Abrir menú principal

El amor de Dios es un concepto central en las concepciones monoteístas de Dios. En la teología, este amor es el atributo divino según el cual Dios desea dirigirse o comunicarse bondadosamente con su creación. En las palabras del teólogo calvinista Louis Berkhof, este amor es "la perfección de Dios por la cual Él es movido eternamente a Su propia comunicación". En virtud de la santidad divina, Dios "ama a Sus criaturas racionales por amor a Sí mismo, o, para expresarlo de otra forma, en ellos Él se ama a Sí mismo, Sus virtudes, Su obra y Sus dones".[1]

La biblia relata que Dios es amor (1 Juan 4:8). Esta es una de las razones por las que muchos no entienden el verdadero significado de amar, porque no conocen a Dios. El amor de Dios es más que sentimientos, es entrega, dedicación, perdón, corrección, etc. El amor requiere sacrificio y entrega, por eso Dios entregó a su hijo por la humanidad. "Si haces todo en base al amor es imposible que tengas malos resultados".[2]​ Solo debes asegurarte de saber el verdadero significado del amor y así saber si lo que hace los haces por amor o por otro sentimiento no por conveniencia.

ReferenciasEditar

  1. Berkhof, Teología Sistemática.
  2. «Las Mejores Reflexiones de Amor - 100% Originales y Buenas». Las Mejores Reflexiones de Amor - 100% Originales y Buenas. 13 de diciembre de 2016. Consultado el 5 de marzo de 2017. 

BibliografíaEditar