Atentado contra Save the Children de 2018

ataque terrorista en Afganistán

El atentado contra las oficinas de Save the Children en Jalalabad (Afganistán) fue un ataque terrorista realizado sobre las 09:10 hora local (04:40 GMT) el 24 de enero de 2018.[1]​ El ataque fue revindicado, a través de su agencia de noticias Amaq, por el grupo terrorista Estado Islámico.[2]

Atentado contra Save the Children de Jalalabad de 2018
Parte de la Tercera Guerra de Afganistán
Nangarhar in Afghanistan.svg
La provincia de Nangarhar, lugar donde se ubica la ciudad de Jalalabad, donde fue el atentado.
Lugar Bandera de Afganistán Jalalabad
Blanco(s) Sede de Save the Children en Jalalabad
Fecha 24 de enero de 2018
09:10 (hora local de Afganistán) (04:40 GMT)
Tipo de ataque Ataque con coche bomba y posterior ataque al blanco
Arma(s) Coche bomba
armas de fuego
Muertos 6+
Heridos 22+
Perpetrador(es) Desconocido
Sospechoso(s) Bandera de Estado Islámico Estado Islámico
(se adjudica el ataque)

El ataque consistió en el estallido de un coche bomba a la entrada del objetivo y un posterior ingreso forzado de desconocidos con uniformes de policía afgana, quienes iniciaron disparos contra los presentes del lugar.

Fondo del asuntoEditar

La ciudad de Jalalabad así como toda Afganistán se encuentra sumergida en una guerra civil desde 1978, que se intensificó con la caída del Emirato Islámico de Afganistán en 2001 —creado por el grupo Talibán—, los sobrevivientes de este protoestado iniciaron una guerra de guerrillas contra el actual gobierno de Afganistán por considerarlo «traidor» por apoyarse en la ayuda extranjera. La situación empeoró cuando diversas organizaciones islamistas ingresaron al país (aprovechando su situación de estado fallido) como Al Qaeda o el Estado Islámico, provocando que el gobierno afgano pierda territorio e incluso relevancia en la presente guerra.

ReaccionesEditar

El secretario general de las Naciones Unidas António Guterres condenó el atentado diciendo que «las organizaciones humanitarias dan una ayuda vital a los más vulnerables... los trabajadores humanitarios, así como sus instalaciones, nunca deben ser un objetivo».[3]

La ONG Save the Children con sede en Londres anunció que cesarían todas sus operaciones en Afganistán hasta nuevo aviso.[4]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar