Apologética

defensa de la fe conforme a una posición o punto de vista

La apologética (en griego: ἀπολογία, "hablar en defensa") en teología y literatura consiste en la defensa de la fe conforme a una posición o punto de vista. La palabra apologética proviene del griego, que designa la posición de defensa militar contra un ataque.[1]

El primero en usar el término con ambas connotaciones fue John Henry Newman en su autobiografía espiritualista Apología Pro Vita Sua (1864). Las primeras referencias pueden encontrarse en la Apología de Sócrates de Platón y la obra homónima de Jenofonte, en las que se narra la defensa de Sócrates durante su proceso. Sin embargo, también existen algunas obras de apologetas de comienzos de la cristiandad como las dos apologías del mártir San Justino, dirigidas al emperador Marco Aurelio.

EtimologíaEditar

El término apologética deriva del griego antiguo palabra apologia (ἀπολογία).[2]​ En el sistema jurídico griego clásico, la acusación presentaba la kategoria (κατηγορία), la acusación o cargo, y el acusado respondía con una apologia, la defensa.[3]​ La apología era un discurso o explicación formal para responder y rebatir los cargos. Un ejemplo famoso es la defensa de Sócrates en la Apología, relatada en Apología de Platón.

En el griego koiné del Nuevo Testamento, el Apóstol Pablo emplea el término apología en su discurso de juicio ante Festo y Agripa cuando dice "hago mi defensa" en Hechos 26:2.[4]​ Una forma afín aparece en la Carta a los Filipenses de Pablo cuando está "defendiendo el evangelio" en Filipenses 1:7,[5]​ y en "dar una respuesta" en 1 Pedro 3:15.[6]

Aunque el término apologética tiene orígenes occidentales, principalmente cristianos, y se asocia más frecuentemente con la defensa del cristianismo, el término se utiliza a veces refiriéndose a la defensa de cualquier religión en el debate formal que involucra a la religión.

Posiciones apologéticasEditar

La fe baháʼíEditar

Se han escrito muchos libros apologéticos en defensa de la historia o las enseñanzas de la Fe baháʼí. Los fundadores de la religión escribieron varios libros presentando pruebas de su religión; entre ellos se encuentran el Siete Pruebas de Bahá'u'lláh y el Kitáb-i-Íqán de Bahá'u'lláh.[7]​ Autores baháʼíes posteriores escribieron destacados textos apologéticos, como La prueba brillante de Mírzá Abu'l-Fadl y Udo Schaefer et al. Hacer lo recto torcido de Mírzá Abu l-Fadl;.[8]

BudismoEditar

Uno de los primeros textos apologéticos budistas es Las preguntas del rey Milinda, que trata de la metafísica budista como la naturaleza del "no-yo" del individuo y de características como la sabiduría, la percepción, la volición, el sentimiento, la conciencia y el alma. A mediados del siglo XIX, los encuentros entre budistas y cristianos en Japón impulsaron la formación de una Sociedad de Propagación Budista. En tiempos recientes, A. L. De Silva, un australiano convertido al budismo, ha escrito un libro, Más allá de la creencia, en el que ofrece respuestas apologéticas budistas y una crítica a la doctrina cristiana fundamentalista.[9]​ Gunapala Dharmasiri escribió una crítica apologética del Concepto cristiano de Dios desde una perspectiva Budista Theravadan.[10]

CristianismoEditar

 
El Escudo de la Trinidad, un diagrama frecuentemente utilizado por los apologistas del Cristianismo para explicar la Trinidad.

La apologética cristiana combina la teología cristiana, la teología natural,[11]​ y la filosofía para presentar una base racional para la fe cristiana, para defender la fe contra las objeciones y la tergiversación.

