Anillo de compromiso

anillo que, según las constumbres occidentales, se lleva para indicar un compromiso matrimonial

Un anillo de compromiso es aquel que, según las costumbres occidentales, se lleva para indicar su compromiso de casarse.

Anillo de oro con diamante en solitario.

La costumbre de los anillos de compromiso se remonta a la época de los romanos, aunque el tradicional anillo de diamantes, símbolo de la fidelidad, data del siglo xv. El aro liso de oro del anillo de boda simboliza la eternidad y el ciclo de la vida.

El anillo se lleva en el dedo anular (que según la tradición contiene la vena amoris). La mano en la que tradicionalmente se lleva depende de cada zona.[1]​ Pero desde hace cientos de años, se dice que la vena amoris pasa por el dedo anular izquierdo que conecta directamente al corazón (téngase en cuenta que la vena amoris no existe realmente). Tradicionalmente, es ofrecido por el hombre como regalo a su novia mientras o cuando ella accede a la proposición de matrimonio. Representa una aceptación formal del futuro compromiso.

Tradición en los diferentes paísesEditar

Hoy en día, en los Estados Unidos de América es cada vez más habitual (aunque aún no demasiado extendido), que una mujer también compre un anillo de compromiso a su pareja en el momento de la petición.

En Suecia, Noruega, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, y Alemania, ambos llevan anillos de compromiso. Sin embargo en estos países el anillo del novio es a veces usado posteriormente como anillo de boda; ya que aunque algunos hombres llevan dos anillos, esto no es habitual.[2]​ La novia normalmente recibe como anillo de compromiso un anillo de plata (y en menor medida de oro; ya que el oro se utiliza generalmente para el anillo de boda), el cual generalmente tiene incrustado alguna piedra, que puede ser semipreciosa o preciosa (como un diamante).

En algunas regiones de Chile, España y de México, el novio recibe tradicionalmente un reloj de compromiso en respuesta al anillo de compromiso.

Tradicionalmente, en España también se ofrecía una joya a la mujer en la pedida de mano (que solía ser una pulsera) y, solo en tiempos recientes, se está extendiendo el anillo como preferencia.

En México se tiene una tradición que dicta que el precio del anillo debe ser el equivalente a 3 meses del sueldo libre del novio. Este sueldo suele considerarse con la cantidad percibida el día que la pareja comenzó su noviazgo.

Los distintos canales de venta de un anillo de compromiso han evolucionado con los tiempos. Tradicionalmente tales piezas se adquieren en tiendas locales, pero en la actualidad también se pueden comprar por internet.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. «¿Donde se ponen el anillo de compromiso y de casada? | Blanco de Novia». www.blancodenovia.com. Consultado el 4 de mayo de 2018. 
  2. «Lugar donde se pone el anillo de compromiso según el país». Archivado desde el original el 11 de enero de 2015. Consultado el 26 de enero de 2015. 

Enlaces externosEditar