Abrir menú principal
Nota de prensa del partido en el diario italiano Il Calcio Illustrato.

La «Batalla de Highbury» fue el nombre dado al partido de fútbol amistoso entre las selecciones nacionales de Inglaterra e Italia que tuvo lugar el 14 de noviembre de 1934 en el Arsenal Stadium —también conocido como Highbury—, en Londres. Inglaterra ganó 3-2 en un partido muy disputado y especialmente violento.

Índice

ContextoEditar

Este fue el primer partido de Italia desde que se proclamase campeón de la Copa Mundial de la FIFA 1934 ese verano,[1]​ aunque Inglaterra no participó ya que la Asociación Inglesa de Fútbol (FA) dejó la FIFA en 1928. Inglaterra todavía era considerado uno de los equipos más fuertes de Europa en ese momento, y el partido fue anunciado en Inglaterra poco menos que como la «final real» de la Copa del Mundo. El partido fue lo suficientemente importante para los italianos que, según los informes, Benito Mussolini ofreció a cada jugador un coche Alfa Romeo, el equivalente a £150 (unos £6 000 en términos modernos) y la exención del servicio militar si vencían a los ingleses.[2][1]

El partido estableció un récord, ya que fue la primera y única vez que siete jugadores registrados en el mismo club (a saber, el Arsenal) comenzaron para Inglaterra.[2][3][4]​ Casualmente, el partido se jugó en el estadio local del Arsenal, Highbury. Además de los siete jugadores del Arsenal (Frank Moss, George Male, Eddie Hapgood, Wilf Copping, Ray Bowden, Ted Drake y Cliff Bastin), un joven Stanley Matthews disputó su segundo partido internacional para el equipo inglés; Cliff Britton, Jack Barker y Eric Brook fueron los otros tres jugadores. El equipo de Inglaterra era en gran parte inexperto, y cada jugador contaba con menos de diez internacionalidades.

Resumen del partidoEditar

Primera parteEditar

Después de solo dos minutos de encuentro, el medio centro italiano Luis Monti sufrió una fractura en el pie con Drake. Aunque Monti permaneció en el campo durante 15 minutos, finalmente tuvo que abandonar el juego dejando a su equipo con diez hombres, en ese momento, no se permitían sustituciones. Además, como Monti continuó jugando, otros jugadores italianos pueden no haber sido conscientes de la magnitud de su lesión, que es probable que haya contribuido a los goles de Inglaterra; Inglaterra anotó sus tres goles en los primeros 12 minutos (a los 2', 10' y 12'), mientras que los italianos continuaron jugando tácticas donde Monti fue el último defensor que enfrentó el ataque de Inglaterra. Eric Brook y Cliff Bastin causaron a los italianos una cantidad infinita de problemas por su juego de pases y disparos rápidos.[5]

Brook había fallado un penal en el primer minuto luego de que Drake fuera sancionado por Carlo Ceresoli (quien pudo salvar el gol con un rápido salto a la derecha). Sin embargo, se resarció al anotar un doblete, con un cabezazo (tras un cruce precisa de Stanley Matthews) y un tiro libre, que Stanley Matthews describió como «un rayo».[6]​ Drake agregó un tercero antes del descanso para hacer el 3-0 en el marcador. Sin embargo, después de darse cuenta de la gravedad de la lesión de Monti, los italianos ajustaron sus tácticas de juego para que Inglaterra no pudiera romper sus defensas.

El partido fue violento desde el principio, con los visitantes tomando represalias repetidamente contra el tackle de Drake en el segundo minuto: Eddie Hapgood se rompió la nariz (y tuvo que ser retirado durante 15 minutos), Bowden se dañó el tobillo, Drake recibió un puñetazo y Brook se fracturó el brazo.[1]

 
Giuseppe Meazza anotó por partida doble en el segundo tiempo para Italia.

Segunda parteEditar

Sin embargo, Italia no fue campeona del mundo por nada y después del descanso, y a pesar de la desventaja de diez hombres, robó el protagonismo a Inglaterra. Giuseppe Meazza anotó por dos veces, y solo se le negó un empate por la madera y una serie de intervenciones del atlético portero de Inglaterra, Frank Moss. Wilf Copping, el «hombre duro» de Inglaterra y antaño minero de profesión,[2]​ se llevó el premio al hombre del partido con una fuerte lucha y enfrentamiento en el mediocampo.

