Antifeminismo

El antifeminismo es la oposición a algunas o todas las formas de feminismo. A finales del siglo XIX y principios del siglo XX, los antifeministas se opusieron a determinadas propuestas políticas sobre los derechos de la mujer, como el derecho al voto, las oportunidades educativas, los derechos de propiedad y el acceso a los métodos anticonceptivos.[1][2]​ A mediados y finales del siglo XX, los antifeministas se opusieron a menudo al derecho al aborto y, en el caso de Estados Unidos, a la Enmienda de Igualdad de Derechos de dicho país. A principios del siglo XXI, el antifeminismo ha sido a veces un elemento de actos violentos de la extrema derecha.[3]

Símbolo del feminismo con una cruz.

En Estados Unidos, algunos antifeministas ven su ideología como una respuesta a la de un feminismo que consideran tiene sus raíces en la hostilidad hacia los hombres. Consideran que el feminismo es responsable de varios problemas sociales, como el menor índice de acceso a la universidad de los hombres jóvenes, las diferencias de género en los suicidios y la percepción de un declive de la virilidad en la cultura de dicho país.[4][5][6]

DefiniciónEditar

La Real Academia Española (RAE) define el antifeminismo como «tendencia contraria al feminismo».[7]​ Por su parte, el Oxford English Dictionary define un antifeminista como «una persona en oposición al feminismo».[8]

El sociólogo Michael Flood argumenta que el antifeminismo niega al menos uno de los tres principios generales del feminismo: que los acuerdos sociales entre los hombres y las mujeres no son ni naturales ni divinamente determinados, que los acuerdos sociales entre hombres y mujeres están a favor de los hombres, y que acciones colectivas pueden y deben ser llevadas a transformar estos acuerdos en otros más equitativos.[9]

Michael Kimmel, especialista feminista en estudios del hombre, define el antifeminismo como «la oposición a la igualdad de las mujeres». Kimmel asegura que la argumentación antifeminista se basa en «normas religiosas y culturales» mientras que los defensores del antifeminismo promueven su causa como un medio para «salvar a la masculinidad de la contaminación y la invasión». Kimmel sostiene que los antifeministas consideran la «división tradicional del trabajo por género como natural e inevitable, quizás también sancionada por Dios».[10]

Los sociólogos canadienses, Melissa Blais y Francis Dupuis-Déri, escriben que el pensamiento antifeminista ha tomado principalmente la forma de una versión extrema de masculinismo, también señalan que «poca investigación se ha hecho sobre antifeminismo sea desde la perspectiva de la sociología de los movimientos sociales o incluso de estudios de la mujer», lo que indica que la comprensión de lo que toda la gama de la ideología antifeminista consiste es incompleta.[cita requerida]

«Antifeminista» también se utiliza para describir a las autoras, algunas de las cuales se definen como feministas,[cita requerida] sobre la base de su oposición a algunos o todos los elementos de los movimientos feministas. Se etiquetan a autoras feministas como Camille Paglia, Christina Hoff Sommers, Jean Bethke Elshtain, Katie Roiphe y Elizabeth Fox-Genovese con este término debido a sus posiciones con respecto a la opresión y líneas de pensamiento dentro del feminismo.[cita requerida] Daphne Patai y Noreta Koertge argumentan que mediante el etiquetado de estas mujeres como antifeministas, la intención es silenciar e impedir cualquier debate sobre el estado del feminismo.[cita requerida]

El significado de antifeminismo ha variado a través del tiempo y de las culturas y la ideología antifeminista atrae tanto a hombres como mujeres. Algunas mujeres, por ejemplo, de la Women's National Anti-Suffrage League, hicieron campaña contra el sufragio femenino. Emma Goldman, por ejemplo, fue ampliamente considerada como antifeminista durante su lucha contra el sufragismo en Estados Unidos.[cita requerida] Décadas más tarde, sin embargo, se la anuncia como una de las fundadoras del anarcofeminismo.

HistoriaEditar

 
Grupo de ultranacionalistas polacos protestan en el Día Internacional de la Mujer en Varsovia (Polonia) en 2010. Sostienen pancartas con la consigna «Feminazi stop» (en español, «Feminazi, detente») con el símbolo de Venus dentro de una bandera nazi.

