Batalla de Issos

La batalla de Issos fue un encuentro armado entre el ejército macedonio de Alejandro Magno y el persa de Darío III Codomano, en noviembre del 333 a. C.[6][12]

Batalla de Issos
Guerras de Alejandro Magno
Parte de Guerras de Alejandro Magno
Albrecht Altdorfer - Schlacht bei Issus (Alte Pinakothek, München).jpg
Alejandro frente a Darío durante la batalla de Issos.
Fecha Noviembre del 333 a. C.
Lugar Issos, Turquía
Coordenadas 36°50′16″N 36°12′40″E / 36.837894, 36.211109
Resultado Victoria macedónica[1][2][3][4]
Beligerantes
 Reino de Macedonia[5]
Liga de Corinto
 Imperio aqueménida
Mercenarios griegos
Comandantes
Alejandro Magno
*Parmenio
*Crátero
Darío III
Fuerzas en combate
Total: c. 40,000[6]
13,000 peltastas[7]
22,000 falangistas[8]
5850 jinetes[8][9]
Total: c. 100,000[6][10]
10,000 Inmortales[1][2]
69,000 infantes ligeros[1]
10,000 hoplitas griegos[1]
11 000 jinetes[1][11][10]
Bajas
450-500 muertos[12][6]
5,000 heridos[13]
20,000 muertos
La Batalla de Issos por Jan Brueghel el Viejo, en el Museo del Louvre (París).

Después de que la liga de Corinto dirigida por Alejandro Magno derroto a los sátrapas persas dirigidos por el mercenario griego al servicio de los persas Memnón de Rodas en la batalla del Gránico, Darío III tomo personalmente el mando del ejército de su imperio y lo dirigió a Asia Menor en un intento por atacar por sorpresa a los griegos por la retaguardia;[14]​ Alejandro se vio obligado a ordenar una contramarcha y los dos ejércitos se encontraron en el río Pinaro cerca del pueblo de Issus.[15][16]

El campo de batalla de Issos tal como aparece en épocas recientes

UbicaciónEditar

La batalla tuvo lugar en Issus al sur de la actual población de Alejandreta (o Iskanderun en turco, con el nombre "Iskander" siendo el equivalente del español "Alejandro"), fundada en 333 a.C. como Alexandria ad Issum ("Alejandra en Issus" en griego) por el mismo Alejandro para conmemorar su victoria en esta batalla; el río Pinaro (que podría ser el río actualmente conocido como río Deli Çay o el río Payas[17]​) corría por en medio de la población que se emplazaba frente al Golfo de Alejandreta. En general, el área es una planicie de 2.6 kilómetros de ancho rodeada de una cadena de montañas de un lado y el mar del lado opuesto.

Alejandro escogió esta ubicación para que el ejército persa, que era mucho más numeroso que el macedonio, no pudiera explotar su ventaja numérica para flanquear y rodear a los griegos.[18][19][20]

A pesar de las dificultades aparentes a primera vista, al final Alejandro sería capaz de ganar la batalla y revertir la situación en contra de Darío dejándolo a él en una situación estratégica peor.[21][18]

AntecedentesEditar

Tras derrotar al sátrapa local en la batalla del Gránico, la resistencia persa organizada desaparece en Asia Menor, exceptuando algunos focos aislados como Mileto o Halicarnaso. Después de pasar un año asegurando su conquista de la península de Anatolia (actual Turquía), Alejandro comienza su ofensiva hacia Siria, con el propósito de neutralizar la peligrosa flota persa capturando sus puertos.[10][18][19]

En las semanas y anteriores a la batalla, Alejandro limpió la región de Cilicia de tribus hostiles en una rápida campaña que duró siete días.[22][20]

Cuando Alejandro se encontraba en Tarso (Cilicia), le llegaron noticias de que Darío preparaba un gran ejército en Babilonia.[2]​<re name=boardman /> Si Darío conseguía alcanzar el golfo de Issos, podía utilizar el apoyo de la flota persa al mando de Farnabazo III, que aún operaba en el Mediterráneo, facilitando su suministro y probablemente desembarcando tropas en su retaguardia.[2]​ De este modo, el macedonio dejó su ejército principal en Tarso, pero encargó a Parmenión tomar la costa alrededor de Issos.[23][16]

