Abrir menú principal

Andrew Harclay, 1er Earl de Carlisle (c. 1270 – 3 de marzo 1323), conocido de forma alternativa Andreas de Harcla fue importante líder militar inglés establecido en la frontera con Escocia durante el reinado de Eduardo II. Con raíces de una familia de caballeros de Westmorland, fue nombrado sheriff de Cumberland en 1311. Se distinguió en las guerras escocesas, y en 1315 rechazó un asedio en el castillo de Carlisle contra Robert the Bruce. Poco después de esto, fue hecho prisionero por los escoceses, y quedó solo en libertad después de un importante rescate. Su mayor logro fue en 1322, cuando derrotó al barón rebelde Thomás de Lancaster en la batalla de Boroughbridge entre los días 16 y 17 de marzo. Por esta razón se creó y concedió el título de Earl de Carlisle.

Andrew Harclay
Andrew Harclay.jpg
Ilustración contemporánea de Harclay.
Información personal
Nacimiento c. 1270
Westmorland ,Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda
Fallecimiento 3 de marzo de 1323
Carlisle, Cumberland Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda
Causa de la muerte Ahorcado, arrastrado y descuartizado Ver y modificar los datos en Wikidata
Nacionalidad Británica Ver y modificar los datos en Wikidata
Familia
Padres Michael Harclay(padre)
Joan Fitz(madre)
Información profesional
Ocupación Militar y político Ver y modificar los datos en Wikidata
Cargos ocupados
  • Miembro del Parlamento del Reino de Inglaterra Ver y modificar los datos en Wikidata
Conflictos Guerras escocesas
Título Earl de Carlisle

Como uno de los principales líderes militares en la frontera con Escocia, Harclay se fustró con la inactividad de Eduardo II, en particular la humillante derrota inglesa en la batalla de Old Byland el 14 de octubre 1322, que dejó ver que la guerra era imposible de ganar. Harclay inició negociaciones con los escoceses por su propia voluntad, y el 3 de enero 1323, se firmó un tratado de paz con Robert the Bruce. El acto se produjo sin el consentimiento real, y se consideró hecho a traición.[1]​ El rey emitió una orden de arresto al earl, y, el 25 de febrero, Harclay fue detenido y llevado como prisionero ante la presencia del rey. Fue citado ante los jueces reales el 3 de marzo para escuchar las acusaciones, pero negó una audiencia, y fue ejecutado el mismo día, además de desposeído de sus cargos. Fue ahorcado, arrastrado y descuartizado, por lo que sus reliquias se conservan en diferentes partes del país. Sólo al cabo de cinco años se le permitió un entierro apropiado, pero la condena por traición nunca se anuló.

NotasEditar

  1. Barrow, 1965, p. 351

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar