Aloe vera

especie de planta

Aloe vera, llamado sábila, acíbar o áloe de Barbados, entre otros, es una especie suculenta de la familia Asphodelaceae.

Symbol question.svg
 
Aloe vera
Flore médicale des Antilles, ou, Traité des plantes usuelles (Pl. 130) (8203076070).jpg
Taxonomía
Reino: Plantae
División: Magnoliophyta
Clase: Liliopsida
Subclase: Liliidae
Orden: Asparagales
Familia: Asphodelaceae
Subfamilia: Asphodeloideae
Género: Aloe
Especie: Aloe vera
(L.) Burm.f., 1768
Vista de la planta
Vista en floración

DescripciónEditar

Arbusto acaule o con tallo corto de hasta 30 cm, erecto, sin rebrotes laterales. Las hojas, que pueden medir hasta 40-50 cm de largo por 10-15 cm de ancho en ejemplares adultos, se disponen en forma de roseta basal. Son estrechamente triangular-lanceoladas, canaliculadas, rectas, erecto-patentes, herbáceas, de un verde-grisáceo, glaucas, ligeramente recubiertas de pruina y sin manchas —excepto unas motas alargadas y claras en los hijuelos y en la base de algunas hojas más viejas—, dentadas solo en el margen, con dientes de unos 2 mm, gruesos, duros, retrorsos, de un color más claro que el del limbo. 

La inflorescencia, de unos 70-100 cm de altura, termina en un racimo simple de unos 30-50 por 5-6 cm, compacto en la antesis y en la fructificación. Las brácteas florales —ya presentes esparcidas y escasas en el tallo floral por debajo de la inflorescencia— tienen 8-11 por 5-6 mm y son triangulares, acuminadas, membranáceas y con ligeras crestas pardas paralelas. Las flores son sub-erectas en la preantesis, patentes en la antesis y luego péndulas al madurar y en la fructificación; los pedúnculos tienen 4-5 mm, son algo acrescentes y llegan hasta 7 mm en la fructificación. El perianto, de  25-30 mm, es tubuloso, levemente estrechado en la base, y de color amarillo; los tépalos  externos están soldados en la mitad inferior de su longitud. Los estambres, exertos, miden 30-35 mm.
La floración no se produce hasta los 3-4 años de edad.
El fruto es una cápsula de 20-25 por 6-8 mm, con semillas de unos 5 mm, sin contar las alas.[1]

Estas plantas presentan polinización cruzada y ornitofilia en su hábitat natural, siendo muy propensas a la hibridación; motivo por el cual, se eliminan las flores en cultivos con fines comerciales.[cita requerida]

 
Inflorescencia en detalle. Se aprecian los estambres y anteras sobresaliendo de los pétalos.
 
Existe una variedad moteada, descrita originalmente como Aloe barbadensis var. chinensis, pero es un mero sinónimo de la especie tipo.

Distribución y hábitatEditar

Arenales y roquedos costeros, alterados y nitrificados desde el nivel del mar hasta 200 msnm.[1]​ Probablemente originaria de Arabia y naturalizada en regiones subtropicales y templadas de ambos hemisferios, también incluido el Mediterráneo.[1]

UsosEditar

El Aloe vera se cultiva como planta decorativa, para usos medicinales, en cosmética e incluso para la alimentación en algunos países.

En algunos lugares popularmente suele llamarse Aloe vera a las variedades: Aloe Barbadensis Miller, Aloe Chinensis y Aloe maculata. Si bien las dos últimas pueden tener propiedades medicinales similares, a nivel farmacéutico es importante una correcta identificación de la especie ya que son diferentes.

Actualmente, hay más de doscientos cincuenta variedades reconocidas de Aloe, de las cuales, solamente cuatro tienen características curativas o medicinales significativas. Pese a que las variedades Barbadensis Miller, Arborescens, Maculata y Chinensis son variedades distintas, muchas personas se refieren a ellas como Aloe Vera[2]​.

