Abrir menú principal
Bocadillo de salami.
El bocadillo de tortilla de patatas es una de las expresiones más populares del bocadillo en España.

Un bocadillo o bocata (en España), torta[1]​ (en México), refuerzo[2]​ (en Uruguay) y pan con... (en Guatemala, Costa Rica y Venezuela —también bala fría en éste último—) es un trozo de pan o un panecillo —un bollo— en cuyo centro se ha colocado algún tipo de alimento. Normalmente se suele abrir el pan longitudinalmente en dos mitades.[3]

En España y México se diferencia del emparedado o sándwich[4][5]​ en que este último está hecho con pan de molde (pan blando). En el resto de los países de habla hispana no hay una palabra específica para diferenciar entre sándwich de un pan partido en dos y sándwich en pan de molde.[6][7]​ El bocadillo, que tradicionalmente era contemplado como un alimento humilde por su bajo coste de elaboración, con el tiempo ha evolucionado hasta convertirse en una pieza icónica de la cocina y alimentación hispanas.

CaracterísticasEditar

 
Bocadillo de aceitunas y tomate rojo.

Posee cinco cualidades básicas en cualquier comida común: fácil de preparar, variado, rápido, cómodo y barato. Se dice que lo que cansa de un bocadillo no es el pan, sino el contenido y así muchas personas durante toda su vida tienen una o más comidas al día consistentes en algún tipo de pan del cual varía el relleno.

Generalmente un bocadillo está compuesto por una porción de barra de pan blanco (pan francés o baguette) cortado transversalmente de una longitud variable según el apetito y de 24 cm en los bocadillos comerciales, y con los ingredientes entre ambas mitades. Los ingredientes empleados suelen estar cortados en forma de rodajas o lonchas. Una de las características que diferencian al bocadillo de un sándwich es el tipo de pan empleado. Suele ser un pan de barra, una baguette de pan francés o algún tipo de panecillo. Se pueden diferenciar entre «bocadillos fríos» y «bocadillos calientes» dependiendo de la temperatura del contenido al servirse.

Existe una diversidad de variedades de bocadillo, dependiendo del contenido, la forma de preparación del pan, el uso de salsas u otros aditivos, etc. En algunos casos se puede servir como tapa, en lo que se denomina popularmente un «mini-bocadillo».

HistoriaEditar

 
Un choripán mostrando su aderezo de chimichurri.

El pan plano con el que se elaboran bocadillos como el Shawarm o bocadilo turco ya era conocido en el Antiguo Egipto y Sumeria.

Los diferentes estilos de bocadillos, emparedados y demás variantes han tenido sus orígenes muy ligados al descubrimiento y manipulación del pan. La idea de añadir proteínas animales y especias a los hidratos de carbono de los cereales es tan antigua como la elaboración de panificaciones. En la era precolombina en diversas partes de América, las poblaciones indígenas ya elaboraban tortillas de maíz. La pupusa, una tortilla gruesa de maíz rellena con uno o más ingredientes, era ya parte fundamental de la dieta de asentamientos precolombinos como el Señorío de Cuzcatlán de los Náhuas de Kuskatan, de lengua nahuat.[8]​ o los quichés de Ahuachapán.[9]​ Este tipo de alimentos se conocen desde la prehistoria en África, Asia y especialmente en la India, entre los primeros documentos escritos para elaborar comidas: Dürüm, Nan-i-Afghani, Khubz, pita, Bánh mì, kai-jiaw y otros panes que rellenaban de carne y otros alimentos como se hace por ejemplo en los kebabs y burritos actuales. Es debido a estos «bocadillos» autóctonos y más fáciles de elaborar ya que por ejemplo en la época colonial americana el maíz estaba adaptado al clima tropical y el trigo escaseaba, que el uso del bocadillo apenas se extendió por la América latina. En España, el bocadillo fue siempre un uso propio de las clases bajas populares (jornaleros y trabajadores) que no tenían el tiempo de parar a comer de otra manera.

Su uso fue muy extendido por el ejército. En las crónicas de Indias se tiene documentado que en 1519 ya se conocía la tortilla de maíz y la tortilla de huevo tanto en Europa por los conquistadores españoles como en América al menos por los aztecas, quienes las preparaban y vendían en los mercados de Tenochtitlan; en esos textos la tortilla de maíz de Mesoamérica solía referirse como pan de maíz, por lo que la alusión a la tortilla de huevo se realiza sin confusión.[10]​ Desde el siglo XV los bocadillos, un «chusco» de pan y algo de fiambre, queso, huevo, tomate o cebolla fueron bastante comunes en algunas campañas, dando origen a la palabra «chusquero». Durante las guerras carlistas se popularizó el bocadillo de tortilla de patatas en el Valle del Ebro. La variante de pepito de ternera se hizo popular entre los diputados de las Cortes de Cádiz, que durante las largas sesiones parlamentarias para redactar la Constitución de 1812, popularmente conocida como "la Pepa", necesitaban un refrigerio con alto valor calórico, pero fácil y rápido de comer. En el África colonial magrebí, (Tanger, Ceuta y Melilla) se le denominaba tradicionalmente entre la tropa «bocata» por la influencia de la población autóctona. En castellano el Diccionario de la lengua española, en el siglo XX, aceptó la acepción usada popularmente en España como «bocata» incluyéndola entre su lista de términos aceptados. Los quintos licenciados llevaban la costumbre de comer «chuscos» de vuelta con ellos. La palabra «chusco» cayó progresivamente en desgracia a favor de la más aséptica «bocata».

