Anexo:Apoteosis de Hércules

Artículo principal: Heracles

Casamiento de Hebe y Heracles en el cielo Olímpico
Hércules arrojando a Licas al mar

La apoteosis o deidificación de Heracles (en griego antiguo Ἡρακλῆς, Hēraklḗs, del nombre de la diosa Hēra, y kleos: ‘gloria’ es decir ‘gloria de Hera) o Hércules (en la mitología romana) [1][2][3]​ se produce luego de su muerte o ritual purificación de fuego en el monte Eta con su ascensión e inmortalización en el Olimpo. [4]

La túnica de NesoEditar

Articulo principal: Neso

Después de la boda con Heracles, Deyanira recibió un mensaje de su hermano, el príncipe Meleagro, en el cual le comunicaba que la echaba de menos, así que se dispuso a hacerle una visita en compañía de Heracles. Durante el viaje, tuvieron que cruzar el río Eveno. El centauro Neso se ofreció a llevar a Deyanira mientras Heracles cruzaba a nado, pero se enamoró de ella, y en cuanto alcanzó la otra orilla, salió al galope sin esperar a Heracles, ya que pretendía raptarla para después violarla. Heracles enfureció y le disparó una flecha untada con la sangre de la hidra de Lerna, la cual le acertó en el corazón, matándolo. Mientras Heracles se acercaba al lugar, el moribundo Neso le dijo a Deyanira que tomara un poco de su sangre, la mezclara con el semen que había derramado en tierra [5]​ y con aceite de olivo y si notaba que perdía el amor de Heracles, se la aplicara, pues era una eficiente pócima del amor. Esta realmente era una trampa para acabar con la vida de Heracles, pero Deyanira se dio cuenta demasiado tarde.

La purificación de Heracles con fuego en el monte EtaEditar

Deyanira ya instalada en Traquis, estaba resignada a la costumbre de Heracles de tomar amantes, y cuando ella reconoció a Iole como una de ellas, consideró que era intolerable que Heracles pensara que ella y Iole viviesen juntas bajo el mismo techo. Como ya no era joven, Deyanira pensó en utilizar la pócima de Neso como un método para conservar el afecto de su esposo. Tomó un trozo de lana, la empapó en la mezcla y luego la frotó en una túnica que ella misma había tejido. [6]

Le entregó la camisa a Licas en un cofre y le pidió que se la llevase a Heracles para que él se la pusiese para el sacrificio a Zeus por la toma de Ecalia.

Licas ya había partido en su carro a toda velocidad cuando Deyanira comprobó horrorizada que la lana, que ella había utilizado para impregnar la túnica, ardía como aserrín ante la luz solar.

Dándose cuenta del engaño de Neso, ella envió un mensaje para que hiciera volver a Licas, jurándose que si Heracles moría ella no le sobreviviría. [7][8]

El mensaje llegó demasiado tarde. Heracles ya se había puesto la túnica y sacrificado doce toros, quemaba incienso y arrojaba vino en los altares cuando de pronto gritó como si le hubiese mordido una serpiente. El calor había derretido el veneno de la Hidra en la sangre de Neso y comenzó a corroerle la carne. Trató de quitarse la camisa pero esta se había pegado de tal manera que arrancaba la carne junto con ella, dejando los huesos al descubierto. Se arrojó a la corriente de agua más próxima pero el veneno le quemaba todavía más. Las aguas burbujearon y desde aquel día se las llama Termópilas, que significa "pasaje caliente". [9][10][11][12]

