Abrir menú principal

High Fidelity Blu-ray Pure Audio, más conocido como Blu-ray Audio, es un disco óptico que se empezó a comercializar en 2013 a iniciativa de Universal Music. Este disco es una versión del Blu-ray concebido para escuchar música en equipos de alta fidelidad (Hi-fi). Es el sucesor del extinto DVD-Audio; una de las grandes diferencias respecto a su predecesor, es que el Blu-ray Audio se puede reproducir en cualquier reproductor de Blu-ray, a diferencia del DVD-A que necesitaba un reproductor compatible. El Blu-ray Audio reproduce música en tres formatos de alta fidelidad: LPCM, Dolby True HD y DTS-HD Master Audio, todos ellos pueden escucharse tanto en sonido envolvente 5.1 como en estéreo. Posee una profundidad de 24 bits y una frecuencia de muestreo de 192 kilohercios (kHz), a diferencia del CD que está limitado a 16 bits y 44.1 kHz.[1][2]​ Este formato no tiene como objetivo reemplazar al obsoleto CD, pues está enfocado a un sector distinto del mercado, como audiófilos o personas que cuentan con equipos Hi-fi y desean escuchar música con la mayor calidad y fidelidad posible.

Tras pocos años en el mercado, el BDA no logró cumplir las expectativas y acabó decayendo, especialmente fuera de Estados Unidos, siguiendo así el mismo camino que sus antecesores. El escaso catálogo disponible, su elevado precio y la irrupción de páginas web dedicadas a la venta de música digital en HD como HDtracks, propiciaron su fracaso.

ReferenciasEditar

  1. hipertextual.com, ed. (Julio de 2013). «¿La música en Blu-ray llegó para quedarse?». Consultado el 5 de enero de 2015. 
  2. xatakahome.com, ed. (7 de abril de 2014). «Ponemos a prueba el sonido de los nuevos Blu-ray Pure Audio High Fidelity». Consultado el 5 de enero de 2015. 

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar