Arca de Santo Domingo

El Arca de Santo Domingo, es el monumento funerario que contiene los restos de Santo Domingo de Guzmán, en la basílica de Santo Domingo de Bolonia.

Arca de Santo Domingo en Bolonia.

HistoriaEditar

Después de la muerte de Domingo de Guzmán en 1221, sus restos fueron puestos el año 1233, en un sencillo sarcófago de mármol en el altar de una capilla lateral de la Basílica de San Domenico. Para que fuera visto por los fieles, en 1267 los restos del santo fueron trasladados a un monumento mayor decorado con episodios de la vida del santo, obra de Nicola Pisano y sus discípulos Fra Gugliemo Agnelli y Arnolfo di Cambio. Más adelante se modificó su decoración por Niccolo da Bari (que a partir de esta obra sería más conocido como Niccolo dell'Arca), el cual esculpió las estatuas de los cuatro evangelistas, de San Francisco de Asís, de Santo Domingo de Guzmán, de San Floriano, de San Vital y un Cristo yacente adorado por ángeles, todo coronado por la imagen de Dios Padre. Por la muerte en 1494 de este artista, se recurrió a Miguel Ángel para la terminación de las imágenes de San Petronio, San Próculo y un Ángel portacandelabro haciendo pareja con el de Niccolo dell’Arca. El año 1531, el escultor Alfonso Lombardi hizo los bajorelieves para la predela de mármol del Arca con Escenas de la vida de Santo Domingo de Guzmán y la Adoración de los Reyes Magos.