Abrir menú principal

Arctiinae

subfamilia de Erebidae
(Redirigido desde «Arctiidae»)

Los árctinos (Arctiinae) son una subfamilia grande y diversa de lepidópteros con cerca de 11.000 especies encontradas en el mundo, de las cuales 6.000 son neotropicales (Scoble 1995). Antes era considerada una familia (Arctiidae) de Noctuoidea.

Symbol question.svg
 
Arctiinae
Tyria jacobaeae (Edkins).jpg
Taxonomía
Reino: Animalia
Filo: Arthropoda
Clase: Insecta
Orden: Lepidoptera
Suborden: Glossata
Infraorden: Heteroneura
(sin rango): Ditrysia
Superfamilia: Noctuoidea
Familia: Erebidae
Subfamilia: Arctiinae
Leach, 1815
Diversidad
1.400–1.500 géneros
11.000 especies
Especie tipo
Arctia caja
(Linnaeus, 1758)
Tribus

Esta subfamilia incluye grupos comúnmente conocidas como polillas tigre, usualmente de intensos coloridos. Muchas especies tienen orugas con abundante pilosidad, por lo que también se conocen como osos lanudos. El nombre científico hace referencia a esto (griego αρκτος (arctos), oso). Las orugas de algunas especies pueden llamarse vulgarmente gusanos de penacho (nombre normalmente referido a los Lymantriinae).

CaracterísticasEditar

Lo más distintivo de la familia es el Órgano timpánico en el metatórax (Scoble 1995). Este órgano tiene membranas vibrátiles para producir sonidos ultrasónicos. El órgano timpánico es un mecanismo bastante común en los lepidópteros; su localización y estructura es característica de cada familia. Otras estructuras son setas o pelos en las larvas, venación de las alas, par de glándulas cerca del ovipositor (Scoble, 1995). Los sonidos los usan en el apareamiento (Simmons and Conner 1996) y en la defensa contra predadores (Fullard et al, 1994).

Biología y ecologíaEditar

Muchas especies contienen sustancias químicas desagradables o venenosas adquiridas de sus plantas hospedantes (Weller et al., 1999). Algunas especies también tienen la habilidad de hacer sus propias defensas (Nishida, 2002). Las defensas comunes incluyen: glicósido cardíaco (o cardenólidos), pirrolizidinas, alcaloides, pirazinas, histaminas (Weller et al., 1999). Las larvas usualmente adquieren estas sustancias, y las retienen hasta el estado adulto. A su vez, los adultos los pueden obtener, regurguitando plantas descompuestas con esos componentes y chupando el fluido (Weller et al., 1999). Los adultos pueden transferir las defensas a sus huevos, y los machos a veces los pasan a las hembras para ayudarlas en la defensa de los huevos. Los 'pelos' larvales pueden "arder", debido a las histaminas que algunas orugas generan, pero no en todas las especies.

Advierten de esas defensas con coloraciones brillantes aposemáticas, con posturas inusuales, olores, o, en adultos, con vibraciones ultrasónicas. Algunas especies inofensivas imitan a otras que son venenosas, o a avispas que pican (mimetismo) (Simmons y Weller, 2002). Las señales de ultrasonidos alertan a los predadores nocturnos que aprenden a evitar a los árctidos (Dunning y Roeder 1965, Hristov y Conner, 2005), y en algunas especies pueden interferir con la habilidad de los murciélagos para localizar ultrasónicamente polillas al vuelo (Ratcliffe y Fullard, 2005).

Muchas de las orugas son activas durante el día. Si se las disturba, algunas se enrollan en una apretada espiral. El folklore dice que verlas significa gran severidad del invierno; cuanto más cantidad de negro en la oruga lanuda (Pyrrharctia isabella) se dice que es más severo el invierno; sin embargo la leyenda es falsa ya que el ancho del negro varía según el estadio, pero no según el clima (Wagner 2005). Esa polilla Isabella tigre pasa el invierno en estadio de oruga. Pueden sobrevivir al congelamiento a moderadas temperaturas bajo cero produciendo un químico crioprotector (Layne and Kuharsky 2000). Las larvas de otras especies, como Phragmatobia fuliginosa pueden encontrarse sobre la nieve buscando un lugar para empupar.

A pesar de su abundancia, pocas especies de esta familia tienen importancia económica. Salvo Hyphantria cunea, una especie abundante y altamente polífaga de especies de árboles con distribución original en Norte América que ha sido introducida accidentalmente en Asia y Europa.[1]​ No produce daño severo a huéspedes sanos.

Tribus, y algunos géneros y especiesEditar

GaleríaEditar

ReferenciasEditar

  1. Lopez-Vaamonde, C.; Agassiz, D.; Augustin, S.; De Prins, J.; De Prins, W.; Gomboc, S.; Ivinskis, P.; Karsholt, O.; Koutroumpas, A.; Koutroumpa, F.; Laštůvka, Z. K.; Marabuto, E.; Olivella, E.; Przybylowicz, L.; Roques, A.; Ryrholm, N.; Sefrova, H.; Sima, P.; Sims, I.; Sinev, S.; Skulev, B.; Tomov, R.; Zilli, A.; Lees, D. (2010). «Lepidoptera. Chapter 11». BIORISK – Biodiversity and Ecosystem Risk Assessment 4: 603-668. doi:10.3897/biorisk.4.50. 
  • Bates DL, Fenton MB (1990) Aposematism or startle? Predators learn their responses to the defenses of prey. Can J Zool 68:49–52
  • Dunning DC, Krüger M (1995) Aposematic sounds in African moths. Biotropica 27:227–231
  • Dunning DC, Roeder KD (1965) Moth sounds and the insect-catching behavior of bats. Science 147:173–174
  • Dunning DC, Acharya L, Merriman CB, Ferro LD (1992) Interactions between bats and arctiid moths. Can J Zool 70:2218–2223
  • Fullard JH, Fenton MB, Simmons JA (1979) Jamming bat echolocation: the clicks of arctiid moths. Can J Zool 57:647–649
  • Fullard JH, Simmons JA, Sailant PA (1994) Jamming bat echolocation: the dogbane tiger moth Cycnia tenera times its clicks to the terminal attack calls of the big brown bat Eptesicus fuscus. J Exp Biol 194:285–298
  • Hristov NI, Conner WE (2005) Sound strategy: acoustic aposematism in the bat–tiger moth arms race. Naturwissenschaften 92:164–169. DOI:10.1007/s00114-005-0611-7
  • Layne JR, Kuharsky DK (2000) Triggering of cryoprotectant synthesis in the woolly bear caterpillar (Pyrrharctia isabella Lepidoptera : Arctiidae). J Exper Zool 286 (4): 367-371
  • Simmons RB, Conner WE (1996) Ultrasonic signals in the defense and courtship of Euchaetes egle Drury and E. bolteri Stretch (Lepidoptera: Arctiidae). J Ins Behav 9 (6): 909-919
  • Simmons RB, Weller SE (2002) What kind of signals do mimetic tiger moths send? A phylogenetic test of wasp mimicry systems (Lepidoptera: Arctiidae: Euchromiini). Proc Roy Soc Lond B 269: 983–990
  • Weller SJ, Jacobsen NL, Conner WE (1999) The evolution of chemical defenses and mating systems in tiger moths (Lepidoptera: Arctiidae). Biol J Linn Soc 68:557–578.

Enlaces externosEditar