Arquidiócesis de Vilna

La arquidiócesis de Vilna (en latín, Archidioecesis Vilnensis y en lituano, Vilniaus arkivyskupija) es una arquidiócesis latina de la Iglesia católica situada en Lituania. La sede arzobispal se ubica en la ciudad de Vilna, en donde se encuentra la catedral basílica de San Estanislao y San Ladislao. El actual arzobispo es Gintaras Linas Grušas.[1]

Arquidiócesis de Vilna
Archidioecesis Vilnen(sis)
Vilnius Cathedral Facade.jpg
Catedral basílica de San Estanislao y San Ladislao
Información general
Iglesia católica
Iglesia sui iuris latina
Rito latino
Diócesis sufragáneas Diócesis de Kaišiadorys
Diócesis de Panevėžys
Fecha de erección Siglo XIV
Elevación a archidiócesis 28 de octubre de 1925
Localización
Catedral Catedral basílica de San Estanislao y San Ladislao
Sede de la catedral Vilna
País LituaniaFlag of Lithuania.svg Lituania
Jerarquía
Arzobispo Gintaras Linas Grušas
Obispos auxiliares Arūnas Poniškaitis
Darius Trijonis
Estadísticas
Parroquias 95
Población
- Católicos
(2017)
605 108
Superficie 9644 km²
Lituania - Arcidiocesi di Vilnius.png
Mapa de la arquidiócesis
Sitio web
www.vilnensis.lt

La arquidiócesis preside la provincia eclesiástica de Vilna y tiene dos diócesis sufragáneas: la diócesis de Kaišiadorys y la diócesis de Panevėžys.[1]

TerritorioEditar

La arquidiócesis se extiende en la parte oriental de Lituania e incluye todos los municipios de Druskininkai, Varėna, Šalčininkai, Vilna (municipio urbano), Vilna (municipio de distrito), Švenčionys, Ignalina; y en parte los municipios de Širvintos, Trakai, Molėtai y Distrito de Zarasai.

La sede de arzobispado está en la ciudad de Vilna, en donde se encuentra la catedral basílica de San Estanislao y San Ladislao. Vilna está llena de iglesias con una historia turbulenta e interesante. Un destino de peregrinación es la capilla de la Puerta de la Aurora, que contiene una efigie de la virgen María Madre de la Misericordia venerada en Lituania y Polonia. En la diócesis también se encuentra la basílica de la Visitación de la Santísima Virgen María en Trakai.[2]

El territorio está dividido en 95 parroquias.

HistoriaEditar

Erección y primeros añosEditar

La erección de la diócesis se debe a Jogaila, quien evangelizó Lituania en 1387 y envió a Dobrogost, arzobispo de Poznań como embajador ante el papa Urbano VI con una petición para la erección de una sede episcopal en Vilna y para el nombramiento de Andrzej Wasilko (exobispo de Siret y confesor de la reina Isabel de Hungría). Se concedió todo y se autorizó el establecimiento de un capítulo de diez canónigos. Bajo el episcopado de Wasilko se construyeron las iglesias de San Juan, que se convirtió en la parroquia de la ciudad, de San Martino y Santa Ana (respectivamente en los castillos superior e inferior).

A la muerte de Wasilko en 1398 fue sucedido por un franciscano, Jakub Plichta (1398-1407), durante cuyo episcopado la catedral en Vilna fue destruida por el fuego. Entre sus sucesores estuvieron: Piotr Krakowczyk de Kustynia (1414-1421), que fue investido por el papa Martín V con plenos poderes para convertir a los ortodoxos de Lituania a la Iglesia católica; Matthias de Trakai (1421-1453), de Lituania, que envió a sus propios representantes en el Concilio de Basilea y utilizó la Inquisición para luchar contra los husitas, fundó muchas iglesias y defendió incondicionalmente los derechos y privilegios de los lituanos.

Con Jan Łosowicz (1467-1481) muchos rutenos fueron convertidos al catolicismo y los franciscanos bernardinos se asentaron en Vilna. Albert Tabor, lituano, invitó a los dominicos a Vilna y les confió la iglesia del Espíritu Santo; Albert Radziwiłł (1508-1519) murió en olor de santidad; Juan de Lituania (1519-1537) fue sucedido por el príncipe Paweł Holszański (1534-1555), restauró la catedral de estilo gótico; Walerian Protasewicz Suszkowski (1556-1580) tuvo que luchar por la ley del celibato eclesiástico y el uso del latín como lengua litúrgica; presentó a los jesuitas en Vilna, incluido Piotr Skarga.