Una de las aplicaciones farmacéuticas más antiguamente registrada se puede encontrar en una tablilla sumeria de arcilla del siglo XXI a. C., pero hay informes de dibujos de la planta en las paredes de templos egipcios desde el IV milenio a. C.[cita requerida] Cabe reseñar también que hay citas al Aloe vera en la Biblia, siendo una de las más significativas la de Juan 19.39[3]​.

En cosmética se usa cada vez más. La mayoría de los fabricantes responsables extraen y purifican los extractos, evitando el látex de la planta, conocido como aloína. Actualmente, está muy extendido su uso directo mediante procedimientos domésticos muy rudimentarios, dando lugar a irritación (dermatitis, eccema) o reacciones alérgicas (urticaria)[4]​, cuando no se ha limpiado el gel de Aloe de forma adecuada.

 
Cápsulas y semillas.

CultivoEditar

 
Plantas en cultivo industrial

Debido a que Aloe vera procede de sitios calurosos y desérticos, su cultivo requiere que las temperaturas mínimas no desciendan de 0ºC. Heladas intensas o heladas débiles pero repetidas causan daños, ya que no es tolerante al frío; tampoco tolera la humedad, ni en el suelo ni sobre la planta. Se puede ubicar a pleno sol o en semisombra.

El cultivo de estas plantas en maceta y como planta decorativa se extendido enormemente en los últimos años. Las macetas de terracota son preferibles a cualquier otro material, ya que son porosas, con lo cual se evita el exceso de humedad. Un sustrato también poroso, como el que se emplea para cactus y suculentas es el adecuado, es conveniente dejarlo secar completamente antes de volver a regar. Cuando las plantas se llenan de los hijuelos que surgen alrededor de la "planta madre", se deben dividir para posibilitar un mayor crecimiento de la planta principal y ayudar a prevenir infestaciones de plagas, como ácaros, cochinillas y especies de áfidos. Durante el invierno, esta especie puede entrar en estado de latencia, por lo que se deben suspender los riegos, sobre todo si está en el exterior. En zonas demasiado frías es mejor mantenerla en el interior o en invernaderos con calefacción.

Esta especie se cultiva a gran escala en Australia, Bangladés, Cuba, República Dominicana, China, México, India, Jamaica, Colombia , Venezuela, Kenia, Perú, Tanzania y Sudáfrica, junto con los Estados Unidos para abastecer a la industria cosmética. En España su cultivo es cada vez más común, siendo Córdoba la principal área productora, encontrando en Canarias un cultivo totalmente salvaje.

Utilización como cosmético y medicinalEditar

 
Trozos de gel de Aloe vera

Esta especie ha sido cultivada desde tiempos antiguos por su uso medicinal.[5][6]

De ella se obtienen dos productos:

  • Gel, que es la porción mucilaginosa del parénquima tisular o mesófilo situado en el centro de las hojas. De esta pulpa se extrae un gel brillante y amargo. Debe eliminarse la piel para evitar la oxidación, que le daría un color oscuro. Para conservarlo en buenas condiciones debe estabilizarse el material recién obtenido y preservarlo de la contaminación bacteriana y fúngica.
  • Acíbar, es el zumo que resulta de la incisión de las hojas, es un sólido cristalino de color marrón y muy amargo. Se localiza en las células pericíclicas situadas cerca de los haces conductores inmediatamente por debajo de la epidermis, entre el parénquima clorofílico y el mucilaginoso. En general, se obtiene dejando fluir el líquido que sale de las hojas cortadas transversalmente en un recipiente. El olor es característico y fuerte.

Las hojas deben ser cortadas por la base, cerca del tallo. Para cortarlas basta con hacer una pequeña incisión en el nacimiento de la hoja y hacer un giro circular en torno al tallo, sin causar de este modo, daño alguno a la planta. Una vez recolectadas, las hojas son lavadas y fileteadas. La epidermis debe eliminarse, ya que contiene aloína, una sustancia tóxica.[7][8][9]

TaxonomíaEditar

Aloe vera fue descrita por Carlos Linneo en 1753[10]​ y luego por Nicolaas Laurens Burman y publicado en Flora Indica . . . nec non Prodromus Florae Capensis, 83, en 1768.[11]

Etimología

Ver: Aloe

vera: epíteto latino que significa "verdadero".[12]

