Ilustración de Astaroth

El Gran Duque Astaroth, no esta a la par de Belzebú y Lucifer, el Duque Astaroth esta por encima de todos los demonios conocidos en este mundo, es la oscuridad total y absoluta a la cual hay que temer, porque hasta el mismo diablo se someta ante el Duque, tiene la potestad de probar tanto a dioses como a humanos, así de grande es la envergadura de su poder, tampoco fue un angel caído, el es la oscuridad y por tanto nació de ella.Dicen ciertos autores de demonología que Astaroth es el "gran duque del Infierno",en Latinoamérica se traduce Astello de la primera jerarquía demoníaca, en la que también pertenece Belcebú y Lucifer.[cita requerida] En el Diccionario infernal, Astaroth es dibujado como un hombre desnudo con manos y pies de dragón y un par de alas con plumas, llevando una corona, sosteniendo una serpiente con una mano y cabalgando sobre un lobo o un perro con alas de dragón.

De acuerdo con Nahum Michaelis es un demonio de primera jerarquía que seduce por medio de la pereza, la vanidad, filosofías racionalistas de ver el mundo y su adversario es San Bartolomé, que puede proteger contra él porque venció las tentaciones de Astaroth. Inspira a los matemáticos, artesanos, pintores y otros artistas liberales, puede volver invisibles a los hombres, puede conducir a los hombres a tesoros escondidos que han sido enterrados por hechizos de magos y contesta a cualquier pregunta que se le formule en forma de letras y números en multitud de lenguas. Una de las pocas criaturas capaces de manipular la línea del destino, ya sea humano o divino y conocedor de estos.

De acuerdo con Francis Barret, Astaroth es el príncipe de los acusadores e inquisidores. Según algunos demonologistas del siglo XVI, los ataques de este demonio contra los humanos son más fuertes durante el mes de agosto.

En la leyenda de Astaroth en la actualidad se le denomina también como el Rey de las 7 coronas del ser humano, de la naturaleza, de los espíritus en su última reencarnación, del sentir de los espíritus, de los 7 caminos espirituales del alma al cuerpo, del descanso o elevación total de las reencarnaciones del ser humano, la última numerología y la voz de las voces del amor y del las almas.

De acuerdo al folklore popular, es el primer demonio de la naturaleza, el único que no fue creado en ningún reino y forma parte de la trinidad que la demonología sostiene que conforman las 3 dimensiones; Lucifer, Belcebú y Astaroth.

Etimologías y nombres relacionadosEditar

El nombre de este demonio parece provenir de culturas ancestrales, más precisamente de la diosa Astarte, una antigua deidad fenicia equivalente a Ishtar, Venus, Stara, Ester, Athair entre otras todas ellas equivalentes a la diosa griega Afrodita, la cual, es la diosa de la lujuria, de la fertilidad y la vida.

Astarte fue traducida como Astharoth en plural en la Biblia del Rey Jacobo y después tomada de alguna mala traducción por lo que fue tomado como nombre de algún otro dios contrario al conocido por la fe católica y puesto como un demonio.

Es parte de la maldita trinidad, junto con Belzebú y Lucifer. Hace tratos a cambio de la mitad del alma humana. Se dice que sabe los más íntimos deseos, el porvenir y el pasado de todas las personas.

ReferenciasEditar