Los obispos de Vilna, que presidían una gran diócesis y disfrutaban del cargo temporal de senadores de Lituania, no pudieron dedicar toda su atención a las necesidades espirituales de su rebaño; para remediar el problema, a partir del siglo XV tuvieron obispos coadjutores o auxiliares. Muchos de ellos, particularmente en los siglos XVI y XVII, fueron obispos titulares de Metone (en el Peloponeso). Entre los más famosos estuvieron Jurgis Kazimieras Ancuta (1723-1737, autor de la obra Jus plenum religionis catholicae in Regno Poloniae, que mostraba que los protestantes y los ortodoxos no tenían los mismos derechos que los católicos. A partir del siglo XVII, también fueron auxiliares de Bielorrusia.

La era de la Reforma protestanteEditar

Príncipe obispo Jerzy Radziwiłł (1579-1591) dio un impulso a la Universidad de Vilna, fundó el seminario de la diócesis y lo puso bajo la dirección de los jesuitas, introdujo los decretos del Concilio de Trento, y después de haber sido creado cardenal fue trasladado a la diócesis de Cracovia en 1591. El capítulo en consecuencia confió al obispo auxiliar, Cipriano, la administración de la diócesis. A su muerte en 1594 ocurrió la división del clero en facciones por la elección del sucesor, hasta que el rey Segismundo III nombró a Benedykt Wojna (1600-1615), quien se comprometió efectivamente con la canonización del rey Casimiro, en cuyo honor se colocó la primera piedra de una iglesia en Vilna en 1604. Sus esfuerzos por tener a san Casimiro como santo patrón de Lituania tuvieron éxito. Su sucesor, Eustachy Wollowicz (1616-1630), fundó hospitales, invitó a los Canónigos Regulares de Letrán a Vilna, y combatió enérgicamente a los protestantes y los ortodoxos. Abraham Wojna (1631-1649) introdujo la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y se opuso enérgicamente al calvinismo. Jerzy Tyszkiewicz (1650-1656), anexó toda Curlandia a la diócesis. Aleksander Sapieha (1666-1671) erigió la iglesia de los Santos Pedro y Pablo en Vilna, usando la basílica de San Pedro de Roma como modelo. La diócesis en ese momento comprendía 25 decanatos con 410 iglesias. Konstanty Kazimierz Brzostowski (1687-1722) introdujo a los escolapios a Vilna y alentó el desarrollo de las órdenes religiosas. Durante el episcopado de Mikołaj Ene Zenkowicz (1730-1762), surgieron conflictos entre los jesuitas y los escolapios, que provocaron el cierre de los colegios escolapios. El príncipe Ignacy Jakub Massalski (1762-1794) promovió la reforma del clero y devolvió su inmenso patrimonio a las iglesias de la diócesis.

La floreciente vida religiosa en la diócesis de Vilna está atestiguada por el gran número de sínodos que se celebraron allí. El primero tuvo lugar en 1502, convocado por el obispo Tabor. Siguieron los sínodos de 1526; de 1528, para recaudar fondos para la restauración de la catedral; de 1555, para oponerse a la expansión del luteranismo; de 1582; de 1607, que promulgó muchos reglamentos para la administración de los sacramentos y la disciplina del clero; de 1630, para regular la administración de los bienes eclesiásticos; de 1654, para ayudar al estado con nuevos impuestos; de 1669, con su reglamento disciplinario; de 1685, con ordenanzas relativas a la administración de los sacramentos y la vida del clero; de 1744, con normativa sobre catecismo, matrimonios mixtos y ejercicios espirituales. Después del sínodo de 1744 no se realizaron otros, pero los obispos enviaron cartas pastorales al clero, algunas de las cuales son notables en importancia.

Bajo el dominio del Imperio rusoEditar

Después de la anexión de Lituania al Imperio ruso, la diócesis de Vilna dejó de gozar de libertad de relaciones con la Santa Sede. En 1795 el capítulo nombró a David Pilchowski vicario in spiritualibus. La diócesis de Inflanty se fusionó con Vilna y Jan Nepomucen Kossakowski (1798-1808) fue nombrado obispo. Hizo mucho por la prosperidad del seminario. A su muerte, el capítulo estuvo involucrado en un conflicto con el metropolitano católico de San Petersburgo, Siestrzencewicz, que usurpó derechos que pertenecían exclusivamente a la Santa Sede. Siestrzencewicz impuso por encima del capítulo como administrador de la diócesis a Hieronim Strojonowski (1808-1815), tras cuya muerte se arrogó el gobierno de la diócesis atribuyéndole el título de primado de Lituania. En 1798 la diócesis, hasta entonces sufragánea de Gniezno, pasó a formar parte de la provincia eclesiástica de la arquidiócesis de Maguilov.

