Abrir menú principal

Biblia del Cántaro

La Biblia del Cántaro, generalmente nombrada como Biblia Reina-Valera, está considerada la primera edición corregida de la Biblia del Oso de Casiodoro de Reina, realizada por Cipriano de Valera, quien la comenzó —probablemente en Londres— en 1582 y la publicó en Αmsterdam (Provincias Unidas de los Países Bajos, «En Cafa de Lorenço Iacobi») en 1602, siendo hasta la actualidad la traducción de la Biblia al español más difundida, especialmente en Sudamérica.[1][2][3][4]

Biblia del Cántaro
Portada de la Biblia del Cántaro que se conserva en la Biblioteca Nacional de España.jpg
«Yo planté, Apolos regó: mās Dios ha dado el crecimiento».
1 Co.3.6.
Título original LA BIBLIA. Que es, LOS SACROS LIBROS DEL VIEIO Y NUEVO TESTAMENTO. Segunda Ediciοn
Traductor Cipriano de Valera
Idioma Español
Ciudad Αmsterdam
País Provincias Unidas de los Países Bajos
Publicación del AT 1602
Publicación del NT 1602
Publicación de la biblia completa 1602
Base textual Biblia del Oso
Afiliación religiosa Protestante

Origen y característicasEditar

El propio Valera explica en su obra qué motivos lo llevaron a realizarla:

Resta ahora dar cuenta de lo que nos ha movido a hacer esta segunda edición. Casiodoro de Reina movido de un pío zelo de adelantar la gloria de Dios y de hacer un señalado servicio a su nación, en viéndose en tierra de libertad para hablar y tratar de las cosas de Dios, comenzó a darse a la traslación de la Biblia, la cual tradujo y así año de 1569 imprimió dos mil y seiscientos ejemplares, los cuales por la misericordia de Dios se han repartido por muchas regiones, de tal manera que hoy casi no se hallan ejemplares si alguno los quiere comprar. Para que, pues, nuestra nación española no careciese de un tan gran tesoro, como es la Biblia en su lengua, habemos tomado la pena de leerla y releerla una y muchas veces, y la habemos enriquecido con nuevas notas, y hasta algunas veces habemos alterado con maduro consejo y deliberación, y no fiándonos de nosotros mismos (porque nuestra conciencia nos testifica cuan pequeño sea nuestro caudal) lo habemos conferido con hombres doctos y píos, y con diversas traslaciones, que por la misericordia de Dios hay en diversas lenguas el día de hoy. Cuanto a lo demás, la versión, conforme a mi juicio es excelente, y así la habemos seguido cuanto habemos podido, palabra por palabra. […] También habemos quitado todo lo añadido de los setenta intérpretes o de la Vulgata. que no se halla en el texto hebreo, lo cual principalmente ocurre en los Proverbios de Salomón. Esto digo para que si alguno confiriese esta versión con la que llaman Vulgata, y no hallare en esta todo lo de aquella, no se maraville, porque nuestro intento no es trasladar lo que los hombres han añadido a la Palabra de Dios, sino lo que Dios ha revelado en sus Sanctas Escripturas. Habemos también quitado las acotaciones de los libros apócrifos en los libros canónicos; porque no es bien hecho confirmar lo cierto con lo incierto, la Palabra de Dios con la de los hombres. En los libros canónicos habemos añadido algunas notas, para declaración del texto, las cuales se hallarán de otra letra que las notas del primer traductor.

La característica que le da el nombre de "Biblia del Cántaro", es que en en su emblema se sitúan dos hombres: uno planta un árbol y el otro lo riega con el agua contenida en un cántaro. Algunos analistas de este emblema coinciden[5]​ en que esta escena parece basarse en la 1ra. Carta del apóstol Pablo a los Corintios:

Yo planté y Apolo regó, pero el que hizo crecer fue Dios. Ahora bien ni el que planta ni el que riega son nada; Dios que hace crecer es el que cuenta. (1 Co 3,6-8).

Debajo del emblema de la Biblia del Cántaro, y al igual que en la Biblia del Oso de Casiodoro de Reina, aparece este verso del Libro de Isaías:

La palabra del Dios nuestro permanece para siempre. (Is. 40:8).

Por tanto, la interpretación del emblema parece clara. Los dos jardineros de la imagen representarían a quien tradujo la primera biblia, Reina, y a quien la revisó, Valera. Los dos son, con su trabajo, humildes servidores, colaboradores de Dios, pero solo Él importa y su palabra permanece para siempre.

RevisionesEditar

Santa Biblia Valera 1602 Purificada

Se trata de una revisión realizada por una iglesia bautista de Monterrey (México), terminada en 2007 y publicada al año siguiente.

Está basada, para el Antiguo Testamento, en el texto masorético de Jacob ben Hayyim ben Isaac ibn Adonijah (edición de Daniel Bomberg, Venecia, 1524) y, para el Nuevo, en el Textus Receptus de Teodoro de Beza de 1598. Fue desaprobada por diversos grupos bautistas, pentecostales y otros por considerarla una mera adaptación de la Biblia del rey Jacobo.

La Biblia del Siglo de Oro

Fue presentada por la Biblioteca Nacional y la Sociedad Bíblica de España el 16 de junio de 2009:

Reina, Casiodoro de; Valera, Cipriano de; Moraleja Ortega, Ricardo (2009). La Biblia del Siglo de Oro. Madrid: Sociedad Bíblica de España. ISBN 978-84-8083-203-8. 

HemerografíaEditar

  • [Sin indicación del autor] (15 de julio de 1904). «Cipriano de Valera». Revista Cristiana: Periódico Científico-Religioso (Madrid) (589): 193-196. 
  • J. C. de T. (3 de enero de 1987). «La Biblia». ABC (Sevilla) (26 016): 39. 
  • González de Cardedal, Olegario (8 de septiembre de 2001). «Aventuras de la Biblia». ABC Cultural (Madrid): 28. 
  • [Sin indicación del autor] (12 de noviembre de 2002). «Se presenta una nueva edición de la Biblia más leída por protestantes». ABC (Sevilla) (31 760): 58. 

ReferenciasEditar

  1. Menéndez Pelayo, 1956, p. 323-329.
  2. J. C. de T., 3 de enero de 1987, p. 39.
  3. González de Cardedal, 8 de septiembre de 2001, p. 28.
  4. Fletcher y Ropero, 2008.
  5. Alonso Rey, María Dolores (2012). «Los emblemas de las Biblias del Oso y del Cántaro». IMAGO Revista de Emblemática y Cultura Visual (4): 55-61. 

BibliografíaEditar

  • Fletcher, John; Ropero, Alfonso (2008). «Historia de las versiones castellanas de la Biblia». Historia general del cristianismo. Del siglo I al siglo XXI. Barcelona: CLIE. ISBN 978-84-8267-519-0. 
  • Menéndez Pelayo, Marcelino (1956). Historia de los heterodoxos españoles IV. Madrid: La Editorial Católica. pp. 323-329. 

Enlaces externosEditar