La apologética cristiana ha adoptado muchas formas a lo largo de los siglos. En el Imperio Romano, los cristianos fueron severamente perseguidos, y se presentaron muchos cargos contra ellos. J. David Cassel[12]​ da varios ejemplos: Tácito escribió que Nerón fabricó acusaciones de que los cristianos iniciaron el quemamiento de Roma.[13]​ Otras acusaciones incluían el canibalismo (debido a una interpretación literal de la Eucaristía) e incesto (debido a la práctica de los primeros cristianos de dirigirse unos a otros como "hermano" y "hermana"). Pablo el Apóstol, Justino Mártir, Ireneo y otros defendieron a menudo el cristianismo contra las acusaciones que se hacían para justificar la persecución.[14]

La apologética cristiana ha adoptado muchas formas a lo largo de los siglos. En el Imperio Romano, los cristianos fueron severamente perseguidos, y se presentaron muchos cargos contra ellos. J. David Cassel[15]​ da varios ejemplos: Tácito escribió que Nerón fabricó acusaciones de que los cristianos iniciaron el quemamiento de Roma.[13]​ Otras acusaciones incluían el canibalismo (debido a una interpretación literal de la Eucaristía) y incesto (debido a la práctica de los primeros cristianos de dirigirse unos a otros como "hermano" y "hermana"). Pablo el Apóstol, Justino Mártir, Ireneo y otros defendieron a menudo el cristianismo contra las acusaciones que se hacían para justificar la persecución.[14]

Los apologistas posteriores se han centrado en proporcionar razones para aceptar diversos aspectos de la creencia cristiana. Los apologistas cristianos de muchas tradiciones, en común con los judíos, los musulmanes y algunos otros, defienden la existencia de un Dios único y personal. [La teodicea es un aspecto importante de tales argumentos, y los argumentos de Alvin Plantinga han sido muy influyentes en esta área. Muchos destacados apologistas cristianos son filósofos o teólogos eruditos, a menudo con trabajos de doctorado adicionales en física, cosmología, religiones comparadas u otros campos. Otros adoptan un enfoque más popular o pastoral. Algunos destacados apologistas modernos son Douglas Groothuis, Frederick Copleston, John Lennox, Walter R. Martin, Dinesh D'Souza, Douglas Wilson, Cornelius Van Til, Gordon Clark, Francis Schaeffer, Greg Bahnsen, Edward John Carnell, James White, R.C. Sproul, Hank Hanegraaff, Alister McGrath, Lee Strobel, Josh McDowell, Peter Kreeft, G. K. Chesterton, William Lane Craig, J. P. Moreland, Hugh Ross, David Bentley Hart, Gary Habermas, Norman Geisler, Scott Hahn y RC Kunst.[16]

Entre los apologistas notables dentro de la Iglesia católica se encuentran Bishop Robert Barron,[17]G. K. Chesterton,[18]Dr. Scott Hahn, Trent Horn, Jimmy Akin, Patrick Madrid, Kenneth Hensley,[19]Karl Keating, Ronald Knox y Peter Kreeft.

John Henry Newman (21 de febrero de 1801 - 11 de agosto de 1890) fue un converso inglés a la Catolicismo romano, posteriormente nombrado cardenal, y beatificado en 2010. En sus inicios fue una figura importante en el Movimiento de Oxford para que la Iglesia de Inglaterra volviera a sus raíces católicas. Con el tiempo, sus estudios de historia le convencieron para convertirse en católico romano. Cuando John Henry Newman tituló su autobiografía espiritual Apología Pro Vita Sua en 1864, estaba jugando con esta connotación y con el significado más común de una expresión de contrición o arrepentimiento.

Los apologistas cristianos emplean una variedad de enfoques filosóficos y formales, incluyendo ontológico, cosmológico, y Argumento teleológicos.[20]​ El enfoque cristiano presuposicionalista de la apologética utiliza el argumento trascendental para la existencia de Dios.[21]

Tertuliano fue un notable apologista temprano del cristiano. Nació, vivió y murió en Cartago. A veces se le conoce como el "Padre de la Iglesia Latina". Introdujo el término Trinidad (latín trinitas) al vocabulario cristiano[22]​ y también probablemente[cita requerida] la fórmula "tres Personas, una Sustancia" como el latín "tres Personae, una Substantia" (a su vez del griego koiné "treis Hypostaseis, Homoousios"), y también los términos Vetus Testamentum (Antiguo Testamento) y Novum Testamentum (Nuevo Testamento).

MormonesEditar

Existen notables apologistas de Los Santos de los Últimos Días que se concentran en defender el Mormonismo, incluidos lo líderes primigenios tales como Parley P. Pratt, John Taylor, B. H. Roberts, James E. Talmage y figuras modernas tales como Hugh Nibley, Daniel C. Peterson, John L. Sorenson, John Gee, Orson Scott Card, y Jeff Lindsay.

