Bernardo Giner de los Ríos

arquitecto español

Bernardo Giner de los Ríos García (Málaga, 31 de octubre de 1888[1][2]​ - México, 22 de agosto de 1970) fue un arquitecto y político español. Durante la Guerra civil estuvo al frente de varios ministerios, entre ellos el de Comunicaciones y Transportes hasta el final de la contienda. Exiliado en México durante treinta años, el arquitecto de la ILE, dejó el legado de una singular y minuciosa crónica del Exilio republicano español entregada por sus herederos al Ateneo Español de México en 2016.[3]

Índice

BiografíaEditar

Miembro de una de las más añejas familias institucionistas, Bernardo fue hijo de Hermenegildo Giner de los Ríos y Laura García Hoppe, hermano de Gloria Giner de los Ríos García y sobrino de Francisco Giner de los Ríos.

Tras realizar estudios de Ingeniería en Madrid y Arquitectura en Bolonia fue profesor de Historia de la Arquitectura y de Historia del Arte en la Institución Libre de Enseñanza. En 1929 colaboró con el arquitecto Eugenio Fernández Quintanilla en la redacción de Madrid: información sobre la ciudad, obra de investigación que fue presentada en el I Congreso de Urbanismo en España, congreso presidido por Giner de los Ríos.[2]​ También organizó con Fernández Quintanilla y en ese mismo año, la Oficina de Información sobre la Ciudad de Madrid.[4]

 
El primer gobierno Largo Caballero en 1936. El primero por la izquierda es Bernardo Giner de los Ríos, ministro de Comunicaciones.

Al proclamarse la Segunda República Española participó en las elecciones de 1931 en representación de la Agrupación al Servicio de la República (ASR), obteniendo un escaño por la circunscripción de Málaga. En las elecciones de 1936, a las que se presentó bajo las siglas de Unión Republicana (UR), obtendría un escaño por la circunscripción de Jaén.

Fue ministro de Comunicaciones y Marina Mercante entre el 13 de mayo y el 17 de mayo de 1937 aunque en dicho periodo, el 19 de julio de 1936 pasará a ocupar por un solo día la cartera de ministro Trabajo, Sanidad y Previsión Social en el llamado "gobierno de conciliación" de Martínez Barrio. Posteriormente, entre el 17 de mayo de 1937 y el 5 de abril de 1938 ocuparía la cartera de Comunicaciones Transportes y Obras Públicas que seguiría ocupando hasta el 1 de abril de 1939 ya bajo la denominación de ministro de Comunicaciones y Transportes. Durante su ministerio se construyó el llamado Ferrocarril de los cuarenta días, que en realidad se construyó en cien días y permitió la llegada de suministros a Madrid, dado que las comunicaciones habían quedado cortadas durante el avance de las Fuerzas sublevadas.[5]​ Tras la guerra tuvo que partir al exilio.[6]

Fue, junto a Luis Lacasa y Manuel Sánchez Arcas, uno de los tres arquitectos sancionados por el régimen franquista en 1942 con la pena máxima de inhabilitación perpetua para el ejercicio público y privado de la profesión.

Se exilió inicialmente en la República Dominicana, país que abandonó junto a su familia con el apoyo económico de la Junta de Auxilio a los Republicanos Españoles,[7]​ para trasladarse a México.

Un arquitecto para la Institución Libre de EnseñanzaEditar

 
Colegio Nacional Emilio Castelar, construido hacia 1930-1931, luego IES Jaime Vera, en el distrito de Tetuán de Madrid. Uno de los muchos grupos escolares o colegios proyectados por Bernardo Giner de los Ríos.[8]

Bernardo, sobrino de Francisco Giner de los Ríos, fue sin duda uno de los materializadores objetivos del sueño del pedagogo español.[9]​ La ficha de la Fundación del Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM) muestra un total de 25 colegios públicos, escuelas y grupos escolares, conservados en la capital de España, diseñados por Bernardo Giner.[10]​ Junto a estos, puede citarse su participación en la Casa Árabe o Antiguas Escuelas Aguirre; si bien el más representativo en el contexto de la ILE, podría ser el modesto diseño de los Pabellones Macpherson y de párvulos de la Institución Libre de Enseñanza, de 1909 (Ref.: L2.136 del COAM). Sin olvidar el Colegio Público Menéndez y Pelayo (1922), o en un contexto más amplio, el Pabellón Central del Hospital de Cantoblanco.[11]

ReferenciasEditar

  1. Jiménez-Landi, Antonio. «La Institución Libre de Enseñanza y su ambiente: Periodo de expansión influyente». Consultado el 8 de marzo de 2017. «Ver en página 478, ficha de Bernardo Giner de los Ríos García». 
  2. a b Jiménez-Landi Martínez, A., p. 478
  3. Martínez Arhens, Jan (15 de marzo de 2016). «Giner de los Ríos o el viaje al interior del exilio». diario El País. Consultado el 8 de marzo de 2017. «Giner de los Ríos, como tantos otros, acabó sus días en México, sin ver morir al dictador. Sus últimos pasos estuvieron cargados de amargura. Visitó España fugazmente para presenciar la agonía y entierro de su hermana, y a su regreso, se desmoronó. “El viaje a España le hizo sentirse un traidor a sí mismo, no se perdonó pisar el país con Franco aún vivo. Cuando falleció, descubrimos que había dejado de tomar las medicinas y que las había escondido debajo de su cama. Murió de tristeza”, recuerda su nieta Laura Alfonseca.» 
  4. VV.AA. «Quintas Jornadas Archivo y Memoria. Extraordinarios y fuera de serie: formación, conservación y gestión de archivos personales». Consultado el 3 de marzo de 2013. 
  5. El tren de la resistencia, elpais.com (15 de mayo de 2012)
  6. Ruiz, 2005, pp. 184-185.
  7. Acta 117 de la Delegación de la JARE en México de 23-08-1940; Archivo Carlos Esplá-Archivo General de la Guerra Civil Española
  8. «Colegio Nacional Emilio Castelar». Arquitectura de Madrid. Fundación Arquitectura COAM. febrero de 2014. 
  9. Fidel, Enrique (19 de julio de 2007). «Bernardo Giner de los Ríos, arquitecto de colegios». Urban Idade. Memoria de las redes urbanas. Consultado el 8 de marzo de 2017. «La arquitectura escolar en España tuvo su mayor auge durante los años 20, cuando existía una Oficina Técnica encargada de la construcción de escuelas a cargo de Antonio Flórez Urdapilleta y guiada por Manuel Bartolomé Cossío. En Madrid, a partir de 1929, se hicieron populares las escuelas de “Patronato”, construidas a lo largo de la II República por el director de la Sección de Construcciones Escolares del Ayuntamiento de Madrid, Bernardo Giner de los Ríos, pionero junto con Flórez Urdapilleta, en la construcción de edificios escolares funcionalistas, inspirados en la filosofía educativa y en el “higienismo” de la Institución Libre de Enseñanza.» 
  10. «Obras de Bernardo Giner de los Ríos García». Arquitectura COAM. Consultado el 8 de marzo de 2017. 
  11. «Pabellón Central del Hospital de Cantoblanco - Bernardo Giner de los Ríos García». Arquitectura COAM. Consultado el 8 de marzo de 2017. 

BibliografíaEditar

 
Las antiguas Escuelas Aguirre, proyecto de Emilio Rodríguez Ayuso, construido de 1881 a 1886, y luego mejorado y ampliado por Luis Bellido González, Antonio Flórez Urdapilleta y Bernardo Giner.

Enlaces externosEditar