En noviembre, Alejandro recibió informes de que el gran ejército había entrado en Siria y se encontraba a un día de distancia de entrar en Cilicia.[16][24][25]​ Decidió reagrupar su disperso ejército y avanzar hacia el sur desde Issos a través del paso de Jonás, las «Puertas de Cilicia».[23]

Darío, conocedor de que las tropas de Parmenión defendían el paso, eligió una ruta más septentrional. Los persas tomaron Issos sin oposición y asesinaron a todos los heridos que Alejandro había dejado atrás en la ciudad;[26]​ a algunos de los heridos macedonios les cortaron las manos y les cauterizaron las heridas con brea tras lo cual los llevaron en un recorrido de todo el campamento persa y los liberaron con instrucciones de regresar con Alejandro y contarle todo lo que habían visto.[2]

El rey persa se encontró con que su ejército se había situado tras los macedonios, cortando sus líneas de suministro. Avanzó entonces hacia el sur, llegando hasta el río Pínaro antes de que sus espías le informaran de que habían localizado a Alejandro marchando hacia el norte. Formó pues a sus tropas en línea de batalla en la estrecha llanura junto a la costa.[12]

Alejandro se hallaba así en una situación estratégica muy precaria ya que había sorprendido por un enemigo mucho más numeroso, su posible ruta de retirada había sido cortada y a su retaguardia tenía a la ciudad de Fenicia que era potencialmente hostil y no se había sometido a la autoridad de Alejandro.[2][21]

Más aun, se ha comentado por analistas e historiadores modernos que Darío, teniendo superioridad en números y líneas de suministros sumados a los recursos de todo un imperio, tan solo tenía que mantener su línea de batalla firme y esperar a que se desgastara el ejército de Alejandro.[6]​ Por otro lado, el estrecho campo de batalla, cerrado por un lado del mar y del otro por montañas, impidió a Darío explotar sus números para flanquear a Alejandro.[12][18][20]​ Al final, aunque Alejandro había comenzado en una desventaja estratégica, fue capaz de dejar a Darío en una situación estratégica peor.[21][18]

CombatientesEditar

Ejército persaEditar

El ejército persa superaba mucho en número al macedonio. Aunque las cifras de este son desconocidas, los cálculos más bajos son de 60,000 a 100,000 mientras que los más altos son de 600,000 persas (según Plutarco y Arriano),[27][11]​ por otr lado, Diodoro Sículo y Justino mencionan 400,000 soldados persas,[28][29]​ mientras que Rufo menciona 250,000.[30][8]

 
Movimientos previos a la batalla

La gran mayoría de los historiadores modernos desestiman estas cifras que serían imposiblemente grandes para la época,[1][8]​ en lugar de esas cifras se estima que el ejército persa no pudo haber tenido mucho más de 100,000 efectivos,[31][6][1]​ incluyendo alrededor de 11,000 soldados de caballería y 10,000 de la unidad de élite conocida como los Inmortales.[8]

Se desconocen las bajas persas, pero se estima que hubo unos 40,000 muertos.[13]

Ejército macedonioEditar

El ejército de Alejandro consistía en unos 40,000 elementos en total: 24,000 soldados de infantería pesada (12,000 falangitas, 3,000 hipaspistas, 7,000 hoplitas y 5,000 mercenarios griegos).[6]​ La caballería de Alejandro tenía 2100 hetairoi, 2100 tesalios, 600 prodromoi, 760 griegos y 300 peonios.[8][1]

También había 13,000 soldados de infantería ligera (peltastas, arqueros, honderos): compuestos por 6000 tracios, 5000 griegos, 1000 ilirios y 1000 cretenses. Finalmente, también había 5,850 elementos de caballería.[8][1]

Disposiciones inicialesEditar

Los griegos avanzaron por el Pilar de Jonás, con Alejandro liderando a su caballería de acompañantes por el flanco derecho y envió a su caballería de Tesalia por la izquierda la cual era dirigida por Parmenio.[9][13]

 
Disposición inicial de las tropas.

