Batalla de Tablada

La batalla de Tablada (Aljarafe, provincia de Sevilla), el 11 de noviembre de 844 (25 de safar de 230) enfrentó al emirato de Córdoba con las huestes de piratas vikingos.

Batalla de Tablada
Incursiones vikingas en la península ibérica
Fecha 11 de noviembre de 844
Lugar Cerca de Aljarafe
Resultado Victoria decisiva de las fuerzas emirales.
Beligerantes
Emirato de Córdoba Vikingos

Mientras algunos grupos vikingos saqueaban las poblaciones costeras, Medina Sidonia y Cádiz entre otras, el grueso de la flota remontaba el Guadalquivir. Tras saquear Sevilla durante una semana, los vikingos siguieron internándose. Fue entonces cuando el emir, Abd al-Rahmán II, organizó un ejército para defender sus tierras. Según las crónicas musulmanas, la victoria árabe fue aplastante. Se dice que 30 naves fueron quemadas y cerca de veinte mil invasores perecieron (cifra exagerada, ya que la cifra real oscilaría entre los mil y los dos mil).[1]

Después de la batalla, los supervivientes nórdicos que escaparon saquearon Niebla y siguieron rumbo hacia la costa noroccidental de África. Otros fueron hechos prisioneros y forzados a servir en la guardia del emir, asentándose cerca de Sevilla donde un siglo despues sus descendientes fueron celebres por sus quesos.[cita requerida]

ReferenciasEditar

BibliografíaEditar

  • Juan Martos Quesada: "La invasión de Al-Ándalus" en «Vikingos: los guerreros venidos del hielo», págs.: 62-67. La aventura de la Historia, año 8, nº 95, 1998