Licas en vano trató de disculparse, pero Heracles lo arrojó al mar y allí se transformó en una roca de aspecto humano a la que los marinos suelen llamar Licas. Deyanira se suicidó horrorizada al enterarse de todo lo sucedido. Heracles le pidió a Hilo que lo llevara de allí para poder morir en soledad. Hilo le aseguró que Deyanira era inocente y dado que nadie más estaba con él, Heracles le reveló a Hilo la profecía de Zeus "Ningún hombre vivo podrá matar a Heracles; un enemigo muerto será su ruina". Heracles hizo jurar a Hilo que lo llevaría a la cima más alta de la montaña y allí lo quemaría en una pira de ramas de encina y troncos de acebuche; también lo hizo jurar que se casaría con Íole tan pronto como llegase a la mayoría de edad. Hilo prometió cumplirlos. [13][14][15]​ Sin embargo cuando llegaron a la cima, nadie se atrevía a encenderla. Yolao y sus compañeros se retiraron a una breve distancia. Pasó por allí un pastor eolio llamado Peante y ordenó a su hijo Filoctetes hacer lo que Heracles le pedía. En agradecimiento Heracles le legó a Filoctetes su carcaj, su arco y flechas. Cuando la pira comenzó a arder, Heracles se acostó sobre ella extendiendo la piel del león de Nemea como plataforma y la clava como almohada. Del cielo cayeron varios rayos que redujeron la pira a cenizas. [16][17][18]

Ascensión al cielo olímpico y deificaciónEditar

Los rayos habían consumido la parte mortal de Heracles. Ya no guardaba parecido con Alcmena sino que como una serpiente que se muda de piel, aparecía ahora con toda la majestuosidad de su padre divino. Una nube lo ocultó de sus compañeros mientras que Zeus, entre truenos, lo transportaba en su carro de cuatro caballos al cielo, donde Atenea lo tomó de las manos y lo presentó ante los otros dioses. [19][20][21]​ Zeus había destinado a Heracles para que fuese parte de los Doce Olímpicos, pero estaba poco dispuesto a expulsar a alguno de los otros dioses para hacerle lugar. Hera entonces fue convencida por Zeus para que adoptase a Heracles en una ceremonia de renacimiento. Hera pasó a considerar a Heracles como su hijo y fue a quien más amó junto con Zeus. Todos los olímpicos lo recibieron de buena gana y Hera lo casó con su bellísima hija Hebe, de quienes nacieron Alexiares y Ancieto. [22][23][24][25]​ Heracles se convirtió finalmente en el portero del cielo y nunca se cansa de permanecer en las puertas del Olimpo.

Cuando Yolao y sus compañeros regresaron de Traquis, Menecio sacrificó un carnero, un toro y un jabalí e instituyó su culto como héroe en la Opus Locria [26][27]​ ; los tebanos le imitaron, sin embargo fueron los atenienses encabezados por los habitantes de Maratón los primeros en adorarle como un dios. Uno de los hijos de Heracles, Festo instó a que los siciones le ofrecieran adoración como dios. Los habitantes de Sición entonces, luego de sacrificar un cordero y quemar sus muslos en el altar de Heracles como dios, dedican parte de su carne a Heracles como héroe. En Eta le adoran con el nombre de Cornopión; los habitantes de Eritrea le adoran como Heracles Ipóctono. [28]​ Una estatua de Heracles tiria fue encontrada flotando en el mar Jónico y un grupo de mujeres formó sogas con sus trenzas de cabello cortados como para traerla hacia la costa. Posteriormente la estatua fue llevada al templo de Eritrea.

Análisis y teorías de Robert Graves sobre la apoteosis de HeraclesEditar

El escritor y erudito británico Robert Graves (Wimbledon, Londres, 24 de julio de 1895 - Deyá, 7 de diciembre de 1985) consideraba que antes de que el rey sagrado (ver Comiria) fuese sacrificado e inmortalizado, la reina debía de despojarlo de sus ropas e insignias reales. Las mutilaciones o torturas que el rey sagrado recibía antes de ser quemado en la pira no eran especificadas y la imagen de la que pudiese provenir el mito de Heracles y la túnica envenenada, podría haber mostrado a este poniéndose una camisa de lino que era la consagración a la diosa Muerte.

Estatuillas e inscripciones primitivas sugerían que el rey sagrado siguió siendo quemado tradicionalmente durante siglos en forma de estatua, luego de haber sido quemado en persona. Las hogueras de madera de encina eran apropiadas para el solsticio estival y las de acebuche para el año nuevo, cuando el rey inicia su reinado y expulsa a los espíritus del año viejo.

La persona que enciende la pira heredaría las armas del rey y de esa manera se explicaría que Heracles le regalase sus armas a Peante o Filoctetes.