Darío por su parte formó a su caballería pesada en su derecha, a un lado de la costa, seguida por una falange de sus mercenarios griegos que tendría unos 12,000 elementos y sería comparable en número a la de Alejandro.[1][15]​ A un lado de su falange de mercenarios Darío puso esparcida a su infantería persa, los cardacios, junto al río y hasta el pie de las colinas; las filas de estas unidades se extendían hasta el río y luego se doblaban y lo envolvían, asemejándose en su disposición a una letra R.[15][11]​ Darío se posicionó en el centro de sus líneas con su mejor infantería la cual estaba compuesta de mercenarios griegos junto con su guardia de caballería real.[13][11][32]​ Antes de comenzar la batalla, Darío envió a su tren de suministros y gran parte del tesoro imperial a Damasco con un cuerpo de soldados para resguardarlos; hizo esto con el propósito de aligerar el número de elementos en su ejército e incrementar su maniobrabilidad.[2][33]

Algunas de las unidades clave de los macedonios serían la infantería macedonia del flanco izquierdo (justo a un lado de la costa) la cual estaba comandada por Parmenio que había sido ascendido al liderazgo de todo el flanco macedonio cuando en batallas anteriores tan solo lideraba una sola brigada de infantería macedonia regular (pezhetairoi).[15]Crátero dirigía por su parte la infantería macedonia de este mismo flanco.[34]

La batallaEditar

La batalla tuvo lugar bajo una llovizna ligera ese día.

Antes de comenzar la batalla, para animar a sus soldados e incrementar su moral Alejandro dio un discurso a sus soldados invitandólos a demostrar su valor y llamando de nombre a algunos de sus soldados que se habían distinguido en batalla anteriormente;[35][36]​ también hizo referencia a las hazañas militares del general mercenario griego Jenofonte y su expedición de los Diez Mil. Tras esto, los soldados macedonios gritaron vivas a su rey.[2]

 
Alejandro arenga a sus oficiales antes de la batalla de Issos (1898-1899), obra de André Castaigne.

Alejandro se aseguro de que sus soldados comieran un buen alimento caliente al mediodía y envió una unidad de caballería y arqueros montados para realizar labores de reconocimiento y exploración. Después movió a su ejército para ocupar las mejores posiciones estratégicas como los terrenos altos lo cual fue completado hacia la medianoche para lo cual en algunos casos tuvieron que explusar a unidades persas que estaban estacionadas ahí.[37][2][20]​ Tras esto, lo cual sus soldados durmieron unas cuantas horas y despertaron al alba del día siguiente cuando Alejandro fue al punto más elevado y realizó un sacrificio en honor de dioses griegos.[38][2]

La batalla en sí comenzó a la media tarde del día siguiente que fue cuando los persas terminaron de posicionar sus fuerzas en el campo de batalla.[6][2]​ En este punto, la caballería persa en el lado ubicado junto a la costa se lanzó para atacar la caballería macedonia liderada por Parmenio enfrente de ellos, pero en cuanto cruzaron el río la caballería macedonia también avanzó y ambas fuerzas chocaron en el lado macedonio del río.[5][2]​ La caballería macedonia resistió contra la persa que los superaba en número y recurrieron a lanzar cargas y retirarse repetidamente para mantener a la caballería persa ocupada.[39]​ Alejandro vio el enorme ataque persa y envió a su caballería de Tesalia a reforzar el flanco en cuestión pero les instruyo a cabalgar por detrás de las líneas macedonias para que sus movimientos quedaran oscurecidos a los persas.[2]

La infantería macedonia del centro atacó el centro de los persas casi al mismo tiempo que la caballería persa inició su carga, pero su avance se vio amortiguado cuando tuvieron que cruzar el río y avanzar bajo el fuego los arcos persas;[12]​ adicionalmente, cuando por fin llegaron a las líneas persas la infantería macedonia enfrentó dura resistencia sobre todo de parte de los mercenarios griegos al servicio persa y sufrió muchas bajas de al menos 120 oficiales,[39]​ inclueyndo a Ptolomeo, el hijo del general macedonio Seleuco.[2]

Después de esto, los hipaspistas, dirigidos por Alejandro en persona, atacaron a los cardacios persas y lograron perforar la línea persa; este ataque funcionó demasiado bien y el flanco macedonio derecho atacó, abandonando su posición original, mientras el centro pasaba a la defensiva, lo cual abrió momentáneamente una brecha en la línea de combate macedónica la cual pudo haber sido atacada por Darío. De haber explotado esta ventaja, Darío podría haber dividido al ejército macedonio en dos y empujarlos hacia el mar.[6][12][19][20]

 
Movimiento decisivo de Alejandro.

