Abrir menú principal

La batalla de Orihuela fue un enfrentamiento militar que tuvo lugar en España el 30 de agosto del año 1873 entre las fuerzas cantonales murcianas, dirigidas por Antonete Gálvez, y las gubernamentales, encabezadas por el gobernador militar Ruiz Piñero y Mariano Artés Campillo. El encuentro se saldó con una victoria cantonal y la adhesión de Orihuela a la causa revolucionaria.

Batalla de Orihuela
Rebelión cantonal
Rebelión cantonal.svg
Focos de sublevación cantonal y principales batallas.
Fecha 30 de agosto de 1873
Lugar Orihuela (España)
Coordenadas 38°05′00″N 0°56′00″O / 38.08333333, -0.93333333Coordenadas: 38°05′00″N 0°56′00″O / 38.08333333, -0.93333333
Resultado Victoria cantonal
Cambios territoriales Orihuela pasa a manos cantonales: se constituye el Cantón de Orihuela
Beligerantes
Cantón de Cartagena Bandera de España República española
Comandantes
Antonete Gálvez Bandera de España Mariano Artés Campillo
Fuerzas en combate
Fuerzas cantonales
• Desconocidas
Guarnición de Orihuela
• 40 carabineros
• 11 guardias civiles
Bajas
1 muerto
2 heridos
• 14 muertos
• 9 heridos
• 2 prisioneros

Índice

AntecedentesEditar

El 30 de agosto de 1873, algunos días después del bombardeo de Almería, partió de Cartagena una expedición bajo Antonete Gálvez cuyo objetivo era atraer al bando cantonal la ciudad de Orihuela, en manos del Gobierno de España.[1]​ No sería solo la constitución de un cantón en la ciudad lo que motivó a los federalistas a actuar, ya que también solían recaudar una gran cantidad de dinero por cada población que visitaban.[2]

La expedición salió de Cartagena durante la madrugada, y llegó a Orihuela aproximadamente a las 5, después de que por el camino se les uniesen artillería y voluntarios procedentes de Murcia y capitaneados por José María Callejas.[1]​ De inmediato, las milicias insurrectas irrumpieron en el mercado y varios otros puntos de la ciudad, causando el pánico entre la población.[1]

La batallaEditar

La única resistencia que hallaron los cantonales fue por parte de la guarnición, que estaba compuesta por once guardias civiles y cuarenta carabineros, cuyo capitán era Mariano Artés Campillo.[3]​ La guarnición intentó resistir contra Gálvez en el llamado Paseo de la Glorieta, pero en un repliegue se vieron sorprendidos por las fuerzas insurrectas de Pedro del Real, que habían penetrado en la ciudad vadeando el río Segura y atravesando la carretera de Callosa.[3]​ Dichas fuerzas utilizaron su artillería, lo que inclinó totalmente el resultado de la batalla a favor de cartageneros y murcianos.[3]​ Entre la guarnición gubernamental se hicieron dos prisioneros y hubo catorce muertos y nueve heridos, mientras que los cantonales tuvieron un muerto, dos heridos y varios contusos.[3]

Debido a lo imprevista que había sido aquella incursión, los insurrectos no habían llevado consigo elementos sanitarios.[3]​ Inútilmente intentaron pedirlos en Orihuela, donde los boticarios se negaron a dárselos.[3]​ Tras la negativa, Antonete Gálvez hizo traer un cañón con el que hizo volar la puerta de la farmacia, quedando los cantonales servidos al momento.[3]

ConsecuenciasEditar

Asegurada la posesión de la ciudad por los hombres de Gálvez, llegó el momento de destituir el Ayuntamiento y constituir una junta revolucionaria, con lo que Orihuela pasaba al bando federal y se constituía en cantón.[3]​ Como en cada ciudad, los cantonales se cobraron varios miles de pesetas para gastos militares, tras lo cual la expedición volvió a sus respectivos hogares, siendo los prisioneros llevados a bordo del Isabel II y después de unos días puestos en libertad.[3][4]​ En cuanto a las bajas civiles, el Gobierno de España las usó para desacreditar la causa revolucionaria.[2]

ReferenciasEditar

  1. a b c Puig, El Cantón Murciano, pág. 212
  2. a b Alcaraz y García, El Cantón, pág. 69
  3. a b c d e f g h i Puig, El Cantón Murciano, pág. 213
  4. Rolandi Sánchez-Solís, Manuel. «De la Iª República. 3ª Parte: De la contra insurrección a la liquidación final de la República» (htm). Aportación a la historia del republicanismo y el federalismo español del siglo XIX. Centro de Investigación y Estudios Republicanos. Archivado desde el original el 25 de julio de 2011. 

BibliografíaEditar

  • Puig Campillo, Antonio (1986). El Cantón Murciano. Ediciones Tres Fronteras. ISBN 84-7564-021-4. 
  • Alcaraz, Joaquín; García, Rogelio (1999). El Cantón. La Verdad. Depósito legal MU-1761-1999. Sin ISBN.