Se ha descrito en la región del Río de la Plata el choripán a mediados del siglo XIX en zonas rurales de gauchos.

La denominación bocadillo es similar en otros países europeos como en la cocina italiana que a una variante similar se la denomina panino que emplea dos rebanadas de pan crujiente y lo distingue igualmente del sándwich elaborado con pan blando de molde. En español, la acepción bocadillo en la lengua del siglo XVII[11]​ venía a indicar la palabra más antigua 'bocado', propia de la edad media, que designaba todo alimento de hombres y animales. Hoy en día se entiende con esta acepción, 'bocado' , especialmente a un útil empleado para hacer obedecer al caballo.

En la mayoría de los países hispanoamericanos se denomina aperitivos, tentempiés, matahambres o snacks a diversos alimentos usados como comidas auxiliares, siendo el bocadillo una comida auxiliar, no así en España y en otros países de Europa. En Estados Unidos, la tradición del bocadillo se atribuye legendariamente a la ciudad de Seymour, Wisconsin en la que en 1885 Charlie Nagreen, a la edad de quince años de edad, trabajando en su puesto de comida de la Feria Estatal , debe resolver un problema: sus clientes querían pasear por la feria mientras comían, y necesitaban una forma práctica para hacerlo. Pone un filete de carne picada entre dos panes, dejando así lugar a la variante más conocida de bocadillo: la que sería posteriormente la hamburguesa, aunque desde muy antiguo existen variantes en forma de aro que se denominan roscas.

En Inglaterra, atribuyen a John Montagu, IV conde de Sandwich que, mientras jugaba una partida de cartas «inventó» el sándwich: historiadores ingleses mencionan que hizo el descubrimiento el día 6 de agosto de 1762, debido a que se le ocurrió incluir unas rebanadas de roast beef en unos panes cortados transversalmente.

GastronomíasEditar

 
Bocadillo Italiano denominado panino, con pan blanco (rígido).
 
El muy popular Döner kebab de la cocina turca, hoy en día disponible como fast food en casi todas las ciudades europeas.
 
Rosca de pan, bocadillo en forma toroidal.

En España existen habitualmente una gran variedad de bocadillos, tanto fríos como calientes, algunos de ellos:

En Italia se denominan panini a los bocadillos elaborados con pan rígido, la denominación es igual que la española y diferencian entre sándwich cuando se emplea la elaboración de pan más consistente que el de molde. El propio Shawarma de las gastronomías del Mediterráneo oriental, con sus variantes en el Gyros.

En la cocina holandesa y belga se elaboran bocadillos similares con pan de barra francés (a veces en baguettes) denominados broodjes. Estos contienen diversos contenidos que van desde hierbas y verduras hasta embutidos diversos, acompañados a veces de diferentes salsas.

En AméricaEditar

ArgentinaEditar

Se lo suele llamar simplemente sándwich. Se lo diferencia por no aclarar su constitución como de miga que es como se llama al resto de sándwiches. También es difundida la denominación al pan. Entre los sándwiches mas comunes se encuentran la milanesa al pan, el choripán y el morcipán. La medialuna es un sándwich de croissant, jamón y queso. Un tipo de sándwich consumido en ocasiones festivas son los pebetes.

Costa RicaEditar

En Costa Rica, los gallos hechos con pan, conocidos como pan con..., son básicos en la dieta. Se elaboran principalmente de carne, queso, embutidos, picadillos, huevo, aguacate o una combinación de estos. Usualmente son aperitivos.[12]

MéxicoEditar

Se les conoce como tortas, y pueden venir rellenos de ingredientes diversos, como: aguacate, frijoles, huevos, jamón york, etc. La torta de jamón es muy popular gracias a la influencia de la serie de televisión mexicana El Chavo del Ocho. También existe la llamada torta ahogada, la cual es similar a la enchilada. Se usa el pan llamado bolillo.

VenezuelaEditar

En este país son consumidos principalmente como parte de los desayunos y cenas, ya que es un plato muy ligero. Los panes usados mayormente son la baguette (llamado canilla), hogaza alargada (pan campesino) o panecillos tipo baguettina («pan francés»). Entre los ingredientes típicos de relleno se incluyen: jamón, queso rebanado (puede ser tipo gouda, mozzarella, paisa, americano, munster, etc.), mortadela o salchicha tipo Bologna Salchichón, mantequilla o margarina, queso fundido para untar (Cheez Whiz), queso crema, jamón endiablado (conocido en este país como diablitos), o patés (principalmente pasta de hígado o pasta untable de jamón y queso).