El partido no resolvió nada; aunque los ingleses podían reclamar una victoria y una corona extraoficial, los italianos afirmaron que habían sido perjudicados durante prácticamente todo el partido con un jugador menos, y que Inglaterra había anotado solo en los pocos minutos en que su defensor más fuerte había sido lesionado y no podía correr. Por esta razón y a pesar de la derrota, en Italia los jugadores del equipo todavía se celebran como «Los Leones de Highbury».[1]​ Una cosa que no podía ser impugnada era la naturaleza violenta del partido; la FA consideró retirarse de todos los partidos internacionales desde entonces,[1]​ mientras que Matthews más tarde relataría que fue el partido más violento de su larga carrera.

Detalles del partidoEditar

14 de noviembre de 1934 Inglaterra   3–2 Italia   Highbury Stadium, Londres
Brook   3'10'
Drake   12'
Reporte Meazza   58'62' Asistencia: 56 044[2]​ espectadores
Árbitro: Otto Olsson (Suecia)
GK 1 Frank Moss
RB 2 George Male
LB 3 Eddie Hapgood (c)
RH 4 Cliff Britton
CH 5 Jack Barker
LH 6 Wilf Copping
OR 7 Stanley Matthews
IR 8 Ray Bowden
CF 9 Ted Drake
IL 10 Cliff Bastin
OL 11 Eric Brook
GK 1 Carlo Ceresoli
RB 2 Eraldo Monzeglio
LB 3 Luigi Allemandi
RH 4 Attilio Ferraris (c)
CH 5 Luis Monti
LH 6 Luigi Bertolini
OR 7 Enrique Guaita
IR 8 Pietro Serantoni
CF 9 Giuseppe Meazza
IL 10 Giovanni Ferrari
OL 11 Raimundo Orsi
Entrenador:
  Vittorio Pozzo

ReferenciasEditar

  1. a b c d e As, ed. (15 de noviembre de 2016). «Inglaterra se plantea suspender los partidos internacionales (1934)». Consultado el 3 de febrero de 2018. 
  2. a b c d Daily Mail, ed. (12 de noviembre de 2014). «The day England gave Mussolini a bloody nose! All hell broke loose when Italy came to Highbury in 1934» (en inglés). Consultado el 3 de febrero de 2018. 
  3. Algunos historiadores afirman que hubo otras dos ocasiones similares, en 1894 y 1895, cuando siete jugadores de los Corinthian jugaron para Inglaterra, ambas veces contra Gales. Sin embargo, muchos jugadores corintios se registraron principalmente con otros clubes, con el equipo Corinthian en ese momento sirviendo como un combinado XI aficionado que de vez en cuando jugaba amistosos, como un tipo de equipo subordinado al equipo principal de Inglaterra. Fuentes autorizadas como United Kingdom & Éire International Database (Jeff Hurley/AFS, 1998), England (1872 - 1940), Éire (1924 - 1940), England/Amateurs (1906 - 1940): Full Internationals (IFFHS, 2000) y Soccer: The International Line-Ups & Statistics Series - England 1872-1960 (Mike Ross, 1995) no otorgan más de tres jugadores en el partido de 1894, y dos en el partido de 1895, que se registraron principalmente con el Corinthian; el Anuario Oficial de la FA tampoco reconoce el reclamo de Corinthian. Referencia: «Most Players from a Single Club in an England Team». England Football Online. Archivado desde el original el 28 de septiembre de 2007. 
  4. La única otra ocasión en la que siete jugadores del mismo club han estado en el terreno de juego para Inglaterra fue el 28 de marzo de 2001, cuando Teddy Sheringham del Manchester United entró como suplente ante Albania en el minuto 84; otros cinco jugadores del United habían comenzado el partido, y Wes Brown había saltado como sustituto anterior.
  5. «From the Vault: England and Italy do battle at Highbury in 1934». The Guardian (Londres). 12 de noviembre de 2008. Consultado el 2 de mayo de 2010. 
  6. Matthews, Stanley (2001). The Way it Was: My Autobiography. Headline. ISBN 978-0-7472-6427-9.  p67

Enlaces externosEditar