Anomalía social

Las anomalías o irregularidades sociales constituyen una parte muy importante de la vida social ya que indistintamente de las diversas formas de control social o la sociedad de que se trate siempre habrá minorías heterogéneas que no cumplirán con las reglas o normas establecidas y esto debe ser regulado de alguna manera para que de esta forma haya una mejor calidad de vida para todos los individuos que conforman el grupo social afectado.

TiposEditar

Las anomalías sociales propiamente dichas son aquellas de carácter colectivo y que a su vez se dividen en periódicas (aquellas que ocurren con interrupción en el tiempo. Por ejemplo las guerras, las revoluciones) y permanentes (aquellas que por el contrario ocurren sin interrupción en el tiempo como el alcoholismo, la drogadicción, la prostitución y otras). La Anomalía Social es causada por diversos factores biológicos, psicológicos, filosóficos y sociales..

CausasEditar

Las causas para que estas irregularidades se den son de dos tipos principalmente: Exógenas, las que provienen del mundo exterior (medio ambiente, necesidades económicas, círculo de amistades o familiar etc.) y Endógenas; aquellas que provienen de interior de individuo (crianza, depresión, patologías mentales etc.). Es importante aclarar que una anomalía puede ser causada tanto endógena como exógenamente al mismo tiempo.

EtimologíaEditar

La palabra anomalía proviene del latín anomalĭa y tiene como significado: “discrepancia de una regla o de un uso”.