Arena refractaria

La Arena Refractaria se consigue mediante el triturado o molido de diferentes minerales con dichas propiedades.

La principal arena refractaria que se utiliza para fabricar moldes de fundición es la arena de cuarzo cuya composición química es dióxido de silicio que posee un punto de fusión de 1.713 °C, superior a la del acero cuya temperatura de fusión es de 1.535 °C


Refractarios BásicosEditar

Varios refractarios se basan en el MgO (magnesia o periclasa).

Arena de mineral (periclasa) que es óxido de magnesio puro (MgO) tiene un punto de fusión alto, buena refractariedad, buena resistencia al ataque por los entornos que a menudo se encuentran en los procesos de fabricación de acero. Pertenece al grupo de materiales refractarios básicos, son más costosos que los refractarios ácidos.

Refractarios ÁcidosEditar

Incluyen las arcilla de sílice, de alúmina y refractarios de arcilla. El sílice puro a veces se utiliza para contener metal derretido. Los refractarios de arcilla por lo general son relativamente débiles, pero poco costosos. Contenidos de alúmina por arriba de aproximadamente 50% constituyen los refractarios de alta alúmina.

Refractarios NeutrosEditar

Están formados normalmente formados por dos minerales:

1) La cromita que es un mineral del grupo IV (óxidos) según la clasificación de Strunz. Debe su nombre al elemento cromo. Su fórmula es FeCr2O4. A veces contiene magnesio, aluminio o titanio (entre otros). Algunos ejemplares son débilmente magnéticos. Se emplea en moldes para la fabricación de ladrillos y en general para fabricar materiales refractarios (como los ladrillos para hornos de fundición). Una buena parte de la cromita se emplea para obtener cromo o en aleaciones. También se utiliza en la fabricación de vidrio verde.

2) La magnesita es un mineral de fórmula química MgCO3. Pertenece a la clase carbonatos, cristaliza en sistema trigonal, y posee una dureza de 4-4,5 en la escala de Mohs. Presenta exfoliación perfecta, brillo vítreo y raya blanca su índice de refracción uniaxial (-) nω=1.508 - 1.510 nε=1.700

La extracción de magnesita sigue teniendo el máximo interés para la fabricación de productos muy resistentes al fuego, como son las baldosas o placas para hornos y en particular ladrillos para revestir los hornos usados en la producción de acero, elementos todos ellos sometidos a temperaturas muy elevadas.

Ambos pueden ser utilizados para separar refractarios ácidos de los básicos, impidiendo que uno ataque al otro.

Refractarios Especiales: El carbono, el grafito, es utilizado en muchas aplicaciones refractarias, particularmente cuando operan en atmósfera no oxidante. Estos materiales refractarios incluyen la badeleyita (ZrO2), el zircón (ZrO2.SiO2) y una diversidad de nitruros] carburos y boruros.

- Arena de badeleyita (ZrO2). Es un óxido de circonio impuro, se emplea para fabricar crisoles de laboratorio (que soportan cambios bruscos de temperatura), recubrimiento de hornos y como material refractario en industrias cerámicas y de vidrio.

Los puntos de fusión de estos compuestos son aproximadamente los siguientes:

Mineral Compuesto Tº Fusión [ºC] Observaciones
Periclasa MgO 2800 Abundante, barato y se presenta en altas concentraciones.
badeleyita ZrO2 2700 Son escasos, pero en algunos depósitos se ubican en alta concentración
MgO∙CaO 2450 Abundante, barato y se presenta en altas concentraciones.
Cr2O3 2450 No es muy estable, pero es abundante y puede utilizarse mezclado con
Alúmina Al2O3 2050 Abundante, barato y se presenta en altas concentraciones.
zircón ZrO2∙SiO2 1775 Son escasos, pero en algunos depósitos se ubican en alta concentración
Cuarzo SiO2 1725 Abundante, barato y se presenta en altas concentraciones.
Olivino ( Mg,Fe2+)2SiO4
Magnesita MgCO3 350 °C