Abrir menú principal

Antisemitismo en Argentina en el siglo XXI

En el año 2012, Argentina contaba con 181 800 judíos, constituyendo el 1.3% del total de la población judía mundial, siendo así el séptimo país de mayor población judía.[1]​ Según Jorge Knoblovits, secretario general de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA), el principal motivo de subsistencia del antisemitismo en el país es la ignorancia: "Nuestro país no es antisemita, pero vemos que hay bolsones de ignorancia. Lo que hay que hacer es trabajar en la educación y en la prevención. El antisemitismo se basa en la ignorancia…"[2]

En el informe sobre los hechos antisemitas en Argentina durante el año 2012 realizado por la DAIA se ha notado una disminución de denuncias sobre episodios antisemitas en el país. Sin embargo se puede observar un marcado aumento en el uso de los medios virtuales como lugar de expresiones antisemitas. Otros tipos de manifestaciones antisemitas comunes en Argentina son las pintadas en la vía pública, las manifestaciones verbales, amenazas telefónicas o por correo electrónico y agresiones físicas (las cuales preocupantemente también se vieron en aumento durante este año). A su vez puede observarse un impacto de los acontecimientos dentro del conflicto del Medio Oriente en los aumentos de los hechos antisemitas.[3][4]​ El Centro Simon Wiesenthal aclamó que "algunos activistas acusan a judíos argentinos de traición a la patria o directamente los tratan como si fueran extranjeros en su propio país. También demonizan a Israel y al sionismo, y agitan las acusaciones de apartheid y limpieza étnica".[5]

Según el Informe sobre Antisemitismo en la Argentina 2013 publicado en el mes de diciembre del año 2014, la cantidad de denuncias antisemitas registradas se ha mantenido constante en comparación al año 2012. El mayor número de las denuncias antisemitas provienen de la ciudad de Buenos Aires y de la red de internet. Sin embargo, según el informe realizado, el hecho de que haya un menor número de denuncias del resto del país no significa que exista un menor nivel de antisemitismo. La diferencia en el número de denuncias de actos antisemitas puede deberse a una menor disponibilidad para presentar las denuncias y a un mayor hincapié por parte de los medios de comunicación a la ciudad de Buenos Aires. El mayor número de actos antisemitas está relacionado a la simbología nazi, siguiéndole subsecuentemente expresiones xenófobas, expresiones de antisemitismo conspirativo y términos antisemitas relacionados con el Medio Oriente.[6]

Cabe destacar el ascenso del antisemitismo en el internet. Desde el año 2011 Internet ha pasado a constituir el contexto con la mayor cantidad de denuncias por hechos antisemitas. Esta tendencia se incrementó a un 41% en el año 2013; aumentando así un 8% entre el 2011 y el 2013. La directora del Centro de Estudios Sociales, ha explicado este fenómeno como consecuencia de que "el contexto de internet ofrece impunidad y garantiza el anonimato, una condición necesaria para el antisemitismo."[7]

Encuestas y opinión públicaEditar

Un informe de la Universidad de Buenos Aires realizado a pedido de la DAIA fue realizado en el año 2011 con el propósito de estudiar las actitudes hacia los judíos en la Argentina. Fueron interrogadas 1510 personas de distintas partes del país de entre 18 a 65 años de edad que ha revelado una actitud prejuiciosa y estigmática contra la población judía. Entre los resultados más notorios se puede observar que el 45% de los entrevistados no contraería matrimonio con una pareja judía, el 29% no viviría en un barrio con mayoría judía y el 39% admitieron que ven negativamente que los judíos ocupen cargos políticos, el 82% opinaron que lo que más les interesa es hacer buenos negocios y ganar dinero, el 49% sienten que son más leales a Israel que a Argentina, el 49% opinan que hablan demasiado de lo que les sucedió en el Holocausto y el 23% revelaron que aún siguen pensando que son responsables de la muerte de Cristo.[8][9]​ Mendoza fue la provincia que presentó la mayor discriminación hacia la comunidad judía.[10]

Una encuesta internacional de La Liga Antidifamación de la organización B’nai B’rith, realizada entre julio de 2013 y febrero de 2014, ha mostrado que uno de cada cuatro argentinos manifiesta prejuicios antisemitas. Sin embargo en esta encuesta Argentina muestra un menor grado antisemita en relación a otros países de América del Sur.[2]

Extensión de los actos antisemitasEditar

Una de las principales fuentes estadísticas sobre el grado de extensión de los actos antisemitas, es el Informe sobre antisemitismo en la Argentina realizado cada año en conjunto por la DAIA (Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas) y el CES (Centro de Estudios Sociales). Dentro del informe se distinguen nueve categorías principales de antisemitismo:[11]


Cantidad de actos antisemitas

registrados en Argentina

2000 177
2001 185
2002 149
2003 177
2004 174
2005 373
2006 586
2007 348
2008 302
2009 503
2010 274
2011 263
2012 243
2013 236

Notas y referenciasEditar