Varias destacadas organizaciones mormonas apologéticas, tales como la Foundation for Ancient Research and Mormon Studies (un grupo de eruditos en la Universidad de Brigham Young) y FairMormon (un grupo independiente sin fines de lucro, gestionado por mormones), se han constituido para defender las doctrinas y la historia del Movimiento de los Santos de los Últimos Días en general y La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días en particular.

DeismoEditar

El Deismo es una forma de teismo en el que Dios creó el universo y estableció leyes morales y naturales racionalmente comprensibles, pero ya no interviene en los asuntos humanos. El deísmo es una religión natural en la que la creencia en Dios se basa en la aplicación de la razón y la evidencia observada en los diseños y las leyes que se encuentran en la naturaleza.[12] La Orden Mundial de Deístas mantiene un sitio web en el que se presenta la apologética deísta que demuestra la existencia de Dios basada en la evidencia y la razón, en ausencia de revelación divina.

HinduismoEditar

La apologética hindú comenzó a desarrollarse durante el periodo colonial británico. Varios intelectuales indios se habían vuelto críticos con la tendencia británica a devaluar la tradición religiosa hindú. Como resultado, estos intelectuales indios, así como un puñado de Indólogos británicos, se vieron impulsados a examinar las raíces de la religión, así como a estudiar sus vastos arcanos y corpus de forma analítica. Este empeño impulsó el desciframiento y la conservación del sánscrito. Se realizaron numerosas traducciones de textos hindúes que los hicieron accesibles a un público más amplio.

IslamEditar

Ilm al-Kalām, literalmente "ciencia del discurso",[23]​ generalmente abreviado como kalam y a veces llamado teología escolástica islámica, es una empresa islámica nacida de la necesidad de establecer y defender los principios de la fe islámica contra los escépticos y detractores.[24]​ Un erudito del kalam se denomina mutakallim (plural mutakallimūn) a diferencia de los filósofos, juristas y científicos.[25]

JudaísmoEditar

La literatura apologética judía puede rastrearse hasta Aristóbulo de Paneas, aunque algunos disciernen en las obras de Demetrio el cronógrafo (siglo III a.C.) rastros del estilo de "preguntas" y "soluciones" típico del género. Aristóbulo fue un filósofo judío de Alejandría y autor de una obra apologética dirigida a Ptolomeo VI Filometor. El Josefo de Contra Apión es una amplia defensa del judaísmo contra muchas acusaciones formuladas contra el judaísmo en esa época, como también lo son algunas de las obras de Filón de Alejandría.[26][27]

