Amada inmortal

La carta a la Amada inmortal fue encontrada, junto con el testamento de Heiligenstadt, entre los papeles que dejó Ludwig van Beethoven al morir, en 1827.[1]

Facsímil de la primera página destinada a la Amada inmortal.

La carta está fechada, simplemente, el lunes 6 de julio, sin que figure el año, el lugar ni la destinataria. Esto ha dado lugar a una abundante especulación sobre quién sería la Amada inmortal. En 1795, 1801, 1807, 1812 y 1818 el seis de julio fue lunes, durante la época de la residencia de Beethoven en Viena. Generalmente se acepta que habría sido escrita en 1812, puesto que el compositor se encontraba en el balneario de Teplice (donde se encontró con Johann Wolfgang von Goethe).

Aspectos formalesEditar

Está escrita en cuatro hojas de 20 x 23,8 cm., por ambos lados, y —también por ambos lados— una hoja de 20 x 12cm. Fueron escritas a lápiz y el análisis ha revelado correcciones posteriores, con la intención de hacerla más legible para la publicación.

ReferenciasEditar

  1. «Amada Inmortal». www.lvbeethoven.com. Consultado el 5 de junio de 2020. 

Enlaces externosEditar