Aquilón y Boreas en la Rosa de los vientos en latín y griego, según el Museo Pío-Clementino.

Aquilón o Aquilo (en latín, Aquilo), en la mitología romana, es el dios de los vientos septentrionales (del norte), fríos y tempestuosos.

Un nombre alternativo,utilizado más raramente para el viento del norte es el de Septentrio, una palabra derivada de septem triones ("siete bueyes"), por referirse a las siete estrellas que se destacan en el norte, en la constelación de la Osa Mayor.

Su homólogo griego es Boreas.

Índice

RepresentaciónEditar

A menudo es representado bajo la figura de un anciano con su pelo blanco desordenado.

MitologíaEditar

Es uno de los cuatro Ventus Venti (vientos provenientes de los cuatro puntos cardinales), hijo de Eolo y la Aurora, con Favonio, Volturno y Auster.

Ovidio, en su Metamorfosis[1]​ escribe:

"En el acto encierra en las cuevas de Eolo al Aquilón y a cuantos vientos hacen huir a las nubes acumuladas, y suelta al Noto."

Plinio lo asocia con Circio y Aparctias.[2]

Para Maurice de La Porte,[3]​ "Aquilón es un viento del norte que los griegos llamaban Boreas."

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Ovidio. Metamorfosis. Lib. I-V.
  2. Plinio,Historias naturales, 2.51.
  3. Maurice de La Porte, Los epítetos, f. 20 r°.