Los agrianos macedonios siguieron a los hipaspistas lanzando su propio ataque justo después e hicieron retroceder a los escaramuzeros persas. Después de esto, Alejandro regreso de las líneas persas, montó su caballo y dirigió en persona a la élite caballería de los acompañantes que se lanzó contra el flanco derecho de los persas (aquel opuesto a la costa y ubicado al pie de las montañas), cruzando un vado que había sido pobremente cubierto por Darío. Luego de esto, el ataque de los Acompañantes macedonios que habían caído sobre el flanco derecho persa, básicamente causaron la destrucción de este flanco persa. Tras esto, la caballería de acompañantes quedó ubicada en la retaguardia del centro persa; Alejandro vio que el centro persa estaba haciendo retroceder a los macedonios así que Alejandro y los acompañantes atacaron al centro persa desde atrás, lo cual causó su desintegración.[40]

La situación del ejército persa, en un estrecho llano entre las montañas y el mar, impedía a Darío sacar ventaja de las grandes masas de infantería.[20][16][19]

En este punto, Alejandro vio a Darío y su guardia imperial y se lanzó directamente contra ellos mientras parte de los acompañantes recorrían todo el campo de batalla para ayudar a la caballería persa que aún se encontraba trenzada en combate con la caballería tesalia macedonia.[24]​ El ataque avanzó devastadoramente y el propio Alejandro personalmente masacro a incontables soldados y oficiales persas, aunque la guardia real persa y el mismo hermano de Darío, Oxatres, trataron sin éxito de defender al rey;[41]​ sin embargo, durante el ataque, Alejandro sufrió una herida ligera en un muslo que algunos relatos antiguos de la batalla dicen fue causada por el propio Darío (aunque esto se considera improbable y lo más seguro es que Alejandro fue herido por alguien más).[6][41]

 
Mosaico de Issos creado en el año 325 a.C. y hallado en Pompeya, Roma

El ataque hizo que los caballos de la carroza real de Darío se asustaran y repararan, cuando Darío recupero el control de los caballos miró alrededor y juzgó que los macedonios se hallaban muy cerca de él tras lo que cambió a una carroza más pequeña, ligera y veloz y que huyera del campo de batalla,Durante el ataque, Alejandro sufrió una herida ligera en un muslo que algunos relatos antiguos de la batalla dicen fue causada por el propio Darío.[6]​ lo cual a su vez hizo que la caballería persa y la poca infantería persa sobreviviente también huyeran.[40]

Alejandro detuvo brevemente su persecución para mover a sus unidades y proteger a la caballería de Tesalia en su flanco derecho pero una vez hecho esto se lanzó de nuevo a la persecución de Darío pero este tenía para ese punto ya unos 700 metros de ventaja, la ruta de escape de Darío se había llenado de persas en retirada y eran entre las 5 y 6 de la tarde y ya estaba anocheciendo por lo que Alejandro tuvo que abandonar la persecución tras haber recorrido unos 50 kilómetros y Darío huyó.[2]​ Darío huyó tan rápido que arrancó su túnica imperial para que no pudiera ser reconocido,[2]​ dejó atrás gran parte su tesoro[16]​ y dejó atrás a toda su familia (incluyendo todos sus hijos, madre y esposa).[40]

Las notas de Ptolomeo I, recopiladas por Arriano, mencionan que Alejandro y sus guardaespaldas, en persecución de Darío, se encontraron con una grieta, que cruzaron fácilmente cabalgando sobre los cuerpos de los persas muertos.[5][16]

ConsecuenciasEditar

La batalla de Issos fue una victoria decisiva para los macedonios y marcó el comienzo del fin para el poder persa, que perdería para siempre todas sus provincias de Asia Menor y el Mediterráneo.[13][10]​ La batalla fue también la primera vez que el ejército persa era derrotado con el rey Darío III.[16][15]​ Sin embargo, la mayoría de los 10,000 mercenarios griegos al servicio persa lograron escapar y formarían el núcleo de otro ejército persa que regresaría para combatir a los macedonios una vez más en Gaugamela.[6]

 
Retrato del sátrapa persa de Egipto Sabaces en una moneda que murió en la batalla

Entre las bajas persas en Issus se encontraron muchos oficiales de alto rango, incluyendo al sátrapa de Egipto Sabaces (que murió protegendo a Darío del ataque de Alejandro), el sátrapa de Frigia Atizyes, el sátrapa de Cilicia Arsames y el noble persa Rheomithres.[40]

Darío había huido con tanta prisa que dejó atrás su tesoro real de 5,600 talentos de oro y plata que fueron apropiadas por Alejandro,[16]​ algo muy afortunado para él ya que se hallaba en necesidad de fondos para su gran campaña.[2][14]

