'Metropol'. Posteriormente pasó por las orquestas de Juan Maglio Pacho, de Roberto Firpo, Tirigall, Manuel Buzón, Anselmo Aieta, Pardo, con quien estrenó su tango Desvelo, Avile y Antonio Rodio.

Cuando Gobbi ingresó en la orquesta de Manuel Buzón eran pianistas Orlando Goñi y Jaime Gosis. La dejó para formar parte de otro sexteto con Aníbal Troilo y Alfredo Attadia en bandoneones, José Goñi en segundo violín y Agustín Furchi en contrabajo. Después vendrían el dúo con Osvaldo Pugliese, la orquesta de Pedro Laurenz donde fue primer violín, la de Joaquín Do Reyes, la de Balliot y en Montevideo la de Pintín Castellanos.

A sus actuaciones agregaba una muy calificada producción autoral —Desvelo (1928), Mi paloma, De punta y hacha (1930) y Cavilando, El andariego (en homenaje a su padre)— que lo ubicó entre los más destacados compositores del género. En 1942 formó su primera orquesta, que debutó en el cabaré Sans Souci de la avenida Corrientes. Junto a Gobbi que dirigía y tocaba el violín la integraban el pianista Juan Olivero Pro, los bandoneonistas Deolindo Casaux, Toto D'Amario, Mario Demarco y Ernesto Rodríguez, el contrabajista Juan José Fantin, los violinistas Bernardo Hermino y Antonio Blanco y los cantores Julio Lucero (primer seudónimo del cantante Osvaldo Ribó), Walter Cabral y Pablo Lozano.

En 1945 debutó en radio y el 16 de mayo de 1947 hace su primera grabación con La Viruta de Vicente Greco y el vals La Entrerriana de Alfredo Gobbi (padre), cantado a dúo por Carlos Heredia y Hugo Soler, para el sello RCA Victor iniciando con la discográfica una relación que se extendió hasta 1957 en el curso de la cual se encuentran las realizaciones interpretativas que mejor definen la manera de Gobbi de expresar el tango.[1][2][3]​Cabe consignar que además de dirigir su orquesta y ejecutar su instrumento, Gobbi también era el arreglista del conjunto.

En 1947 se incorpora Alberto Garralda como primer bandoneón[4]​Mario Demarco, Roca y Mauricio Schulman, a quien llamaban El Buda, que más adelante tocó en la orquesta del chileno Luis Saravia, completaban la fila de bandoneones.[5]​A fines de 1950 se desvinculó Mario Demarco para independizarse y formar una cooperativa bajo su conducción y se lleva a Garralda, que retornó en 1953 por gestión de Jorge Maciel.[5]

Maciel se va en 1954 e ingresan los vocalistas Alfredo Del Río y Tito Landó y, en la misma época lo hacen el bandoneonista, compositor y arreglador Eduardo Rovira.[5]Osvaldo Tarantino y Dino Saluzzi se agregan al conjunto en 1959.[5]

Integrantes destacados de su orquestaEditar

Entre los calificados músicos que pasaron por la orquesta de Alfredo Gobbi se encuentran, entre otros, los bandoneonistas Cayetano Cámara, Edelmiro D'Amario, Mario Demarco, Alberto Garralda, Osvaldo Piro, Ernesto Tito Rodríguez y Eduardo Rovira; los contrabajistas Ramón Dos Santos, Juan José Fantín, Osvaldo Monteleone , Alcides Rossi y Omar Sansone; los pianistas Lalo Benítez, Roberto Cicare, Ernesto Romero, Osvaldo Tarantino y César Zagnoli y los violinistas Hugo Baralis, Antonio Blanco, Bernardo Germino, Haroldo Gessaghi, Eduardo Salgado y Miguel Silvestre.[6]

Estilo musicalEditar

Aunque inicialmente en su estilo musical se observaba similitud con el de Carlos Di Sarli –como puede comprobarse escuchando las grabaciones del tango La viruta hechas por Di Sarli en 1943 y Gobbi en 1947- luego se afirmó en un estilo emparentado con el de Julio de Caro. Si bien Gobbi tenía menos formación académica que de Caro, supo emplear y mejorar la mayoría de los efectos tangueros que usaba éste en su violín.

Dice Luis Adolfo Sierra que Alfredo Gobbi:

” Impuso así, una manera distinta de sentir y de expresar el tango. Trajo en sus originales concepciones estéticas, de evidente filiación renovadora, reminiscencias de viejo tiempo, enmarcadas en el exacto equilibrio de los valores evolucionistas, que le permitieron la cristalización de una de las más coloridas, profundas, densas y auténticas expresiones del tango instrumental…. la imagen temperamental del tango de Alfredo Gobbi se refleja…en el estilo de su orquesta… Sin alardes excesivamente académicos, pero dentro de un tratamiento armónico de depurada musicalidad, utilizó…una división rítmica muy singular, logrando un tipo de tango preferentemente lento y acentuado, con atrayente utilización del "rubatto", de la "sincopa" y de los sutiles matices de interpretación… Los solos instrumentales encuentran siempre preferente y exacta ubicación en sus planteos orquestales, permitiendo el lucimiento de los instrumentistas, con particular predominio de su inimitable "violín romántico".[2]

Alfredo Gobbi murió en Buenos Aires el 21 de mayo de 1965. Le sobrevivió su esposa Flora Rodríguez.

FilmografíaEditar

NotasEditar

  1. Sierra, Luis Adolfo (31 de marzo de 1992). Alfredo Gobbi. Revista Tango y Lunfardo (n* 73). Chivilcoy. 
  2. a b Sierra, Luis Adolfo. «Alfredo Gobbi». Consultado el 20 de abril de 2009. 
  3. Luis Adolfo Sierra seleccionó para un disco de larga duración de RCA Victor 14 títulos instrumentales que consideró la mejor síntesis de la obra de Gobbi: El andariego, Camandulaje y Orlando Goñi, de Alfredo Gobbi; Chuzas e Independiente Club de Agustín Bardi; La catrera y El incendio de Antonio De Bassi; Racing Club y La viruta de Vicente Greco; Jueves de Rafael Rossi y Udelino Toranzo, Pelele de Pedro Maffia, Nueve puntos de Francisco Canaro, El engobiao de Eduardo Rovira y Puro apronte de Domingo Plateroti y Félix Lipesker.
  4. Fontevecchia (director), Alberto (1980). Alfredo Gobbi (h). Tango 1880-1980 un siglo de historia (n* 11). Buenos Aires: Editorial Perfil S.A. p. 41. 
  5. a b c d Fernández, Laureano. «Alberto Garralda». Consultado el 4 de junio de 2018. 
  6. Sierra, Todotango.

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar