Abrir menú principal

Amanda E. Clement (20 de marzo, 1888 – 20 de julio, 1971) fue la primera mujer pagada por arbitrar un juego de béisbol, y también puede haber sido la primera mujer en arbitrar un partido de baloncesto de secundaria. Clement sirvió como ampáyer regularmente durante seis años y sirvió ocasionalmente por varias décadas después. Una atleta hábil en varias disciplinas, Clement compitió en béisbol, baloncesto, atletismo, gimnasia y tenis y se le han atribuido records mundiales en lanzamiento de bala, carreras, carrera de vallas y béisbol.

Amanda Clement
Información personal
Nacimiento 20 de marzo de 1888
Hudson (Dakota del Sur)
Fallecimiento 20 de julio de 1971 (83 años)
Sioux Falls (Dakota del Sur)
Nacionalidad Estadounidense Ver y modificar los datos en Wikidata
Educación
Educada en Universidad de Nebraska-Lincoln
Información profesional
Ocupación Ampáyer
Conocida por Primera ampáyer mujer pagada
Empleador

Vida temprana y carrera de arbitrajeEditar

Amanda Clement nació en Hudson (Dakota del Sur), en ese entonces parte del Territorio de Dakota, el 20 de marzo de 1888 en Harriet Clement, una de las colonias originales de Eden (Dakota del Sur), y su esposo, quien murió cuando Amanda era muy joven.[1][2][3][4]​ En 1904, Clement viajó a Hawarden (Iowa), para ver a su hermano Hank lanzar en un juego semiprofesional. El ampáyer del juego previo al de Hank no se presentó, por lo cual Hank sugirió que Amanda, quien había jugado béisbol con sus hermanos y tenía conocimiento sobre el juego, sirviera como la ampáyer. Al hacerlo, Clement se convirtió en la primera mujer pagada para arbitrar un juego de béisbol. Su desempeño fue muy bien recibido al punto en que fue contratada para arbitrar más partidos semiprofesionales.[4][5][note 1]

Si las mujeres arbitraran, nada de esto pasaría. ¿Creen que cualquier jugador en el país se pondría firme con una chica y le diría: ‘Idiota daltónica, cerebro de pepinillo, bizca, si no para de lanzarme la sopa voy a distribuir su artículo por todo el campo hasta que el conserje se vea obligado a absorberlo con gasolina’? Por supuesto que no. Los jugadores no son tan malos. De hecho, mi experiencia es que tienen más de lo habitual en caballería. Además no creo que haya alguien en el país capaz de hablarle groseramente a una mujer aunque pensara que su batazo fuera ‘bueno por milla’ en vez de foul.
—Amanda Clement, entrevista con The Pittsburgh Press, 17 de septiembre de 1906[6]

La carrera de arbitraje de Clement duró seis años, en los que arbitró juegos en Dakota del Norte, Dakota del Sur, Minnesota, Iowa y Nebraska. A diferencia de los juegos modernos, en los tiempos de Clement los juegos tenían solo un ampáyer, quien se ubicaba detrás del lanzador y era responsable de cantar bolas y strikes, si las bolas eran de foul o fair, y si los corredores estaban quietos o out. A pesar del peligro que los ampáyers corrían durante esta época, Clement era tratada con respeto tanto por los jugadores y por los aficionados, además fue respetada por su estilo serio y su insobornabilidad. Su popularidad era tan alta que los comercializadores del béisbol enfatizaban su arbitraje para atraer multitudes.[1][2][3][5]​ En 1906 Clement escribió un artículo para The Cincinnati Enquirer argumentando que las mujeres eran mejores ampáyers que los hombres porque los hombres no le hablarían abusivamente a una ampáyer mujer. Ella repetía esta idea en entrevistas con otros periódicos.[1][6]​ Clement, una Congregacionalista, se rehusaba a arbitrar los domingos y se quedaba en la casa de los clérigos mientras arbitraba en el camino.[2]