Alejandro también encontraría y conservaría como trofeos la túnica imperial que Darío había arrojado anteriormente para no ser reconocido, el arco personal de Darío y su escudo.[2]

El campamento persa también fue saqueado por los macedonios victoriosos que capturaron y se repartieron entre ellos joyería y tesoros por valor de unos 3,000 talentos de oro y plata; también encontraron a las cortesanas y doncellas imperiales que fueron abusadas y ultrajadas.[2]

 
Alejandro se encuentra con la familia de Darío tras la batalla

Después de la batalla, los helenos capturaron también a Estatira (la mujer de Darío), a sus hijas Barsine-Estatira y Dripetis, su hijo, y a su madre, Sisigambis, las cuales acompañaban al rey en su campaña (algo común cuando el emperador persa partía en campaña);[32][16]​ a diferencia de las cortesanas persas que fueron violadas y abusadas por los soldados macedonios, la familia real de Persia fue aislada y tratada honorablemente puesto que los macedonios consideraban que eran un motín que por derecho le pertenecía solo a Alejandro.[2]​ Desde el principio, Darío intentaría negociar el regreso de su familia con Alejandro, lo cual el rechazó y jamás sucedió: Darío y su familia jamás volverían a verse.[42]

En un principio la familia real persa temería a Alejandro y cuando se les informo erróneamente que Darío había perecido en batalla y rompieron en llanto,[43]​ Alejandro les envío a su oficial Leonato; pero cuando Leonato entró a la tienda de campaña de la familia imperial la madre y esposa de Darío pensaron que las ejecutarían y se lanzaron a sus pies pidiendo que les permitieran enterrar a Darío tras lo cual Leonato les aclaro que Darío había escapado y que sus vidas y dignidad de familia imperial serían respetadas.[2]​ En poco tiempo Alejandro y la familia de Darío se volvieron muy cercanos al punto de que la madre de Darío trataría a Alejandro como su propio hijo y Alejandro eventualmente desposaría a Barsine-Estatira.[44][10][16]

Alejandro retorno a su campamento alrededor de la medianoche y se baño en la bañera imperial de Darío y se vistió con sus ricas vestimentas imperiales; después sostuvo un banquete con sus generales en la mesa real de Darío y al recostarse en uno de los sillones reales persas diría con sarcasmo "así que en esto consiste ser un rey".[2]

