Abrir menú principal
Antigua sede del Banco en la Avenida Central de San José.

El Banco Anglo Costarricense fue un banco de Costa Rica fundado en 1863 con capital británico y costarricense, como su nombre lo indica, y cerrado tras el descalabro financiero el 14 de setiembre de 1994 por orden del gobierno de José María Figueres Olsen.

Fue uno de los bancos más antiguos del país, se creó bajo el modelo del Banco de Inglaterra cuyo funcionamiento fue estudiado por los inversionistas costarricenses y por mucho tiempo fue el más exitoso del país.[1]​ Se le nacionaliza en 1949 junto a toda la banca bajo el gobierno de José Figueres Ferrer y pasa a convertirse en un banco estatal.

En febrero de 1987, el banco introdujo la primera tarjeta para cajeros automáticos del país.[2]

Debido a malos manejos de fondos y corrupción política de la Junta Directiva durante el gobierno de José María Figueres Olsen, el banco fue cerrado oficialmente por acuerdo del Consejo de Gobierno durante la administración de José María Figueres Olsen, lo que se anunció en cadena nacional por el presidente Figueres, siendo la primera vez en la historia que un banco estatal quebraba. Miles de trabajadores bancarios quedaron sin empleo.[3]

ReferenciasEditar