Anexo Cárcel Capuchinos

El anexo cárcel Capuchinos fue un recinto penitenciario ubicado en Santiago, la capital de Chile, célebre por albergar a detenidos por violaciones a los derechos humanos y a convictos de altos ingresos, debido a su carácter de «prisión VIP».

Anexo Cárcel Capuchinos
Localización
País Chile
Dirección Capuchinos N° 738, Santiago[1]
Coordenadas 33°26′05″S 70°39′13″O / -33.434788888889, -70.653666666667
Información general
Usos Cárcel
Construcción 1860

HistoriaEditar

El antiguo edificio fue construido en 1860 por las Monjas Clarisas Capuchinas para albergar su convento. De ahí su nombre y el de la calle. Pero por su ubicación estratégica, a escasas cuadras de los tribunales de justicia y los Juzgados del Crimen, se transformó en un centro penitenciario, por orden del gobierno del presidente Juan Antonio Ríos quien, en 1946, ordenó su expropiación y decidió trasladar allí a los reos sin prontuario que no habían cometido delitos violentos, procesados principalmente por delitos de tipo económico.[2]

El 11 de septiembre de 2005 un voraz incendio calcinó el edificio. La intendenta de Santiago de ese entonces, Ximena Rincón junto al General Director de Carabineros, Alberto Cienfuegos, concurrieron al lugar para analizar la magnitud del siniestro. 12 compañías de bomberos debieron asistir al desastre. 26 internos —22 hombres y cuatro mujeres— debieron ser trasladados a dependencias de la dirección nacional de la institución. El fuego había comenzado en los dormitorios de los gendarmes en el segundo piso del costado nororiente de la prisión. No se registraron lesionados.[3]

«Prisión VIP»Editar

Vastas críticas ha recibido el Estado de Chile por permitir una prisión tipo resort como Capuchinos, una prisión pagada, también denominada «cárcel VIP» o cinco estrellas, donde estuvieron recluidos, por ejemplo, los parlamentarios Clodomiro Almeyda,[4]Erich Schnake,[5]Juan Pablo Letelier[6]​ y Alejandro Guillier.[7]

En el penal los internos tenían garantías impensadas para un reo común. Los delincuentes que llegaban a capuchinos se encontraban con una casona estilo colonial con tres niveles. El primero, un salón donde se recibían las visitas a diario, con un teléfono público y quiosco donde comprar. Justo detrás, la cancha donde los internos se entretenían jugando baby fútbol. Al costado de uno de los arcos, un pequeño gimnasio. Al otro extremo, las oficinas del capellán y consejero de Gendarmería. Al otro extremo, justo al lado de las escaleras que daban a las cuatro celdas para mujeres, estaba la piscina. Ya en el segundo nivel, estaban las celdas dobles. Un pasillo estilo pensión costera dejaba ver diversas puertas que eran los dormitorios de los internos más pobres, es decir, de los que no alcanzan a pagar una habitación privada. Esos afortunados iban en el tercer piso. Los habitantes de Capuchinos contaban además con una sala de lectura, sala de juegos (pool) y de televisión, más un comedor y cocina comunes que debían limpiar por turnos de uno por vez.[8]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «Anexo Cárcel Capuchinos». Memoria Viva. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  2. «El gran incendio de la cárcel Capuchinos». Segunda Compañía de Bomberos Esmeralda. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  3. «Fuego arrasó anexo Cárcel Capuchinos». El Mercurio de Valparaíso. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  4. «Feliciano Palma, el más mítico de sus huéspedes». La Cuarta. 18 de septiembre de 2005. Archivado desde el original el 2 de abril de 2015. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  5. «Adiós, Capuchinos, adiós». La Nación. 25 de septiembre de 2005. Archivado desde el original el 2 de abril de 2015. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  6. «Coimas: dueño de escuela Siglo 21 denunció persecución contra Letelier». Radio Cooperativa. 29 de mayo de 2003. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  7. «Corte concede libertad bajo fianza a Alejandro Guillier». EMOL. 12 de diciembre de 2003. Consultado el 10 de marzo de 2015. 
  8. «Derechos humanos en las cárceles chilenas». www.claretianos.cl. Archivado desde el original el 23 de febrero de 2010. Consultado el 10 de marzo de 2015. 

Enlaces externosEditar