ReferenciasEditar

  1. a b c d e f g h i j Engels, Donald W. (1980) [1978]. «Chapter 2. Greece and Turkey». Alexander the Great and the Logistics of the Macedonian Army [Alejandro Magno y la logística del ejército macedonio] (en inglés) (2da edición). Berkeley, California, Estados Unidos: University of California Press. pp. 48-51. ISBN 9780520042728. LCCN 76052025 – via Google Books. 
  2. a b c d e f g h i j k l m n ñ o p q r s t u Green, Peter (1991) [1970]. «6. The Road to Issus». Alexander of Macedon, 356—323 B.C.: A Historical Biography [Alejandro de Macedonia, 356—323 a.C.: Una biografía histórica]. Hellenistic culture and society (en inglés) 11 (3ra edición). Berkeley, Estados Unidos: University of California Press. pp. 182-235. ISBN 9780520071650. ISSN 1054-0857. LCCN 91007292. OCLC 23142191 – via Google Books. 
  3. "The battle of Issus, 333 BC."
  4. "Alejandro contra el Imperio persa, la batalla de Issos"
  5. a b c Lonsdale, David J. (2004). «Conquering the Coast: Bloody Sieges and the Battle of Issus». Alexander the Great, Killer of Men: History's Greatest Conqueror and the Macedonian Way of War [Alejandro Magno, asesino de hombres: El más grande conquistador de la historia y el modo macedonio de guerra] (en inglés). Nueva York, Estados Unidos: Carroll & Graff. pp. 85-100. ISBN 9780786714292. LCCN 2005280173. OCLC 964628654. 
  6. a b c d e f g h i j k l Tucker, Spencer C. (2011). «Battle of Issus». Battles that Changed History: An Encyclopedia of World Conflict [Batallas que cambiaron la historia: Una enciclopedia de conflictos mundiales] (en inglés). Santa Bárbara, Estados Unidos: ABC-CLIO. pp. 37-40. ISBN 9781598844290. LCCN 2010032810. OCLC 703228471 – via Google Books. 
  7. Warry, John Gibson (2015) [1981]. «Alexander the Great». Warfare in the Classical World: War and the Ancient Civilisations of Greece and Rome [Guerra en el mundo clásico: Guerra en las civilizaciones antiguas de Grecia y Roma] (en inglés) (7ma edición). Londres, Reino Unido: Batsford. pp. 70-85. ISBN 9781849943154. LCCN 00269957. OCLC 914230997 – via Google Books. 
  8. a b c d e f g Moerbeek, Martijn (21 de enero de 1998). «The battle of Issus, 333 BC». Warfare in Hellas [Guerra en Hellas] (en inglés). Enschede, Países Bajos: Universidad de Twente/Franz Steiner Verlag. p. 21-24. Archivado desde el original el 22 de marzo de 2007. 
  9. a b Arriano, 1884, «IX. Alexander changes the Disposition of his Forces», pp. 97-98.
  10. a b c d e Hyland, John O. (2018). «4. Achaemenid Soldiers, Alexander's Conquests, and the Experience of Defeat». En Clark, Jessica H.; Turner, Brian, eds. Brill’s Companion to Military Defeat in Ancient Mediterranean Society [Acompañante de Brill sobre derrotas militares en la sociedad del antiguo mediterráneo]. Brill's Companions to Classical Studies (en inglés) 2. Leiden, Países Bajos: Brill. p. 78. ISBN 9789004355774. ISSN 2452-1493. LCCN 2017040844. OCLC 1001947991 – via Google Books. 
  11. a b c d Arriano, 1884, «VIII. Arrangement of the Hostile Armies», pp. 94-97.
  12. a b c d e f Spence, Iain G. (2016). «Ipsus, Battle of (301)». En Phang, Sara Elise; Spence, Iain G.; Kelly, Douglas Henry et al., eds. Conflict in Ancient Greece and Rome: The Definitive Political, Social, and Military Encyclopedia [Conflicto en la antigua Grecia y Roma: La enciclopedia política, social y militar definitiva] (en inglés) I. Santa Bárbara, Estados Unidos: ABC-CLIO. pp. 316-317. ISBN 9781610690201. LCCN 2015045530. OCLC 930463020 – via Google Books. 
  13. a b c d e Filson, Stormie (17 de septiembre de 2007). «Battle of Gaugamela: Alexander versus Darius» [Batalla de Gaugamela: Alejandro contra Darío]. En Weider, Eric, ed. HistoryNet (en inglés). Arlington, Estados Unidos: Historynet LLC (World History Group). Archivado desde el original el 11 de marzo de 2022. 
  14. a b Sabin, Philip; de Souza, Philip (2007). «Chapter 13: Battle». En Sabin, Philip; van Wees, Hans; Whitby, Michael, eds. The Cambridge History of Greek and Roman Warfare [La historia de Cambridge de guerra griega y romana]. Cambridge histories online (en inglés). 1: Greece the Hellenistic World and the Rise of Rome. Cambridge, Reino Unido: Cambridge University Press. pp. 400-460. ISBN 9780521782739. LCCN 2008271025. OCLC 154706358. doi:10.1017/CHOL9780521782739.014 – via Google Books. 
  15. a b c d e Carey, Brian Todd (2005). «Chapter 3. Warfare in the Hellenistic Era: The Rise of the Macedonian Art of War». Warfare in the Ancient World [Guerra en el mundo antiguo] (en inglés). Mapas e ilustraciones por Joshua B. Allfree y John Cairns. Barnsley, Reino Unido: Pen & Sword Books. pp. 64-89. ISBN 9781781592632. OCLC 1152157320 – via Google Books. 
  16. a b c d e f g h i j Chrissanthos, Stefan G. (2008). «5. Macedonia, 359—323 B.C.E.». En Vivante, Bella, ed. Warfare in the Ancient World: From the Bronze Age to the Fall of Rome [Guerra en el mundo antiguo: Desde la era de bronce hasta la caída de Roma]. Praeger Series on the Ancient World (en inglés). Westport, Estados Unidos: Praeger Publishers. pp. 73-88. ISBN 9780275985196. ISSN 1932-1406. LCCN 2008025791. OCLC 232002107 – via Google Books. 
  17. Hammond, Nicholas Geoffrey Lemprière (1 de octubre de 1992). «Alexander's Charge at the Battle of Issus in 333 B.C.» [La carga de Alejandro en la batalla de Issus en 333 a.C.]. En Paschoud, François; Temporini, Hildegard; Broughton, T. Robert S. et al., eds. Historia: Zeitschrift für Alte Geschichte (en inglés) (Stuttgart, Alemania: Franz Steiner Verlag) 41 (4): 395-406. ISSN 0018-2311. JSTOR 4436258. LCCN 53031306. OCLC 1752100 – via JSTOR. 
  18. a b c d e Devine, A.M. (1 de julio de 1985). «The Strategies of Alexander the Great and Darius III in the Issus Campaign (333 BC)» [Las estrategias de Alejandro Magno y Darío III en la campaña de Issos (333 a.C.)]. En Miller, Martin C.J.; Fossey, John M.; LaBuff, Jeremy B.; Asirvatham, Sulochana; Roller, Duane; Podlecki, Anthony J., eds. The Ancient World: A Scholarly Journal for the Study of Antiquity (en inglés) (Chicago Ridge, Estados Unidos: Ares Publishers) XII (1): 25-38. ISSN 0160-9645. OCLC 3901303. 
  19. a b c d Devine, A.M. (1 de julio de 1985). «Grand Tactics at the Battle of Issus» [Grandes estrategias la batalla de Issos]. En Miller, Martin C.J.; Fossey, John M.; LaBuff, Jeremy B.; Asirvatham, Sulochana; Roller, Duane; Podlecki, Anthony J., eds. The Ancient World: A Scholarly Journal for the Study of Antiquity (en inglés) (Chicago Ridge, Estados Unidos: Ares Publishers) XII (1): 39-59. ISSN 0160-9645. OCLC 3901303. 
  20. a b c d e f Boardman, Andrew Paul (2 de noviembre de 1999). «Chapter Two: Alexander's Major Battles». An analysis of the generalship of Alexander III of Macedon: undermining or underlining greatness? [Un análisis del generalato de Alejandro III de Macedonia: ¿Socavando o subrayando la grandeza?] (PDF). Departamento de Clásicos (Maestría). Durham e-Theses (en inglés). Durham, Reino Unido: Universidad de Durham. pp. 64-80. 
  21. a b c Toohey, Kathleen D. (2019) [1980]. «Chapter 5: The Battle of Issus». The Battle Tactics of Alexander the Great [Las tácticas de batalla de Alejandro Magno]. Departamento de Clásicos e Historia Antigua (Licenciatura (tesis distinguida)) (2da edición). Brisbane, Australia: Universidad de Queensland. pp. 80-109. doi:10.13140/RG.2.2.33357.18402 – via ResearchGate. 
  22. Arriano, 1884, «V. Alexander at the Tomb of Sardanapalus.—Proceedings in Cilicia.», pp. 87-88.
  23. a b Arriano, 1884, «VI. Alexander advances to Myriandus.—Darius Marches against him.», pp. 89-90.
  24. a b Sículo, 1933, Book XVII, Chapter 33.
  25. Rufo, 1714, «Book III, Chapter II», pp. 147-150.
  26. Murison, C. L. (1 de julio de 1972). «Darius III and the Battle of Issus» [Darío III y la batalla de Issos]. En Paschoud, François; Temporini, Hildegard; Broughton, T. Robert S. et al., eds. Historia: Zeitschrift für Alte Geschichte (en inglés) (Stuttgart, Alemania: Franz Steiner Verlag) 21 (3): 399-423. ISSN 0018-2311. JSTOR 4435274. LCCN 53031306. OCLC 1752100. 
  27. Plutarco, Lucio Mestro (1865) [1859]. «Life of Alexander». En Clough, Arthur Hugh, ed. Plutarch's Lives (John Dryden, trad.) [Vidas de Plutarco] (en inglés) II (2da edición). Londres, Reino Unido: University College de Londres. pp. 159-255 – via Wikisource. 
