Abrir menú principal

La bismita, también conocida como ocre de bismuto,[2]​ es el nombre común que recibe la forma mineral del óxido de bismuto (III), Bi2O3. Su nombre alude a su elevado contenido en bismuto, que alcanza casi el 90%.[3]

Bismita
Bismite-Pucherite-sf39a.jpg
Bismita de los montes Metálicos (Alemania)
General
Categoría Minerales óxidos
Clase 04.CB.60 (Strunz)
04.03.10.02 (Dana)
Fórmula química Bi2O3
Propiedades físicas
Color Amarillo verdoso, amarillo grisáceo o amarillo
Raya Amarillo claro
Lustre Adamantino
Transparencia Transparente a translúcido
Sistema cristalino Monoclínico, clase prismática
Hábito cristalino Terroso, pulvurulento, escamoso
Exfoliación Ninguna
Fractura Desigual
Dureza 4 - 5
Densidad 9 g/cm3
Índice de refracción 2,42[1]
Fluorescencia No fluorescente
Magnetismo No magnético

DescubrimientoEditar

En 1753, el mineralogista sueco Johan Gottschalk Wallerius identificó la bismita en filones cobalto-níquelíferos de la mina Schneeberg en los montes Metálicos (Sajonia, Alemania). Aparece en su Mineralogie, traducida en París por el barón Paul Henri Thiry d'Holbach, apóstol de la filosofía materialista. Como mineral fue descrito oficialmente en 1868, a partir de muestras tipo bolivianas (n.º 97831) que se conservan en la Universidad de Harvard, en Cambridge (Massachusetts, EE.UU.).

PropiedadesEditar

La bismita tiene color amarillo verdoso, amarillo grisáceo o amarillo. Es un mineral entre transparente (en fragmentos muy pequeños)[4]​ y translúcido, de brillo adamantino. Tiene una dureza de 4,5 en la escala de Mohs —entre la de la fluorita y el apatito— y una densidad media de 9 g/cm3.[3]

Es dimorfo de la sphaerobismoíta, de igual fórmula química; pero mientras que este mineral cristaliza en el sistema tetragonal, la bismita lo hace en el sistema monoclínico, clase prismática.[1]

Morfología y génesisEditar

 
Bismita de la Universidad Brigham Young (Estados Unidos); origen desconocido.

El hábito cristalino de la bismita puede ser terroso, con una textura opaca similar a la de la arcilla. Aunque también puede tener aspecto pulverulento —formando una masa polvorienta, suelta y poco coherente— o escamoso.[3]​ Aparece como producto de oxidación del bismuto, pudiendo estar asociada, además de al metal nativo, a bismutita y casiterita.[4]

YacimientosEditar

La localidad tipo se emplaza en mina Colavi (provincia de Cornelio Saavedra, departamento de Potosí), en Bolivia. En este mismo país hay yacimientos en el embalse de Incachaca (provincia de Murillo) y en La Unión (provincia de Los Andes), ambos en el departamento de La Paz. Asimismo, en el Nevado de Palermo (Argentina), la pegmatita El Quemado contiene bismita, además de bismutita y bismutinita.[5]

Norteamérica cuenta con numerosos yacimientos, como los de Utah (en Eureka y Gold Hill) y California (en Rincón, Ramona y Pala). En México se ha hallado bismita en la mina El Carmen, en Santa María del Oro (Durango).[1]

En España se ha encontrado este mineral en la región de Madrid (Valdemanco, La Cabrera y Garganta de los Montes); también en Baza (Granada), en la mina del Tesorero, que desarrolló una intensa actividad a finales del siglo XIX y principios del siglo XX antes de cerrar definitivamente en 1923.[6]

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

Enlaces externosEditar