Sinonimia
  • Aloe barbadensis Miller.,1768.
  • Aloe barbadensis var. chinensis Haw., 1819
  • Aloe chinensis Steud. ex Baker, 1877
  • Aloe elongata Murray, 1789
  • Aloe flava Pers., 1805
  • Aloe indica Royle, 1839
  • Aloe lanzae Tod., 1890.
  • Aloe littoralis J.König ex Baker, 1880 nom. inval
  • Aloe maculata Forssk.,1775 nom. illeg.
  • Aloe perfoliata var. barbadensis (Mill.) Aiton, 1789
  • Aloe perfoliata var. vera L., 1753.
  • Aloe rubescens DC., 1799
  • Aloe variegata Forssk,.1775 nom. illeg.
  • Aloe vera var. chinensis (Steud. ex Baker) Baker, 1880
  • Aloe vera var. lanzae Baker, 1880
  • Aloe vera var. littoralis J.König ex Baker, 1880
  • Aloe vulgaris Lam., 1783[13]

Nombres comunesEditar

Hasta el siglo XIX, su nombre más popular era acíbar.

  • acíbar (gomorresina), áloe, alovera, alóe vera, azabila, babosa, gamonita, pita perfoliada, pita zabila, pitazabila, pitazábila, sabila, yerba babosa, zabida, zabila, zabin, zabira, zadiba, zadiva, zambana, zavida, áloes (gomorresina).[14]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b c Flora Ibérica, RJB/CSIC, Madrid.
  2. «Aloe Vera». 
  3. S. Juan 19:39-42
  4. Martín Fernández AI, et al. Urticaria de contacto por Aloe vera. Rev Pediatr Aten Primaria. 2013;15:239-44
  5. Armstrong, Liza. «Clean and green». Australian Broadcasting Corporation. Archivado desde el original el 24 de mayo de 2008. Consultado el 20 de junio de 2008. 
  6. «Yagua unveils cosmeceutical beverage». Decision News Media. Consultado el 20 de junio de 2008.  (enlace roto disponible en Internet Archive; véase el historial y la última versión).
  7. «Aloe Vera – Side Effects and Cautions». National Center for Complementary and Alternative Medicine. Consultado el 7 de octubre de 2011. 
  8. Boudreau, M.D; Beland, F.A; Nichols, J.A; Pogribna, M (2011), Toxicology and carcinogenesis studies of nondecolorized whole leaf extract of Aloe Barbadensis Miller (Aloe vera) in F344/N rates and B6C3F1 mice (Drinking water study), Peer review draft NTP TR 577, National Institutes of Health, archivado desde el original el 13 de octubre de 2012, consultado el 6 de marzo de 2013  NIH publication no. 11-5919 
  9. «NTP Speaks about Aloe Vera». Niehs.nih.gov. Consultado el 9 de noviembre de 2012. 
  10. http://biodiversitylibrary.org/page/358338
  11. «Aloe vera». Tropicos.org Missouri Botanical Garden. Consultado el 10 de febrero de 2013. 
  12. En Epítetos Botánicos
  13. Sinónimos en Kew
  14. Nombres comunes en Anthos, Sistema de información sobre las plantas de España, RJB/CSIC, Madrid, 2012 (requiere búsqueda interna)

BibliografíaEditar

  • Alonso, J. R. Tratado de Fitofármacos y nutracéuticos. 2a. ed. Ed. Corpus. Buenos Aires, 2004. ISBN 978-987-20292-3-4.
  • Atlas de Botánica: el mundo de las plantas, Ediciones Aupper.
  • Berdonces, Josep Lluís. Gran enciclopedia de las plantas medicinales: el dioscórides del tercer milenio. Ed. Tikal. Madrid, 1998. ISBN 84-305-8496-X.
  • Berdonces i Serra, Josep Lluís . Gran enciclopedia de las plantas medicinales. Tikal ediciones, 1998. ISBN 978-8430584963.
  • Vanaclocha, Bernat; Cañigueral, Salvador. Fitoterapia: vademécum de prescripción. 4a. Ed. Editorial Masson, Barcelona, 2003. ISBN 978-84-458-1220-4.