  28. Sículo, 1933, Book XVII, Chapter 31.
  29. Justino, Marco Juniano (1688). «The Eleventh Book of Justin». The History of Justin, taken out of the four and forty books of Trogus Pompeius: Containing the affairs of all ages and countries, both in peace and war, from the beginning of the world until the time of the Roman emperors. With an account of Justin, and the time when he flourished, from G.J. Vossius, and a list of the kings and emperors of the several monarchies, with the year of their reigns, from Eusebius, Berosus and Metasthenes (Robert Codrington, trad.) [La historia de Justino, tomada de los libros cuatro y cuarenta de Pompeyo Trogo: Conteniendo los asuntos de todas las eras y naciones, tanto en paz como en guerra, desde el inicio del mundo hasta el tiempo de los emperadores romanos. Con una relación de Justino, y el tiempo en el que floreció, de G.J. Vossius, y una lista de reyes y emperadores de muchas monarquías, con el año de sus reinos, desde Eusebio, Berosus y Metastenes] (en inglés) (5ta edición). Londres, Reino Unido: Printed for William Whitwood. p. 99. LCCN 17005304. OCLC 123911440 – via Google Books. 
  30. Rufo, 1714, «Book III, Chapter II», pp. 147-150.
  31. Welman, Nick (1 de septiembre de 1994). «About Alexander's Army» [Sobre el ejército de Alejandro]. En William-Powlett, Thomas, ed. Pothos.org (en inglés). Londres, Reino Unido: Pothos.org/Universidad Fontys de Ciencias Aplicadas. Archivado desde el original el 8 de noviembre de 2021. 
  32. a b Rufo, 1714, «Book III, Chapter III», pp. 150-153.
  33. Sículo, 1933, Book XVII, Chapter 32.
  34. Waldemar, Heckel (2003) [1992]. «Chapter II: The 'New Men'». The Marshals of Alexander's Empire [Los mariscales del imperio de Alejandro] (en inglés) (3ra edición). Nueva York, Estados Unidos: Routledge. p. 109. ISBN 9780415050531. LCCN 91043616. OCLC 849098473 – via Google Books. 
  35. Arriano, 1884, «VII. Darius at Issus.—Alexander's Speech to his Army.», pp. 91-93.
  36. Iglesias-Zoido, Juan Carlos (1 de abril de 2010). «The pre-battle speeches of Alexander at Issus and Gaugamela» [Los discursos pre-batalla de Alejandro en Issos y Gaugamela] (PDF). En González, José M.; Rigsby, Kent J., eds. Departamento de Estudios Clásicos de Duke. Greek, Roman, and Byzantine Studies (en inglés) (Durham, Estados Unidos: Universidad de Duke) 50 (2): 215-241. ISSN 0017-3916. LCCN 64029901. OCLC 909882843. 
  37. Sículo, 1933, Book XVII, Chapter 32.
  38. Bing, J.D. (1 de noviembre de 1991). «Alexander's Sacrifice dis praesidibus loci before the Battle of Issus» [El sacrificio de Alejandro dis praesidibus loci antes de la batalla de Issos]. En Barron, John Penrose, ed. The Journal of Hellenic Studies (en inglés) (Londres, Reino Unido: The Society for the Promotion of Hellenic Studies) 111 (1): 161-165. ISSN 0075-4269. LCCN 2002227227. OCLC 1754613. doi:10.2307/631893. 
  39. a b Arriano, 1884, «X. Battle of Issus», pp. 99-101.
  40. a b c d Arriano, 1884, «XI. Defeat and Flight of Darius», pp. 101-104.
  41. a b Sículo, 1933, Book XVII, Chapter 34.
  42. Hanska, Jan (21 de abril de 2017). «6. Time and Activity - Controlling Tempo and Seizing Momenos (6.2 Cycle from passive attrition to active manuever)». En Rantapelkonen, Jari; Huhtinen, Aki-Mauri; Rantapelkonen, Jari, eds. Times of War and War Over Time: The roles time and timing play in operational art and its development according to the texts of renowned theorists and practitioners [Tiempos de guerra y guerra sobre tiempo: Los papeles jugados por el tiempo y la temporizacióm en el arte operacional y su desarrollo de acuerdo a los textos de renombrados teorístas y profesionistas] (PDF). Departamento de Liderazgo y Pedagogía Militar de la Universidad de Defensa Nacional (Tesis doctoral en ciencias miliares). Research Publications (en inglés) 12. Oponente: Pasi Kesseli. Helsinki, Finlandia: Universidad de Defensa Nacional. p. 198. ISBN 978-951-25-2880-6. 
  43. Rufo, 1714, «Book III, Chapter V», pp. 156-158.
  44. Arriano, 1884, «XII. Kind Treatment of Darius's Family», pp. 104-106.

BibliografíaEditar

Enlaces externosEditar