Esfalerita

(Redirigido desde «Blenda»)

La esfalerita o blenda es un mineral compuesto por sulfuro de zinc (ZnS). Se conoce desde antiguo, aunque en Europa no se sabía extraer ningún metal de él. Este hecho, su semejanza en algunos casos con la galena, y su habitual asociación hicieron que Agrícola diera en su obra De natura fossilium, La naturaleza de los minerales, el nombre de galena inanis[1]​, galena inservible, a este mineral, que según indica en el índice los mineros alemanes conocían como Blende.[2]​ Probablemente la palabla Blende se utilizaba para dar a entender el aspecto engañoso del mineral, tal como la interpreta Agrícola y otros autores antiguos[3]​, pero también se ha supuesto que procedía de blenden, cegar o deslumbrar.[4]​ Posteriormente el término -blende se empleó en alemán para formar el nombre de otros minerales de color negro y brillo semimetálico (Pechblende, blenda de pez, Hornblende, blenda córnea).[3]

Esfalerita
Blendeperou2.jpg
General
Categoría Minerales sulfuros
Clase 2.CB.05a (Strunz)
Fórmula química ZnS
Propiedades físicas
Color Varía entre amarillento y gris
Raya Blanca a amarillo impuro
Lustre Resinoso o adamantino, submetálico en variedades ricas en hierro
Sistema cristalino Cúbico
Exfoliación Perfecta
Fractura Concoidea
Dureza 3,5-3
Peso específico 3,9 a 4,2
Densidad 3,9-4,1 g/cm3
Magnetismo 0
Variedades principales
Blenda acaramelada Bajo porcentaje de hierro
Marmatita Alto porcentaje de hierro

Por otra parte, entre 1735 y 1756, los estudios químicos permitieron determinar la presencia de zinc como constituyente esencial de este mineral, e incluso diseñar metodos para su extracción,[5]​ quedando la antigua Blende como Zincblende, blenda de zinc. Los vaivenes de la nomenclatura mineralógica en la primera mitad del siglo XIX hicieron que este mineral se llamara, según Haüy, zinc sulfuré[6]​, zinc sulfurado, y según Glocker[7]Sphalerites, como género (con varias especies, que eran simplemente variedades) dentro de una nomenclatura binaria semejante a la de Linneo para vegetales y animales. Este nombre proviene del griego sphaleros, engañoso (por su confusión con la galena). El sistema binario de nomenclatura mineral no tuvo éxito, pero sí el nombre elegido para éste en concreto, de modo que blenda y esfalerita (y sus equivalentes en otros idiomas) se utilizaron desde entonces de forma indistinta. En la década de 1980, la comisión responsable de nomenclatura mineral de la International Mineralogical Association revisó los casos de los minerales en los que se utilizaban varios nombres (como blenda/esfalerita, cianita/distena, mispiquel/arsenopirita) eligiendo en cada caso uno de ellos como oficial, esfalerita en este caso[8]​. Esta modificación de la nomenclatura (su equivalente en castellano) fue aceptada por la Sociedad Española de Mineralogía.[9]

Índice

Propiedades físicas y cristalografíaEditar

La esfalerita puede presentarse en masas compactad de diferentes tamaños de grano, en formas testáceas o bandeadas, espáticas y como cristales diferenciados. En los cristales, son frecuentes las maclas.

Propiedades químicasEditar

 
Red cristalina de la esfalerita. Las esferas amarillas representan los átomos de S y las grises las de Zn.

La esfalerita tiene una red cristalina cúbica centrada en las caras, con cada ión está coordinado con otros cuatro (4:4), con una geometría local de tetraedro. Las posiciones ocupadas por el S y el Zn serían intercambiables sin que cambiara la estructura, y si los dos elementos se substituyeran por átomos de C, la estructura resultante sería la del diamante.

Su composición teórica es SZn, pero en las muestras reales el Zn puede estar substituido por otros metales. El substituyente más común es el hierro, que puede alcanzar proporciones muy elevadas, hasta una relación Zn/Fe de 6/5,[10]​, aunque generalmente sean mucho menores. La presencia de Fe produce el oscurecimiento del mineral, hasta llegar a tomar color negro. La esfalerita con estas características recibe el nombre de variedad de marmatita. También es ubicua la presencia en la esfalerita de cadmio, y en menores proporciones, de indio. Otros elementos que se encuentran presentes, pero no en todos los casos, son el manganeso, cobre, mercurio[11]​, galio y germanio.[12]​ Las concentraciones de uno y ottros están relacionadas. En particular, el contenido de indio está relacionado con el de cobre, ya que la substitución es 2 Zn2+ por Cu + + In3+.[11]​ En el caso del germanio, la substitución parece ser más compleja, habiéndose propuesto 2Cu+ + Cu2+ + Ge4+ por 4Zn2+.[12]​ La presencia de estos elementos tiene implicaciones económicas y medioambientales. La mayoría del germanio obtenido procede de los subproductos del procesado de la esfalerita para obtener Zn.También se obtiene galio, aunque en este caso la fuente principal es la bauxita.[13]​La presencia de mercurio representa un problema de contaminación medioambiental y un riesgo laboral en las industrias de obtención de zinc, ya que en el proceso de tostación de la esfalerita se volatiliza, pasando a la atmósfera o depositándose en los equipos. A finales del año 2012 se produjo un accidente en la fábrica de la empresa Asturiana de Zinc en San Juan de Nieva, en el que varias decenas de trabajadores de una contrata de mantenimiento que cambiaban los tubos de los intercambiadores de la planta de tostación de esfalerita resultaron intoxicados por el mercurio que se había depositado a lo largo del tiempo en ella[14]​.

