Abrir menú principal

Aritmómetro electromecánico

primera calculadora digital de la historia
Aritmómetro Electromecánico de Torres Quevedo (1920).

Un aritmómetro electromecánico es la primera calculadora digital de la historia, creada por Leonardo Torres Quevedo en 1920 y presentada en el Musée National des Techniques de París. Este aritmómetro, completamente automático, utiliza la tecnología de relés usada en los antiguos teléfonos, que ofrecía rapidez de cálculo, posibilidad de introducir circuitos lógicos e incipiente memoria, aunque fallaba en la implementación del programa, que seguía dependiendo de las características físicas de la máquina.

Contexto históricoEditar

Los sistemas de cálculo llevan usándose desde el siglo XVII, con el ábaco de Napier, la calculadora de Wilhelm Schickard, la Pascalina, y muchos más sistemas hasta que Babbage presentara su máquina diferencial en 1822, que estaba orientada a la resolución de cálculos muy complejos. En el siglo XIX los ingenieros de la época tenían muchos problemas con la resolución de ecuaciones diferenciales y polinomios, por lo tanto muchos trabajaron en máquinas que ayudaran con estos cálculos. En el año 1893, Torres Quevedo presentó un estudio sobre las máquinas algebraicas, sobre cómo deberían de ser a partir de entonces y sus principales usos en el campo de la ingeniería. Después Torres Quevedo se dedicó a implementar sistemas electromecánicos para la resolución de polinomios y demás cálculos complejos.

FuncionamientoEditar

En una máquina de escribir se anotan los datos de la operación aritmética que se desea realizar. Aquella transmite eléctricamente las indicaciones a la máquina propiamente dicha, que hace el cálculo y se comunica, a su vez, con la máquina de escribir, la cual a continuación de los datos escribe el signo ‘=’ y el resultado de la operación.

Relevancias futurasEditar

La ‘era electromecánica’ que inició Torres Quevedo con este aritmometro la prosiguió Louis Coufignal en 1938 en un estudio donde describe una computadora binaria electromecánica. Hacia 1940 se inicia lo que en pocos años se convertiría en la era de las computadoras. En resumen, esta calculadora digital de sistemas electromecánicos sitúa a Torres Quevedo como un pionero de la automática actual y en buena parte de la informática que hoy conocemos.

Enlaces externosEditar