En respuesta a los misioneros cristianos modernos, y a las congregaciones que "están diseñadas para parecer judías, pero que en realidad son iglesias cristianas fundamentalistas, que utilizan símbolos judíos tradicionales para atraer a los más vulnerables de nuestro pueblo judío a sus filas",[28]Judíos por el Judaísmo es la mayor organización contra-misionera que existe en la actualidad. Organización Kiruv (Mizrachi), fundada por el rabino Yosef Mizrachi, y Outreach Judaism, fundada por el rabino Tovia Singer, son otras destacadas organizaciones internacionales que responden "directamente a los problemas planteados por los misioneros y las sectas, explorando el judaísmo en contradicción con el cristianismo fundamentalista".[29][30]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Caso-Rosendi, Carlos (6 de mayo de 2016). «¿Qué es la Apologética?». Fe y Razón. Revista gratuita de teología y cultura católica (Centro Cultural Católico “Fe y Razón”). Archivado desde el original el 15 de octubre de 2016. Consultado el 3 de noviembre de 2016. 
  2. Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon, κατηγορία and ἀπολογία
  3. Henry George Liddell, Robert Scott, A Greek-English Lexicon, κατηγορία y ἀπολογία
  4. blueletterbible.org/kjv/act/26/2/s_1044002 «Hechos 26:2». Blue Letter Bible. 19 de septiembre de 2016. 
  5. blueletterbible.org/kjv/phl/1/7/s_1104007 «Phl 1:7». Blue Letter Bible. 19 de septiembre de 2016. 
  6. «1Pe 3:15». Blue Letter Bible. 19 de septiembre de 2016. 
  7. {cite enciclopedia |last= Smith |first= Peter |enciclopedia= Una enciclopedia concisa de la Fe Bahá'í |title= apologética |year= 2000 |publisher= Oneworld Publications |location= Oxford |pages= org/details/conciseencyclope0000smit/page/39 39-40 |isbn= 1-85168-184-1 |url= https://archive.org/details/conciseencyclope0000smit/page/39 }}
  8. «Hacer lo recto torcido, de Udo Schaefer, Nicola Towfigh y Ulrich Gollmer». bahai-library.com. 
  9. De Silva, A. L. (1994). Más allá de la creencia, una crítica budista al cristianismo fundamentalista. Three Gems Publications, ebook link at Buddha Dharma Education Association Incorporated, also. ISBN 978-0-6462-1211-1. 
  10. Dharmasiri, Gunapala (1974). Una crítica budista del concepto cristiano de Dios : una crítica del concepto de Dios en la teología cristiana contemporánea y la filosofía de la religión desde el punto de vista del budismo primitivo. Colombo : Lake House Investments. 
  11. «Natural Theology». Internet Encyclopedia of Philosophy. Consultado el 10 March 2015. 
  12. J. David Cassel. "Defendiendo a los caníbales: cómo respondían los cristianos a las acusaciones, a veces extrañas, de sus críticos". «Defendiendo a los caníbales». Archivado desde el original el 21 de agosto de 2011. Consultado el 8 de septiembre de 2012. 
  13. a b Tácito, Anales XV.44
  14. a b «Por qué los primeros cristianos fueron despreciados». Christianity Today (Church history timeline). Consultado el 21 de septiembre de 2016. 
  15. J. David Cassel. "Defendiendo a los caníbales: cómo respondían los cristianos a las acusaciones, a veces extrañas, de sus críticos". «Defendiendo a los caníbales». Archivado desde el original el 21 de agosto de 2011. Consultado el 8 de septiembre de 2012. 
  16. «Catholic Education Resource Center: The Scott Hahn Conversion Story». Archivado desde el original el 18 de julio de 2012. Consultado el 27 de enero de 2022. 
  17. «Page Not Found - Word On Fire». Archivado desde el original el 8 de febrero de 2015. Consultado el 9 de febrero de 2015. 
  18. Chesterton, G K (2008). The Everlasting Man. Radford: Wilder Publications. p. 180. ISBN 978-1604592467. 
  19. «Kenneth Hensley - Catholic Apologetics Academy». 
  20. Coulter, Paul (10 de mayo de 2011). Strongs=G627 «Una introducción a la apologética cristiana». Bethinking. Consultado el 21 de septiembre de 2016. 
  21. Apologética: Una justificación de la creencia cristiana John Frame-Joseph Torres - P&R Publishing - 2015 p. 67f
  22. Una historia del pensamiento cristiano, Paul Tillich, Touchstone Books, 1972. ISBN 0-671-21426-8 (p. 43)
  23. Winter, Tim J. "Introducción". Introduction. The Cambridge Companion to Classical Islamic Theology. Cambridge: Cambridge UP, 2008. 4-5. Print.
  24. Madeleine Pelner Cosman, Linda Gale Jones, Handbook to Life in the Medieval World, p 391. ISBN 1438109075
  25. Clinton Bennett, The Bloomsbury Companion to Islamic Studies, p 119. ISBN 1441127887.
  26. John Granger Cook (2000) La interpretación del Nuevo Testamento en el paganismo grecorromano p.4 ., Mohr Siebeck Verlag, Tuebingen, Alemania
  27. Enciclopedia Judía APÓLOGOS. 1906. 
  28. Simon Schoon, "Noájidas y conversos al judaísmo", en Jan N. Bremmer, Wout Jac. van Bekkum, Arie L. Molendijk. Cultures of Conversions, Peeters Publishers, 2006, ISBN 978-90-429-1753-8, p. 125.
  29. About Us, página web de Outreach Judaism. Consultado el 9 de enero de 2011.
  30. J. Gordon Melton, "The Modern Anti-Cult Movement in Historical Perspective", en Jeffrey Kaplan, Heléne Lööw. The Cultic Milieu: Oppositional Subcultures in an Age of Globalization, Rowman Altamira, 2002, ISBN 978-0-7591-0204-0, p. 285, nota 4.

BibliografíaEditar