Ilustraciones sobre el armamento de Heracles por parte de su futura consorte, antes de iniciar sus pruebas rituales (los doce trabajos de Heracles) y su presentación por parte de la sacerdotisa llamada Hebe o Atenea, como la joven reina y prometida, a los doce testigos de casamiento sagrado, cada uno como representantes de un clan, junto con otra ilustración que mostraría el casamiento de Tetis y Peleo pudieron inspirar los detalles de la ascensión de Heracles al Olimpo, la presentación por parte de Atenea a los demás dioses, donde no consiguió un asiento entre ellos, y su casamiento con Hebe.

El hecho de que Heracles se convirtiera en portero del Olimpo pudo representar que murió en el solsticio estival y el año tenía como símbolo una puerta enorme de roble que giraba sobre un gozne, la cual iba cerrándose poco a poco a medida se acortaban los días. [29]

Lo que habría impedido a Heracles llegar a ser un olímpico completo es la mención de Homero en la Odisea donde habla de la presencia de su sombra mortal en el Tártaro, mientras el Heracles inmortal custodia las puertas del Olimpo.

La ascensión de Heracles al Olimpo en un carro tirado por cuatro caballos significan que Heracles era un héroe solar patrono de los juegos olímpicos. Cada caballo representaba un año, mientras que los cuatro caballos juntos representarían los cuatro años que transcurrían entre los juegos olímpicos.

Una imagen cuadrada del sol, adorada como Heracles salvador, se hallaba en el recinto de la Gran Diosa en Megalópolis. [30]

La mención del un hallazgo de una estatua de Heracles tiria en el mar Jónico y que fue llevada al templo de Eritrea, para lo cual un grupo de mujeres utilizaron trenzas de cabello a modo de cuerdas, pareciera coincidir con el ritual de la comiria, lo que indicaría que el cabello cortado no era el de las mujeres sino el del propio héroe antes de morir ritualmente. [31]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. https://books.google.com.ar/books?id=xLf5lNtveiAC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false
  2. Pierre Grimmal https://books.google.com.ar/books?id=0ugaKWx_2icC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false
  3. Alfonso Reyes https://books.google.com.ar/books?id=0krUMMnLQCcC&printsec=frontcover&hl=es#v=onepage&q&f=false
  4. http://mural.uv.es/clape/14738/muerteyapoteosis.html
  5. http://mural.uv.es/clape/14738/muerteyapoteosis.html
  6. Robert Graves "Los Mitos Griegos" tomo 2 pág 252 - 253
  7. Sófocles "Las traquinianas" 460-751
  8. Higinio "Fábula" 36
  9. Sófocles "Las traquinianas" 756
  10. http://mural.uv.es/clape/14738/muerteyapoteosis.html
  11. Mythogrphi Graeci: Apendix Narrationum xxviii.8 de Nonnus Westermann
  12. Tzetzes "Sobre Licofrón" 50.1
  13. Apolodoro cit.
  14. Sófocles "Las traquinianas" 912 hasta el final
  15. http://mitologiasyleyendas.blogspot.com.ar/2013/08/145-la-apoteosis-de-heracles.html
  16. Diodoro Sículo loc. sit.
  17. Ovidio "Metamorfosis" ix.899
  18. http://mitologiasyleyendas.blogspot.com.ar/2013/08/145-la-apoteosis-de-heracles.html
  19. Ovidio "Metamorfosis" ix241-73
  20. Apolodoro loc. cit.
  21. Pausanias iii.18.7
  22. Diodoro Sículo iv.39
  23. Hesíodo sobre Onomácrito: Fragmento editorial Evelyn-White págs. 615-16
  24. Píndaro "Odas ítsmicas" iv.59 y "Odas nemeas" x.18
  25. http://lacolumnalactaria.blogspot.com.ar/2012/10/apoteosis-de-hercules.html
  26. Diodoro Sículo iv.39
  27. Pausanias i.15.4
  28. http://mural.uv.es/clape/14738/muerteyapoteosis.html
  29. Robert Graves "La diosa blanca" pág. 233
  30. Pausanias viii. 31.4
  31. Robert Graves "Los Mitos Griegos" Alianza Editorial Tomo 2 págs 258 - 59