Ascitis

Líquido abdominal anómalo

La ascitis es la acumulación anormal de líquido en la cavidad peritoneal (abdomen).[2][3]​Técnicamente, es más de 25 ml de líquido en la cavidad peritoneal, aunque pueden ocurrir volúmenes superiores a un litro. Los síntomas pueden incluir aumento del tamaño abdominal, aumento de peso, malestar abdominal y dificultad para respirar. Las complicaciones pueden incluir peritonitis bacteriana espontánea.

Ascitis
Hepaticfailure.jpg
Una persona con ascitis causada por la hipertensión portal debido a la cirrosis.
Especialidad gastroenterología
Síntomas Aumento del tamaño abdominal, aumento de peso, malestar abdominal, dificultad para respirar.
Complicaciones Peritonitis bacteriana espontánea , síndrome hepatorrenal, niveles bajos de sodio en sangre[1]
Causas Cirrosis hepática, cáncer, insuficiencia cardíaca, tuberculosis, pancreatitis, bloqueo de la vena hepática
Diagnóstico Examen físico, ecografía, tomografía computarizada
Tratamiento Dieta baja en sal, medicamentos (diuréticos), drenaje del líquido.
Wikipedia no es un consultorio médico Aviso médico 

En el mundo desarrollado, la causa más común es la cirrosis hepática.[3]​ Otras causas incluyen cáncer, insuficiencia cardíaca, tuberculosis, pancreatitis y bloqueo de la vena hepática. En la cirrosis, el mecanismo subyacente implica presión arterial alta en el sistema portal y disfunción de los vasos sanguíneos. El diagnóstico generalmente se basa en un examen junto con una ecografía o una tomografía computarizada. El análisis de líquido puede ayudar a determinar la causa subyacente.

El tratamiento a menudo implica una dieta baja en sal, medicamentos como diuréticos y drenaje del líquido. Se puede colocar una derivación portosistémica intrahepática transyugular (TIPS), pero se asocia con complicaciones. Se pueden considerar los efectos para tratar la causa subyacente, como un trasplante de hígado. De las personas con cirrosis, más de la mitad desarrollan ascitis en los diez años posteriores al diagnóstico. De aquellos en este grupo que desarrollan ascitis, la mitad morirá dentro de los tres años. El término proviene del griego askítes que significa "como una bolsa".

EtiologíaEditar

Suele ser consecuencia de una enfermedad hepática, sobre todo la cirrosis hepática. El mecanismo de formación de ascitis más frecuente es la hipertensión portal consecuencia de cirrosis hepática alcohólica, cirrosis por hepatitis crónicas víricas de larga evolución como las causadas por el virus de la hepatitis B y por el virus de la hepatitis C o esquistosomiasis y se diagnostica clínicamente con el signo de la matidez desplazable, si bien la técnica más útil y reproducible es la ecografía abdominal.

La ascitis también puede presentarse en enfermedades no relacionadas con el hígado tales como hipoalbuminemia, el cáncer, la pancreatitis, la insuficiencia cardíaca, la insuficiencia renal, síndrome nefrótico[4]​ y la tuberculosis. Otras causas menos frecuentes son las infecciones por clamidia/gonococo (síndrome de Fitz-Hugh-Curtis),[5]lupus eritematoso[6]​ y el síndrome de Meigs (tumor del ovario).[7]​ En los pacientes con enfermedades hepáticas, el líquido sale de la superficie del hígado y del intestino.

Según GASA (Gradiente de albúmina plasma-líquido ascítico)[8]Editar

Las causas del gradiente elevado de albúmina en suero-ascitis (trasudado) son:

Las causas de un GASA bajo ("exudado") son:

Cáncer (metástasis y carcinomatosis peritoneal primaria): 10 %

Otras causas raras

Cuadro clínicoEditar

 
Imagen en ultrasonidos mostrando un hígado cirrótico y una ascitis

En general, si la acumulación del líquido en el abdomen es escasa, no se producen síntomas, pero puede provocar distensión abdominal, pirosis, indigestión y dolor en la espalda baja entre L2 y L5, además de las dificultades respiratorias (disnea). En algunos pacientes con ascitis, los tobillos se hinchan (edema)[9]​ a causa del peso del exceso de líquido sobre los grandes vasos inguinales. El dolor no es un síntoma característico en la ascitis. La hipertensión portal causa que se produzca circulación colateral apareciendo nuevas y prominentes venas abdominales superficiales.[10]

DiagnósticoEditar

  • Cuadro clínico:
    • Matidez a la percusión de los flancos
    • Matidez desplazable
    • Hígado y bazo difícil de palpar, en particular con ascitis abundante
    • Onda ascítica
  • Laboratorio:

TratamientoEditar

La terapia básica para el tratamiento de la ascitis es una dieta baja en sal, generalmente combinado con fármacos diuréticos (espironolactona/furosemida) para sacar líquido del peritoneo y que este se elimine por la orina. Si la ascitis dificulta la respiración o la alimentación se puede efectuar una técnica llamada paracentesis terapéutica, que se lleva a cabo para extraer líquido del interior de la cavidad peritoneal.

ReferenciasEditar

  1. «Ascites - Hepatic and Biliary Disorders». Merck Manuals Professional Edition (en inglés canadiense). Consultado el 13 de diciembre de 2021. 
  2. «Ascitis». Redaccón Médica. Consultado el 10 de abril de 2021. 
  3. a b Chiejina, Maria; Kudaravalli, Pujitha; Samant, Hrishikesh (2021). Ascites. StatPearls Publishing. Consultado el 13 de octubre de 2021. 
  4. University of Maryland Medical Center. [1]
  5. eMedicine.com [2]
  6. Revista de Gastroenterología del Perú - Volumen 20, Nº4 2000 Ascitis como presentación de lupus eritematoso sistémico. [3]
  7. European Journal of Obstetrics & Gynecology and Reproductive Biology (Ed. Española) 2001; 1: 115-120 «Copia archivada». Archivado desde el original el 24 de enero de 2009. Consultado el 26 de junio de 2007. 
  8. «Caso clínico -Causas ascitis según GASA». Clínica-UNR. febrero 2014. Consultado el 12 de abril de 2021. 
  9. Enfermedades del Hígado. [4]
  10. Escuela de Medicina Pontificia Universidad Católica de Chile. [5] Archivado el 1 de julio de 2007 en Wayback Machine.