Asociación con otros mineralesEditar

La esfalerita suele estar asociada casi siempre a galena, pirita y calcopirita.

UtilizaciónEditar

Como mena de ZincEditar

La esfalerita es actualmente la principal mena de zinc, aunque esto sucede solamente desde finales del siglo XIX. Las aleaciones de cobre y zinc (latón) se han producido desde hace varios miles de años, aunque sin que se conociera el mecanismo de su formación, ni el zinc como metal. Pudieron obtenerse inicialmente de forma accidental por la fusión conjunta de minerales secundarios de cobre y zinc, pero pronto se debió descubrir la posibilidad de obtener latón tratando el cobre fundido con calaminas, minerales secundarios de zinc. Plinio describe el procedimiento, pero probablemente es muy anterior.

El zinc se utiliza para galvanizar el hierro impidiendo su oxidación y en aleación con cobre da el latón. El óxido de cinc (blanco de zinc) se emplea en la fabricación de pinturas, su cloruro en la conservación de la madera y su sulfato en tintorería y farmacología.

Como mena de otros metalesEditar

La esfalerita es una de las principales menas de cadmio, indio, galio y germanio, que aparecen en pequeñas proporciones sustituyendo al zinc.

Como mineral de colección y como gemaEditar

La esfalerita se encuantra en algunos yacimientos como ejemplares espectaculares, muy apreciados por los coleccionistas por su color, brillo, tamaño de cristales y asociación con otras especies.

También son muy apreciados los ejemplares con cristales de tamaño milimétrico o inferior, pero de gran belleza, observables con lupa binocular en ejemplares de pequeño tamaño llamados micromounts.

 
esfalerita Picos de Europa

YacimientosEditar

La esfalerita es un mineral muy común, encontrándose en decenas de miles de yacimientos.[15]​ Algunos son especialmente importantes por la calidad de los ejemplares que han aparecido en ellos.

EspañaEditar

Uno de los principales yacimientos del mundo es el de Áliva, en Cantabria, de donde proceden las blendas de mejor calidad del mundo por su transparencia, variedad de colores y pureza.[cita requerida]

ReferenciasEditar

  1. Agricolae, Georgii (1546). De natura fossilium, Lib X. (en latín). Froben, Basilea. p. 367. 
  2. Agricolae, Georgii (1546). De Natura fossilium (en latin). Froben, Basilea. p. 479. 
  3. a b Gallizin, Dimitri (1802). Recuil des noms par ordre alphabetique apropiés en minéralogie. Imprimerie de la Maison des Orphelins, Brunsvik. p. 48-49. 
  4. Díaz G. Mauriño, Carlos (1991). Diccionario de términos mineralógicos y cristalográficos. Alianza Editorial. p. 66. ISBN 84-206-5237-7. 
  5. Thomson, Thomas (1814). «On the composition of blende». Annals of Philosophy, 4, 89-95. 
  6. Haüy, René Just (1801). Traité de mineralogie, Tomo IV (en francés). Chez Louis, París. p. 167-180. 
  7. Glocker, Ernestus Friedericus (1847). Generum et specierum mineralium, secundum ordines naturales digestorum synopsis (en latín). Eduardum Anton, Halae Saxonum. p. 17-18. 
  8. «International Mineralogical Association: Commission on New Minerals and Mineral Names». Mineralogical Magazine, 43, 1053-1055. 1980. 
  9. Nickel, E.H. y Mandarino, J.A. (1989). «Normas requeridas por la comisión de la I.M.A. sobre nombres de minerales y minerales nuevos y directrices sobre nomenclatura». Boletín de la Sociedad Española de Mineralogía, 12, 1-30. 
  10. Palache, C., Berman, H. y Frondel, C. (1944). The system of mineralogy, vol.1. John Wiley & Sons. p. 210-215. ISBN 0-471-19239-2. 
  11. a b Di Benedetto, F., Bernardini, G.P., Costagliola, Pi, Plant, D. y Vaughan, D.J. (2005). «Compositional zoning in sphalerite crystals». American Mineralogist, 90, 1384-1392. 
  12. a b Johan, Z. (1988). «Indium and germanium in the structure of sphalerite: an example of coupled substitution with copper». Mineralogy and petrology, 39, 2111-229. 
  13. Torma, A.E. y Jiang, H. (1991). «Extraction Processes for Gallium and Germanium». Mineral Processing and Extractive Metallurgy Review, 7, 235-258. 
  14. González, Valentín (14 junio 2013). «Exposición a mercurio en Asturias. Informe de la Consejería de Sanidad a propósito del accidente de trabajo por exposición a mercurio en Asturiana de Zinc (AZSA)». Dirección General de Salud Pública. Consejería de Sanidad. 
  15. «Sphalerite. Mindat». 

Enlaces externosEditar