Se hace llamar pan con o bala fría. Cuando se añaden carnes, vegetales y salsas ya se hace llamar pepito. Si se le coloca una salchicha y salsas (ají, kétchup, mayonesa y/o mostaza) se aproxima a un perro caliente.

UruguayEditar

Se los ha llamado de distintas maneras a lo largo del tiempo. Actualmente esta extendido su nominación por definición, ... al pan. Sin embargo, también se le llama por su denominación mas antigua, refuerzo. Otrora se les llamaba preñadas. Los más simples se suelen constituir de fiambres como mortadela, salchichón y queso. Variedades dulces, como dulce de leche, dulce de membrillo, manteca y azúcar. También hay pebetes y medialunas rellenas. Las medialunas se identifican como refuerzo al llamarlas medialuna rellena de similar constitución a una medialuna argentina. También hay refuerzos con ingredientes mas complejos: matambre relleno, choripán, milanesa al pan, pescado y el renombrado chivito.[13]​ Entre los panes, los más comunes son el pan tortuga y el porteño, pero también pueden usarse flautas, catalanes o marselleses.

VariantesEditar

 
Chimos (ximos), bocadillos rellenos y fritos, producto típico en Castellón.

Existe una variedad de pequeños bocadillos (de un tamaño que puede oscilar entre los 10 y 14 centímetros) denominados pulgas que es considerada una variante de la tapa llevada al bocadillo. El tipo de pan empleado en la elaboración de este tipo de bocadillo puede ser desde una baguette, hasta la variedad que se denomina pistola, muy habitual en las panaderías españolas. En las cocinas mediterráneas orientales ha proliferado un bocadillo denominado Kebab que suele llevar carne picada y un contenido de lechuga aliñado con diferentes salsas. Muchos de los cocineros de la alta cocina, como Ferran Adrià apoyan el bocadillo como un elemento gastronómico de gran nivel culinario y han creado una corriente especial denominada bocadillo de autor.

NutriciónEditar

El bocadillo se ha considerado desde los años 1950 como un símbolo de la 'comida proletaria' y posteriormente como un elemento de la merienda. Los elementos nutricionales existentes en los bocadillos necesitan de otro alimento para poder sustituir a una comida, para ello debe ser acompañado de alguna ensalada y si se complementa con un postre que conste en fruta o lácteos.[14]​ Dado que el pan es su principal elemento, el aporte nutricional del bocadillo puede variar en función del tipo de harina elegida para su confección. Dependiendo también del resto de elementos el bocadillo puede ser una comida saludable o todo lo contrario.

LiteraturaEditar

  • Los bocadillos de María Salat, María Salat, ed. Península, S.A., ISBN 84-8307-673-X.
  • Bocadillos, sándwiches y tostas, Joseba Guijarro.

Véase tambiénEditar

ReferenciasEditar

  1. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «torta, 9.ª acepción». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 23 de noviembre de 2018. 
  2. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «refuerzo, 6.ª acepción». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 15 de abril de 2019. 
  3. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «bocadillo, 1.ª acepción». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 23 de noviembre de 2018. 
  4. «bocadillo en España, sándwich en América». Archivado desde el original el 15 de octubre de 2018. Consultado el 15 de octubre de 2018. 
  5. Real Academia Española y Asociación de Academias de la Lengua Española (2014). «sándwich». Diccionario de la lengua española (23.ª edición). Madrid: Espasa. ISBN 978-84-670-4189-7. Consultado el 23 de noviembre de 2018. 
  6. Diccionario panhispánico de dudas, Real Academia Española. «sándwich». Consultado el 28 de junio de 2010.  Indica que el pan es normalmente de molde.
  7. Gómez Font, Alberto (2006). «Sandwich». Donde dice... debiera decir... Liliana Consentino. Áncora. p. 320. ISBN 987-21763-2-9. Consultado el 20 de junio de 2010. «en ninguno de los tres casos [DRAE, Clave, Diccionario del uso del español de América y España] los lexicófrafos tuvieron la suficiente amplitud de miras como para definir la voz sándwich ateniéndose al uso que le dan más de 360 millones de hablantes.» 
  8. Valdivieso, Fabricio. Las Pupusas Un acercamiento científico a un plato tradicional salvadoreño consultado el 10 de abril de 2007.
  9. Salamanca, Elena. Pupusas: entre el análisis y la pasión consultado el 9 de abril de 2007.
  10. arteHistoria Junta de Castilla y León Segunda carta de relación de Hernán Cortés.
  11. Diccionario de Autoridades. Acepción de «bocadillo» como diminutivo de bocado.
  12. Dennis Méndez Howell (1 de junio de 2007). «De gallos y gallitos». Culinaria de Costa Rica. Consultado el 22 de octubre de 2018. 
  13. https://www.elobservador.com.uy/nota/las-delicias-de-la-comida-callejera-2015317000
  14. Sociedad Española de Nutrición Básica Aplicada. Según encuesta a diversos expertos en alimentación.

Enlaces externosEditar