Abrir menú principal

Geografía físicaEditar

Se sitúa en el noroeste de la provincia de Guadalajara, en la comarca de la Sierra, linda con la Comunidad de Madrid y la comunidad autónoma de Castilla y León.

HistoriaEditar

Comenzó a existir en la Edad Media, su nombre proviene de buey, ya que es un pueblo de tradición pastoril. Ya en 1530 aparecieron los primeros escritos que nombraban esta localidad. Antes había dos aldeas pertenecientes a Bocígano: El Bustar y Pinarejo, hoy ya no existen. En 1833, al igual que muchos otros municipios, cambió, y pasó a tener su propio ayuntamiento, duró 138 años, hasta 1971, en que pasó a formar parte de El Cardoso de la Sierra, todavía no contaba con luz, ni agua, ni ningún medio de comunicación, hasta 1981, que se construyeron esas infraestructuras.

UrbanismoEditar

Las casas son de mampostería de color muy oscuro, y tienen balcones de madera.

PatrimonioEditar

  • Iglesia parroquial de Santa María la Blanca: es de estilo rural, tiene una torre de mampostería y en el interior hay un reloj. Entre las cosas que hay en el interior, hay un coro, un retablo, una pila bautismal de 1771. Está situada en la plaza mayor.
  • Monasterio cisterciense del Real Sitio de Santuy: ya solo resisten algunos trozos de piedra, a este lugar venía el cardenal Cisneros a descansar. En el siglo XII, en el año 1199 se enterró al infante Sancho de Castilla. Ya en el siglo XVII, Diego de Colmenares encontró la tumba ya entre las ruinas de el monasterio. También funcionó como fábrica de vidrio.
  • Olma vieja: es un pretil de piedra, que data de 1914, servía para albergar un olmo que se secó en 1992, y ahora hay un nuevo pequeño olmo.

FiestasEditar

  • San Miguel o la Machada: son el penúltimo domingo de agosto, San Miguel, son famosas las fiestas de la Machada, son danzas antiguas de rito pastoril, esta fiesta está declarada de interés turístico provincial[cita requerida], en esta fiesta los mozos solteros o "machos" hacen una hoguera en la plaza del pueblo y llevan a los asistentes a beber limonada. Terminan cuando los "machos" preparan migas el domingo, después de no "haber pegado ojo" en toda la noche.
  • La Paca y el Judas: Se celebran en Semana Santa y se preparan dos muñecos de paja que son quemados en la plaza, luego los mozos cogen ramas ardiendo y persiguen a los vecinos.

Véase tambiénEditar

Enlaces externosEditar