Abrir menú principal

Balbino Santos Olivera

Balbino Santos Olivera (Hospital de Órbigo, León, 27 de marzo de 1887 – Granada, 14 de febrero de 1953) fue un sacerdote católico español, obispo de Málaga y arzobispo de Granada.

Balbino Santos Olivera
Balbino Santos Olivera.jpg

Título Arzobispo de Granada
Otros títulos Obispo de Málaga
Información religiosa
Ordenación sacerdotal 16 de julio de 1911, Roma
Ordenación episcopal 27 de octubre de 1935
Información personal
Nombre Balbino Santos Olivera
Nacimiento 27 de marzo de 1887, Hospital de Órbigo
Fallecimiento 14 de febrero de 1953, Granada
Alma máter Pontificia Universidad Gregoriana
Escudo de Balbino Santos Olivera.svg
Omnia et in omnibus Christus

BiografíaEditar

FormaciónEditar

Cursó estudios en el Seminario Conciliar de Astorga, desde 1899, y más tarde, becado por la diócesis como colegial del Pontificio Colegio Español, en la Universidad Gregoriana de Roma, donde obtuvo los doctorados en Filosofía y Teología, y en el Instituto Bíblico de la misma ciudad, donde se licenció en Sagradas Escrituras y Lenguas Orientales. También asistió a la Academia de Santo Tomas y estudió otras materias, como arqueología, literatura o lenguas clásicas.

PresbíteroEditar

Ordenado presbítero en Roma el 23 de julio de 1911, regresó a España, siendo nombrado por el obispo de Salamanca su mayordomo y profesor del seminario de la diócesis, para pasar posteriormente a enseñar en la facultad de Teología como doctor de su claustro.

En 1919 fue nombrado canónigo de la catedral de Córdoba y en 1921 de la de Sevilla, en cuyo seminario enseñó diversas materias de su especialidad.

ObispoEditar

Recibió el encargo de la diócesis de Málaga el 5 de agosto de 1935, siendo consagrado obispo el 27 de octubre del mismo año en Sevilla por el cardenal Eustaquio Ilundáin y Esteban. Enfrentó el gobierno de la diócesis en el clima de tensión y violencia que produjo el asesinato de seminaristas y sacerdotes, más de ciento sesenta, equivalente al 42% de los incardinados, y la destrucción de templos, en el marco de la persecución religiosa que se desarrolló en España durante aquellos años. Su predecesor, Manuel González y García, había salido de Málaga en 1931, huyendo de las persecuciones, y nunca más regresó a la sede, que gobernó cinco años desde Madrid. Él mismo tuvo que huir en 1936 a Tánger, ayudado por el cónsul de Italia, Tranquillo Bianchi, al comienzo de la Guerra Civil.

Regresó a la sede en 1937, reconstruyendo con la ayuda de Regiones Devastadas, numerosos templos y el palacio arzobispal que habían sido destruidos.

Creó el Instituto Diocesano de Cultura Religiosa, fundó un seminario mayor de verano en Ronda y amplió el seminario de la diócesis.

ArzobispoEditar

Nombrado para encabezar la sede metropolitana de Granada el 24 de noviembre de 1946, desde su llegada desarrolló una intensan labor tanto apostólica como social. Durante su corto mandato de poco más de seis años, se crearon 42 nuevas parroquias, recorrió toda la diócesis en visita pastoral, intensifico la devoción a la Virgen de Fátima, promoviendo la construcción del santuario dedicado a esta advocación en Lancha de Cenes y publicó más de cincuenta pastorales. Su preocupación social se materializó con la recaudación de fondos para los más necesitados mediante tómbolas benéficas y con la entrega de viviendas sociales promovidas por la Constructora Benéfica de la Virgen de las Angustias, que presidía, en colaboración con el Instituto Nacional de la Vivienda. En 1950 organizó el Congreso Catequista Diocesano y convocó una misión general, cuya dirección encomendó a los jesuitas. En 1952 convocó el II Sínodo Diocesano, que no se celebraba desde 1572.

Amplió y mejoró los seminarios de la diócesis e impulsó el de verano de Sierra Nevada en el Hotel del Duque. Encomendó la dirección, administración y control de los seminarios a sacerdotes seculares diocesanos, desvinculando al seminario mayor de la Facultad de Teología de Cartuja, a la que permanecía ligado desde 1939, aunque mantuvo en la dirección espiritual a los jesuitas.

FinalEditar

Falleció en Granada el 14 de febrero de 1953 y sus restos fueron inhumados en la capilla de la Virgen de las Angustias de la Catedral de Granada.

ObraEditar

Además de diversos trabajos de traducción de textos hebreos al latín o al castellano, estudios histórico-exegéticos o sobre Historia del Arte, discursos, conferencias y pastorales, algunos publicados en revistas y folletos, es autor, entre otros, de los siguientes libros:

  • Guía ilustrada de la catedral de Sevilla (1930);
  • Traducción de la obra de Giovanni Papini Los operarios de la viña (1931);
  • Crítica e hipercrítica en la Biblia (Discursos leídos ante la Academia Sevillana de Buenas Letras)(1932);
  • Sobre el seminario diocesano (1938);
  • El libro nupcial: lo que deben saber y hacer los que se casan (1941);
  • El tesoro de las indulgencias (1951).

DistincionesEditar

FuentesEditar

  • Barranquero Texeira, Encarnación (1994). «D. Balbino Santos Olivera. Notas biográficas». Málaga entre la guerra y la posguerra: el franquismo. Málaga: Arguval. pp. 179 y ss. ISBN 84-86167-84-1. 
  • Luengo Tapia, Manuel. «Balbino Santos Olivera, 1935-1946». Episcopologio: La historia de la diócesis de Málaga a través de sus obispos. Consultado el 10 de marzo de 2012. 
  • Sánchez Ocaña, Juan (1993). Los tiratapias. Una experiencia pastoral en los años 1950-1960. Granada: Imp. Ave María. 
  • Vicente, Luis de (15 de febrero de 1953). «A las dos de la tarde de ayer falleció en la capital de su diócesis el arzobispo de Granada, doctor Santos Olivera». ABC: 39-40.  Texto «n´´umero» ignorado (ayuda)

SucesiónEditar


Predecesor:
Manuel González y García
Obispo de Málaga
27 de octubre de 1935 - 24 de noviembre de 1946
Sucesor:
Ángel Herrera Oria
Predecesor:
Agustín Parrado García
Arzobispo de Granada
24 de noviembre de 1946 - 14 de febrero de 1953
Sucesor:
Rafael García y García de Castro