Abrir menú principal

Ave es una palabra latina, utilizada por los romanos como salutación. Es la conjugación singular de la forma imperativa de avēre, que significa ‘estar bien’; de forma que podría traducirse literalmente como ‘que estés bien’.[1]​ Tiempo después en el siglo IV el papa Gregorio I lo introdujo en el avemaría de la Iglesia católica, que fue popularizado hasta el siglo VI de la era cristiana.[2]​ El término fue utilizado principalmente para saludar a los césares y a otras autoridades. Suetonio, indica que los gladiadores antes del combate se dirigían al César con las palabras Ave, Caesar, morituri te salutant (‘¡Hola, César! ¡Los que van a morir te saludan!’).

ReferenciasEditar

  1. «Copia archivada». Archivado desde el original el 15 de abril de 2012. Consultado el 12 de diciembre de 2005. 
  2. Latin Word Lookup:aveo