En 1827, después de la muerte de Siestrzencewicz, el vicario capitular, Milucki, administró la diócesis por un corto tiempo. En 1828 Andreas Klagiewicz fue nombrado administrador; fue enviado al interior de Rusia durante el levantamiento de 1831, regresó en 1832, fue elegido obispo de Vilna en 1839 y tomó posesión de la sede el 28 de junio de 1841. Murió el mismo año, después de presenciar la caída de la Iglesia greco-católica ucraniana en su diócesis y una feroz persecución del catolicismo. El capítulo luego eligió como vicario a Jan Cywinski, quien tuvo el dolor de ver cerrada la Universidad de Vilna y al clero y las iglesias de la diócesis completamente despojados de sus propiedades. Murió el 17 de noviembre de 1846. En 1848 fue sucedido por Wacław Zylinski, quien fue transferido a la sede metropolitana de Maguilov en 1856, pero continuó gobernando la diócesis hasta 1858.

Adam Stanisław Krasiński fue expulsado de la diócesis como resultado del levantamiento de 1863, sin embargo continuó gobernando la diócesis hasta 1883, cuando se refugió en Cracovia. Su sucesor, Karol Hrynieweki, fue exiliado a Yaroslavl después de dos años de episcopado, y en 1890 renunció al obispado y se retiró a Galitzia. Durante su exilio gobernó la diócesis como vicario Liudvikas Zdanovičius. En 1889, Antanas Pranciškus Audzevičius, canónigo de San Petersburgo y teólogo erudito, fue elegido obispo. Murió en 1895; la diócesis estaba entonces gobernada por Louis Zdanowicz, obispo titular de Dionysias. En 1897 fue sucedido por el canónigo Steponas Aleksandras Žvėravičius, que fue trasladado en 1902 a la diócesis de Sandomierz. El barón Eduard von der Ropp ocupó su lugar y se dedicó a organizar el movimiento católico en la diócesis, provocando la hostilidad del Gobierno ruso por ello. Monseñor Ropp fue exiliado a Pskov y la diócesis fue gobernada por Kazimieras Mikalojus Michalkevičius como administrador apostólico.

La antigua diócesis de Livonia, suprimida en 1797 e incorporada a la diócesis de Vilna, y en 1798 tuvo de nuevo un obispo con Adam Kossiafkowski (fallecido en 1828), pero en 1848 fue anexada a la diócesis de Samogitia (hoy arquidiócesis de Kaunas). El 16 de marzo de 1799, en virtud de la bula Saepe factum est del papa Pío VI, cedió 90 parroquias a favor de la erección de la diócesis de Wigry (hoy diócesis de Łomża).

Siglo XXEditar

El 10 de febrero de 1925 Polonia firmó un concordato con la Santa Sede quedando dividida en 5 provincias eclesiásticas. En consecuencia el 28 de octubre de 1925 con la bula Vixdum Poloniae unitas del papa Pío XI se reorganizaron las circunscripciones eclesiásticas polacas de rito latino: se elevó la diócesis de Vilna, que era sufragánea de la arquidiócesis de Maguilov (hoy arquidiócesis de Minsk-Maguilov) al rango de arquidiócesis metropolitana y tuvo como sufragáneas a las diócesis de Łomża y Pinsk.[3]

El 4 de abril de 1926, en virtud de la bula papal Lituanorum gente del papa Pío XI cedió una parte de su territorio a favor de la erección de la diócesis de Kaišiadorys.[4]

Tras la ocupación de Polonia por los ejércitos de Alemania y de la Unión Soviética en 1939, parte de la región de Vilna fue transferida a Lituania (un total de 70 parroquias). Otros territorios de la diócesis de Vilna estaban controlados por la Unión Soviética (en Bielorrusia) y Alemania.

En 1942 los nazis arrestaron a 50 sacerdotes de la arquidiócesis de Vilna en Bielorrusia y los fusilaron, otros 9 fueron fusilados en 1943 en Lida, 4 en Grodno y 3 en Svisločė. Durante la ocupación alemana murieron 85 sacerdotes de la arquidiócesis de Vilna. Cerca de 40 sacerdotes fueron encarcelados pero sobrevivieron. Después de la Segunda Guerra Mundial, la arquidiócesis de Vilna cubrió no solo una parte de Lituania, sino también del territorio de Bielorrusia y de Polonia. Había 273 iglesias en Bielorrusia y 51 en Polonia. El metropolitano Romualdas Jalbžikovskis, quien regresó a Vilna en 1945, se fue a Bialystok y desde allí gobernó la parte polaca de la arquidiócesis. No había administración diocesana en Bielorrusia, ni clero, ni sacerdotes, ni seminario y la mayoría de las iglesias están cerradas. En los años de la posguerra, solo en Vilna se cerraron 23 iglesias y la catedral, y unos 20 sacerdotes de la arquidiócesis fueron reprimidos por motivos políticos.

Durante los años de la ocupación soviética los católicos sufrieron la feroz persecución del poder estatal. El arzobispo coadjutor Mečislovas Reinys fue encarcelado y murió en prisión en 1953. Muchos de sus familiares fueron encarcelados y durante los interrogatorios le ofrecieron la libertad a cambio de sumisión a Moscú, sin resultado. Su sucesor, Julijonas Steponavičius, fue deportado fuera de las fronteras de la arquidiócesis en 1961. Pasó 28 años como deportado. Más de veinte sacerdotes fueron encarcelados. La vida de la Iglesia estaba muy restringida: la enseñanza de la Biblia en las escuelas y el catecismo estaban prohibidos para los niños, lo mismo que la publicación de revistas y libros religiosos y el culto público. Se cerraron todos los monasterios, se confiscaron la mayoría de los bienes de la Iglesia y se cerraron veintitrés iglesias, incluida la catedral de Vilna, que se convirtió en una pinacoteca.

En 1991 los territorios de la diócesis que estaban en el extranjero fueron cedidos a nuevas diócesis: el 13 de abril los territorios bielorrusos fueron cedidos a la nueva diócesis de Grodno y el 5 de junio los territorios polacos a la nueva diócesis de Bialystok, que el año siguiente fue elevada a una arquidiócesis metropolitana (desde 1945 existió una administración apostólica en Bialystok).

EpiscopologioEditar

 
Eustachy Wołłowicz, medalla de 1626.

EstadísticasEditar

De acuerdo al Anuario Pontificio 2018 la arquidiócesis tenía a fines de 2017 un total de 605 108 fieles bautizados.[8]

Año Población Sacerdotes Bautizados por
sacerdote
Diáconos
permanentes
Religiosos Parroquias
Bautizados
católicos
Total % de
católicos
Total Clero
secular
Clero
regular
Varones Mujeres
1950 1 031 000 2 300 000 44.8 595 570 25 1732 53 150 442
1970 287 945 368 813 78.1 244 239 5 1180 11 147 60
1980 331 589 427 404 77.6 265 258 7 1251 10 117 71
1987 ? 800 000 ? 103 94 9 ? 9 ? 87
1999 600 000 845 500 71.0 139 104 35 4316 1 40 221 89
2000 598 000 886 200 67.5 139 106 33 4302 1 34 220 90
2001 502 400 867 200 57.9 153 114 39 3283 1 42 215 91
2002 470 000 808 700 58.1 153 115 38 3071 1 43 222 93
2003 573 000 814 000 70.4 154 116 38 3720 1 41 226 93
2004 570 000 810 000 70.4 153 111 42 3725 1 47 220 94
2010 565 620 857 745 65.9 171 126 45 3307 1 60 198 96
2014 558 847 773 406 72.3 175 131 44 3193 54 172 95
2017 605 108 827 141 73.2 174 137 37 3477 50 167 95

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. a b Cheney, David. «Archdiocese of Vilnius». Catholic-Hierarchy. 
  2. Decreto de la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, 15 de agosto de 2017; Prot. 194/17
  3. (en latín) Bula Vixdum Poloniae unitas, AAS 17 (1925), p. 521
  4. (en latín) Bula Lituanorum gente, AAS 18 (1926), p. 121
  5. Desde el 11 de agosto de 1673 administrador apostólico. Cfr. Eubel, vol. 5, p. 416.
  6. El 19 de junio de 1891 fue nombrado arzobispo titular de Perge.
  7. Nombrado arzobispo titular de Aduli.
  8. Anuario Pontificio de 2018 y precedentes, reportados por www.catholic-hierarchy.org en la página Archdiocese of Vilnius por David Cheney