Clement ganaba entre $15 y $25 por juego, los cuales utilizaba para financiar su educación universitaria, asistiendo a la Universidad de Yankton por dos años seguidos por dos años en la Universidad de Nebraska-Lincoln.[7]​ Cuando estaba en Yankton, arbitraba juegos de baloncesto y fue posiblemente la primera mujer en hacerlo, fue capitana del equipo de baloncesto femenino de la universidad, corría, era gimnasta y fue por su propia aproximación la mejor jugadora de tenis del estado.[7][8][9][10]

Una serie de logros adicionales en los deportes se le han atribuido a Clement, pero no pueden confirmarse debido a un mal mantenimiento de registros en la época. Estos logros incluyen ganar campeonatos de tenis en Iowa y Dakota del Sur y establecer récords mundiales en lanzamiento de bala, carreras de velocidad, obstáculos y en béisbol, donde se afirma que Clement lanzó una pelota de béisbol a 275 pies.[2]

Después del arbitrajeEditar

Aunque Clement sirvió regularmente como ampáyer únicamente durante seis años, continuó intermitentemente hasta sus cuarenta años.[2]​ Después de su tiempo sirviendo regularmente como ampáyer, Clement pasó varios años enseñando educación física en la Universidad de Wyoming, la escuela de Jamestown (Dakota del Norte) y otras escuelas en Dakota del Norte y Dakota del Sur.[11]​ Clement también sirvió en varias YWCAs incluyendo una en La Crosse (Wisconsin). Clement se desempeñó también como entrenadora del equipo de baloncesto independiente de Hudson, organizó campeonatos de tenis y sirvió como periodista, jefe de policía, tipógrafa, juez de paz y asesora de la ciudad de Hudson.[1][3][8]​ En 1929, Clement regresó a Dakota del Sur para cuidar a su madre, quien se encontraba enferma. Luego de la muerte de su madre en 1934, Clement se mudó a Sioux Falls (Dakota del Sur) donde se desempeñó como trabajadora social durante veinticinco años antes de retirarse en 1966.[1][7]​ Clement murió en Sioux Falls el 20 de julio de 1971.[3]

NotasEditar

  1. Las fuentes no están de acuerdo en el año en el que Clement arbitró su primer juego. The Schenectady Gazette obituary of Clements lo ubica en 1903, the South Dakota Sports Hall of Fame and the National Baseball Hall of Fame lo ubica en 1904 y Sports Illustrated lo ubica en 1905. La edad de Clement estaría entre 15, 16 o 17 años en el momento

ReferenciasEditar

  1. a b c d e Edelson, Paula (2002). A to Z of American women in sports. New York: Facts on File. pp. 42-43. ISBN 978-0816045655. 
  2. a b c d e Roan, Sharon L. (5 de abril de 1982). «No One Yelled "kill The Ump" When Amanda Clement Was A Man In Blue». Sports Illustrated. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  3. a b c d Bridge, Gai Ingham. «Clement, Amanda (1888–1971)». Encyclopedia of the Great Plains. University of Nebraska–Lincoln. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  4. a b «Baseball's First Woman Umpire Dies». Schenectady Gazette. Associated Press. 22 de julio de 1971. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  5. a b Zayat, Tina. «She Made the Call». National Baseball Hall of Fame. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  6. a b «Women Umpires May Save Sport». The Pittsburgh Press. 17 de setiembre de 1906. Consultado el 21 de abril de 2013. 
  7. a b c «Amanda Clement». South Dakota Sports Hall of Fame. South Dakota Sports Hall of Fame. Consultado el 29 de marzo de 2013. 
  8. a b «South Dakota Woman is Jack of All Trades». Ludington Daily News. Associated Press. 7 de abril de 1929. Consultado el 30 de marzo de 2013. 
  9. «Woman as Umpire.». The Meriden Daily Journal. 20 de junio de 1906. Consultado el 30 de marzo de 2013. 
  10. «Girl Baseball Umpire». Reading Eagle. 29 de junio de 1906. Consultado el 30 de marzo de 2013. 
  11. «Nobody Yelled 'Kill the Umpire!'». Consultado el 16 de febrero de 2018.