El antifeminismo se inició en el siglo XIX con la oposición al sufragio femenino. En Sex in Education: or, a Fair Chance for the Girls (1873), el profesor de la universidad de Harvard Edward H. Clarke maniferstó su oposición al acceso de las mujeres a las universidades, afirmando que la educación era una carga demasiado física en las mujeres. Aseguró que si las mujeres fueran a la universidad, sus cerebros se harían mayores y más pesados y su vientre se atrofiaría, argumentando que las mujeres con educación universitaria tienen menos hijos que las mujeres sin educación universitaria.[11]​ Otros antifeministas de la época se opusieron a la incorporación de las mujeres a ciertos trabajos, a su derecho a afiliarse a un sindicato, a formar parte de los jurados, a ocupar cargos políticos y a decidir sobre la reproducción o su sexualidad.[12]

Posturas antifeministasEditar

 
Electoral Disabilities of Women

El antifeminismo argumenta que el feminismo es el promotor de cambios en las costumbres sexuales, que colisionan con las normas religiosas, especialmente las más conservadoras. Por ejemplo, el auge del sexo casual y el declive del matrimonio se mencionan como las consecuencias negativas.[13][14]Paul Gottfried sostiene que el cambio de los roles de las mujeres ha sido un desastre social que sigue haciendo estragos en la familia y ha contribuido a un declive de la sociedad cristiana occidental por arrastrar cada vez más personas hacia el caos social.[15]

Al haberse alcanzado bastantes logros en materia de igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres, la oposición antifeminista actual argumenta que el feminismo ha logrado sus objetivos y ahora busca alcanzar un mayor reconocimiento para las mujeres, y no tiene en cuenta las injusticias cometidas contra los hombres.[16]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ford, Lynne E. (2009). Encyclopedia of Women and American Politics. Infobase Publishing. p. 36. ISBN 978-1-4381-1032-5. 
  2. Maddux, Kristy (Fall 2004). «When patriots protest: the anti-suffrage discursive transformation of 1917». Rhetoric & Public Affairs 7 (3): 283–310. S2CID 143856522. doi:10.1353/rap.2005.0012. 
  3. Lewis, Helen (7 de agosto de 2019). «To Learn About the Far Right, Start With the 'Manosphere'». The Atlantic (en inglés estadounidense). Consultado el 6 de abril de 2020. 
  4. «How anti-feminism is shaping world politics». Washington Post. Consultado el October 25, 2018. 
  5. «'Anti-feminist' YouTuber Sydney Watson launches March for Men in Melbourne». News hub. Consultado el October 25, 2018. 
  6. Anderson, Kristin J.; Kanner, Melinda; Elsayegh, Nisreen (2009). «Are Feminists man Haters? Feminists' and Nonfeminists' Attitudes Toward Men». Psychology of Women Quarterly 33 (2): 216-224. doi:10.1111/j.1471-6402.2009.01491.x. 
  7. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española. «antifeminismo». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Consultado el 17 de marzo de 2017. 
  8. «anti-feminist» (en inglés). Oxford English Dictionary. Consultado el 12 de abril de 2021. 
  9. Flood, Michael (2007). International Encyclopedia of Men and Masculinities (en inglés). Routledge. ISBN 0415333431. Consultado el 15 de octubre de 2013. 
  10. Kimmel, Michael S.; Aronson, Amy. (2004). Men and masculinities : a social, cultural, and historical encyclopedia (en inglés). ABC-CLIO. pp. 35-37. ISBN 1-57607-775-6. OCLC 53946980. Consultado el 9 de septiembre de 2020. 
  11. Edward H, Clarke (2007). Sex in Education (en inglés). Wildside Press. ISBN 0809501708. Consultado el 15 de octubre de 2013. 
  12. S. Kimmel, Michael (2003). Men & Masculinities: A Social, Cultural, and Historical Encyclopedia (en inglés). ABC-CLIO. ISBN 1576077748. 
  13. A. Kassian, Mary (2005). The Feminist Mistake: The Radical Impact of Feminism on Church and Culture (en inglés). ISBN 1581345704. 
  14. L. Lukas, Carrie (2006). The Politically Incorrect Guide(tm) to Women, Sex and Feminism (en inglés). ISBN 1596980036. Consultado el 15 de octubre de 2013. (requiere registro). 
  15. Baofu, Peter (15 de marzo de 2012). The Future of Post-Human History: A Preface to a New Theory of Universality and Relativity (en inglés). Cambridge Scholars Publishing. ISBN 978-1-4438-3836-8. Consultado el 15 de abril de 2020. 
  16. Pizzey, Erin (1999). «How The Women's Movement Taught Women to Hate Men» (en inglés). Fathers For Life. Consultado el 15 de octubre de 2013. 

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar